Unamuno, socialista, republicano ( y anti-monárquico ) y masón

Masonería y Derechos Humanos: el “Affaire” Unamuno

Que los Estados asumiesen verdaderamente el respeto de los derechos humanos consignados en las diversas Constituciones, ha sido históricamente; un proceso largo y no exento de conflictividad. Una cosa era su enunciado constitucional. Y otra bien distinta su aplicación concreta o generalizada.

No es extraño, por tanto, que conforme se adquiría conciencia de las deficiencias; surgiesen grupos de ciudadanos dispuestos, en primer lugar, a hacer cumplir las leyes en sus propios términos; en segundo lugar, a reivindicar derechos no reconocidos en su momento por los poderes públicos y por último; a la defensa concreta de estos derechos para sus afiliados.

En base a ello, se creaba en Madrid en noviembre de 1913; La Liga Española para la defensa de los Derechos del Hombre y del Ciudadano y cuyos estatutos van significativamente precedidos por la Declaración francesa de Derechos del Hombre de 1789.

La presidencia de la Liga recayó en una prestigiosa figura intelectual de la España de aquellos momentos; el Doctor Luís Simarro Lacabra, Catedrático de Psicología Experimental de la Universidad Central y, desde 1912 Gran Comendador del Gran Oriente Español.

Al parecer,su designación ya estaba proyectada por un grupo de Barcelona y en ello debió de influir su activa participación en defensa de la libertad de conciencia o la tarea impulsada por Simarro en la defensa del también masón; Francisco Ferrer i Guardia y fundador de la “Escuela Moderna”.

Para evitar que las energías surgidas y desarrolladas durante esa campaña -según decía la circular- acabasen esterelizadas por falta de aplicación, se pensó en la forma de cristalizarlas en instrumentos de acción que de manera continuada trabajaran para hacer respetar, no solo la libertad de conciencia; sino también aquellos derechos individuales considerados inviolables en todo el mundo civilizado.

La participación de los masones en el comité nacional de la Liga, resultó ser bastante medida al objeto de que no pareciese una organización masónica.

No obstante, según los datos aportados por el profesor José Antonio Ayala, de un Comité compuesto por 32 miembros, un tercio de ellos eran masones y la captación de afiliados a la Liga sabemos que se efectuó desde las logias; a partir de las relaciones que el Supremo Consejo mantenía con ellas.

La Liga llevó a cabo una gran labor en defensa de los derechos humanos, bien por propia iniciativa; bien a instancias de particulares o instituciones que precisaban su apoyo.

Una actuación destacada y muy acorde con las ideas de la Orden; fue la campaña emprendida en 1920 en defensa de Miguel de Unamuno. El escritor había sido condenado a dieciséis años de prisión por supuestos delitos de imprenta al haber escrito varios artículos que ponían en entredicho a la monarquía. Luis Simarro, como presidente de la Liga no dudó en enviar una carta de denuncia a los principales periódicos del país; protestando por la medida que se había tomado contra el escritor.

Se remitió a las logias del Gran Oriente una circular del Supremo Consejo para que la carta fuese reproducida en “la prensa afín a nosotros en esa ciudad”.

Como vemos la identificación entre el Gran Consejo masónico y la Liga; no podía ser más completa y la campaña resultó ser una auténtica sacudida para la opinión pública, siendo numerosas las instituciones culturales y políticas que se unieron a ella, como el Ateneo de Madrid, el claustro de la Universidad de Medicina de Salamanca; el Círculo Mercantil e Industrial de Vigo o La Asamblea Municipal de la Unión Republicana de Madrid.

El doctor Simarro se mantuvo en la presidencia de la Liga hasta su muerte en 1921. Para sucederle fue elegido Miguel de Unamuno. En 1923, como sabemos; el golpe de Estado de Primo de Rivera acabó con la Liga y envió al destierro al escritor.

Unamuno se casa con Concha Lizárraga en Bilbao y se traslada a Salamanca como catedrático de Griego de la Universidad de Salamanca. Pero las preocupaciones religiosas siguen siendo vigentes. El 31 de mayo de 1895, escribe a Clarín :

“He seguido con interés la última dirección de usted, su período místico en cierto modo. Yo también tengo mis tendencias místicas. Estas van
encarnando en el ideal socialista, tal cual lo abrigo. Sueño con que el socialismo sea una verdadera reforma religiosa” (Unamuno, 1966, vol 4, p 50). Para Unamuno el socialismo surge de la justicia, o sea de la caridad; debe despojarse de todo dogmatismo porque éste impide el progreso. Toda fórmula y todo concepto dogmático son obstáculos para que el pueblo camine libremente por las vías de lo íntimo y sencillo que en efecto lo llevaría al sentimiento religioso. En un artículo del mismo año publicado en La lucha de clase el 21 de diciembre 1895, el cual versa sobre los fenómenos sociales, es evidente su esperanza de un socialismo libre de dogmatismos a pesar de que recalque la importancia del factor económico:
“Y es que como en la constitución económica reposa la injusticia radical, combatirla es combatir por el reino de Dios y su justicia” (Unamuno, 1966, vol 6, p152).

Documento reproducido de Unamuno donde constata su pertenencia a logias.

-La crisis religiosa de Unamuno-

Según Benítez, Unamuno en una de las expresiones más significativas de la experiencia personal escribe :

Yo no soy ni ateísta ni panteísta. Creo que el universo tiene una finalidad y una finalidad espiritual y ética. Lo que sí le diré es que con argumentos lógicos no se llega más que a la idea de Dios, no a Dios mismo. Ni en ciencia ni en metafísica hace falta Dios. Pero creo en El porque tengo de El experiencia personal, porque lo siento obrar y vivir en mí. Y no me pregunte más de esto que ni es cuestión de razonar ni me gustan las polémicas. Me quedo con mi Dios y le pido que se manifieste a los demás.

(Benítez, 1960, p 399)

-Un tipo en desarrollo o con doble personalidad-

Unamuno decía, en uno de sus escritos, que el Liberalismo era la propia Masonería ( posiblemente porque sabía que dicho subsistema masónico fue anterior al Comunismo ó Anarquismo y al Socialismo, subsistemas estos también de origen masónico ). No obstante, aunque Unamuno constata en un escrito su pertenencia a asociaciones masónicas y logias importantes quita su responsabilidad de pertenecer a ellas, haciendo ver, sin éxito, que solo le mueven los intereses que le producía la coincidencia de otros intelectuales y la promoción de su figura.

Afiliado, en noviembre de 1894, al Partido Socialista Obrero, mantenía una habitual correspondencia con su amigo Pablo Iglesias.

Su pertenencia al Partido Socialista Obrero, hace ver que Unamuno es socialista, es decir vinculado con una rama de la Masonería, en concreto con todo lo que respecta a Humanidades, más aún esto hace que el radical Pablo Iglesias, en el primer cuarto del s. XX, coincida con Unamuno para engañar a sus seguidores, de alguna manera, haciendo que sus aportaciones sean vistas como ambigüas y enrevesadas solo para proteger su estatus de afán de protagonismo en el mundo materialista y sobre todo en la remuneración que conseguía para luego trasladar las indicaciones de Iglesias para captar a gente pudiente afin al Partido Socialista Obrero y así paliar los gastos que suponía la masiva propaganda comunista de referido partido, al mismo tiempo, intentaba atraer al sector liberal más moderado. Resumiendo, Unamuno era un falso liberal y un convencido socialista, que era visto por los radicales como un ” señorito ” idealista, como eran los integrantes de la cúpula de los partidos políticos creados por la Masonería.

En 1935, se encuentra con José Antonio Primo de Rivera, y asiste al primer mitin en Salamanca de Falange Española. Posiblemente Unamuno informaba a los comunistas de las actividades de los partidos e integrantes que se consideraban patriotas, esta información, sin duda, tenía que ser bien pagada, ya que eran frecuentes los altercados y agresiones a las personas que se consideraban monárquicas o tradicionalistas. Y no es casualidad, porque viajaba mucho por toda España y se alojaba en los mejores hoteles de toda la nación, donde tomaba aperitivos con otros intelectuales vinculados a logias, estos a su vez informaban de lo recabado por Unamuno. No es de extrañar ya que su propio domicilio en Vascongadas, mucho antes, era nido de reuniones con masones. Unamuno era ante todo : espía. El Movimiento Nacional Sindicalista de Falange Española tenía como raíz en sus proclamas ” la defensa de España contra la Masonería “. Qué hacía Unamuno en esos eventos exclusivos contrarios a la secta anti-occidental de supra poder financiero ( la Masonería ) siendo él masón y afiliado al PSO. Para evitar esta débil hipótesis se declaró en tiempos recientes que Unamuno era : liberal y republicano.

Documento con información archivada en referencia a la asistencia de evento de Jose Antonio Primo de Rivera

Reclusión
Aunque al principio fue comprensivo con la sublevación del Ejército español que en seguida encabezó el general Francisco Franco, pronto les censuró públicamente: en un acto celebrado en la Universidad de Salamanca, su comentario -“Vencer no es convencer; conquistar no es convertir”, provocó la respuesta del general Millán Astray, ( allí presente ) uno de los sublevados: -“¡Muera la intelectualidad traidora! ( repetía aún ” muera la inteligencia si esta es traidora ” ) ¡Viva la muerte! ( aludiendo a la Legión Española ) ¡Viva Franco! ¡Viva España!”. Sus últimos días los pasó recluido en su domicilio de Salamanca.

Bibliografía y fuentes de consulta

https://www.buscabiografias.com/biografia/verDetalle/1299/Miguel%20de%20Unamuno

La Razón Histórica, nº42, 2019 [37-54]. IPS. Instituto de Política social.
Archivos y repositorio documental de la Univ. de Salamanca. ( GREDOS ) GESTIÓN DEL REPOSITORIO DOCUMENTAL DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA.

Documentos e información de talleres ( logias ) rescatados de la época


Los vikingos ( los piratas normandos )

-El legado del Imperio romano-

El mundo del norte previkingo vio cómo muchos de los rasgos que conformaban su futuro desarrollo sufrieron la influencia del Imperio romano. Fueron los romanos quienes llevaron por vez primera a los anglos y a los << sajones >> de Gran Bretaña, enrolados en sus legiones. Y también a ellos se debe la implantanción del cristianismo y del latín en la Galia al oste del Rin, varios siglos antes que ambos empezasen a penetrar definitivamente más allá del limes. Fue Roma la que determinó que los pueblos germánicos que vivían en la mayor parte de Inglaterra, el norte de Francia, los Países Bajos y el sur de Alemania, fuesen sometidos al intenso influjo de la cultura románica durante los cinco siglos iniciales del primer milenio AD. Construyeron carreteras, y coordinaron un intenso comercio naval a lo largo de las costas y los ríos que unían el mar del Norte y el Báltico con el Mediterráneo y el Levante. [ Mucho antes los feniccios ya poseían bases comerciales permanentes en todo el Mediterráneo y en zonas atlánticas como Lisboa, Galicia ( España ), Bretaña francesa, Irlanda e incluso en la que luego sería Londres, en esta última tres bases comerciales fenicias ]. Establecieron, pues, un patrón de relación entre estas áreas de éxito notable, buena parte del cúal sobrevivió a su retirada a principios del siglo V. Cabe destacar que un hispalense fue el emperador que más expandió el Imperio Romano, llevándolo a los límites de lo que hoy sería Escocia en su parte europea del NO. y al NE. hasta los límites de la ” tierra negra ” en la actúal Dinamarca, en África al NO. más allá de Mauritania y penetrando en Eurasia, aunque de forma efímera para esta localización. Los romanos creían lo que creían los antiguos helenos, que el mundo terminaba en ” Finisterre ” y que era infinito y con bestias de apariencia humana en Eurasia, de igual modo en África septentrional que no tenía interés para Roma excepto para proveerse de mano barata esclava que ofrecían las tribus negras al conseguir intercambiar materiales ” mágicos ” en esas zonas todavía primitivas. No distaba mucho de la zona de Eurasia y de la península de Escandinava, donde hasta el s. I aparecen referencias a estos pobladores que eran descritos como ” primitivos ” sin vestir ni calzar, acaso iban con pieles de animales muertos desconociendo el textil que ya los romanos probaban con la seda. Qué decir del preciado jabón romano conseguido en Cádiz y en Sevilla con unas determinadas hierbas aromáticas de estas zonas, jabón que reconquistadas las zonas por los cristianos en el s. XIII exportan a las islas británicas ( Hist. de Sevilla, Jose María de Mena ). Panaroma muy parecido con las poblaciones celtas en ese siglo aunque aminorado por la interacción de los romanos en la vida de los nativos exclusivamente para el comercio y pactos de ” paz romana “. [ A principios del s. XVI una delegación del rey español, por solicitud de un gran jefe de un clan irlandés, acudió a Hibernia, estos españoles cuentan como son sorprendidos por la precaria vida de los irlandeses, y castigados por las continuas provocaciones de los ingleses y del rigor del clima. Sin apenas utensilios para defenderse en la guerra y con caballos todavía en estado salvaje, describen que los nativos de Erin ( irlandeses ) dan muestra de admiración por los caballeros españoles, de brillantes armaduras, colosales naves, y cañones, dando las gracias por la entrega de : ¡ caballos ! para aprovechar el campo ]. Nota del investigador, aunque se inscribe a los irlandeses y escoceces como bárbaros, normandos o vikingos, sería necesario recordar que estas zonas mantenían su identidad tanto racial como religiosa, es decir eran celtas ( o preceltas ) y cristianos. Para aquella época las zonas con bases comerciales no es sinónimo de dominios vikingos aunque pudiere parecer lo contrario. Los reinos de Escocia y de Irlanda eran ya cristianos antes de la expansión vikinga.

Los romanos fracasaron absolutamente cuando se trató de entender a los pueblos bárbaros del Norte de Europa, ya fuesen irlandeses, pictos, sajones, eslavos o, especialmente, escandinavos. Sus conocimientos sobre estas tribus, periféricas al universo de su imperio mediterráneo, eran francamente escasos. Las riberas del Báltico y la vertiente céltica eran evitadas en lo posible, tachadas de tierras extrañas e inhóspitas, de meteorología impredecible y traicioneras rutas marítimas. Representaban el epítome del barbarismo, algo más tenebroso aún que los espesos bosques de Germanía en los que Varus había sucumbido con sus legiones en el año 9, [ episodio de envergadura ya que al parecer perecieron decenas de miles de romanos, y los heridos sufrieron la antropofagia de los enemigos, operación de menor importancia sufrieron estos romanos y ya con éxito con el apaciguamiento un siglo antes a los judíos en determinadas zonas del Mediterráneo donde vieron también la antropofagia de los hebreos a otras tribus rivales. Muy lejos estaban de alcanzar los germanos del Norte la avanzada cultura mediterránea de los romanos, que en estas fchas. ya instalaban con ladrillos, las casas de los potentados, jefes de campo y centuriones con calefacción y abastecimientos de aguas y alcantarillado, aunque los metales usados, al paso del agua, para estos propósitos, provocaban enfermedades que entonces eran desconocidas para los humanos de la época. ]

Aún así, ” las penínsulas nórdicas daban asiento a una raza de bregados agricultores, pescadores y marineros que conocían bien los peligros del mar y las artes del campesinado. Sus espíritus más audaces estaban ya viajando por todo el mundo conocido y participaban en las redes comerciales que enlazaban el norte de Europa con el Mediterráneo, Oriente Medio e incluso la distante Cathay.

El mundo de las personas admiradoras de esta pseudocultura, que no es más que una prevalencia de modo de vida adquirida como la poseían los francos y otros pueblos germanos, ha querido centrar el foco de atención en las fuentes documentadas, lo cierto y es verdad que hay muy poca información de los ” vikingos “, que conocieron la escritura de forma tardía con respecto a los pueblos mediterráneos o del oeste de Europa, no hablar ya de la propia Grecia. Los vikingos desconocían la construcción de máquinas de guerra terrestres, así la catapulta no era usada por los normandos en sus luchas de sagas o guerras, artefacto que era conocido por otras poblaciones y culturas muchos siglos antes. Esto se debe a que los vikingos no disponían de determinados recursos naturales y la capacidad para conseguir nuevos eran limitados, preferían ” copiar ” ( imitar ) o bien : robar. Pensemos por unos momentos que las cuerdas tan habituales en la vida de los romanos era un artículo de lujo para estos normandos, ya que las propias que elaboraban no resistían las que se fabricaban en centro y sur de Europa, valga este ejemplo para comprender estas limitaciones, otro sería la fabricación de cerámica o el simple ladrillo cocido, que necesitaba de muchas horas de cocción mientras que los romanos lo conseguían secándolos al sol cerca o dentro de sus dominios. Los normandos, por motivos comerciales, empiezan a saber de la vida de los romanos, y llevan estos conocimientos a sus lejanas tierras del norte, algunos llegan a visitar la propia Roma para estos aspectos de aprendizaje. La parte más septentrional del Imperio romano estaba habitada en gran parte por pueblos germánicos que compartían con los escandinavos un buen número de valores comunes —entre ellos el lenguaje y la religión—, así los frisios, los sajones y los francos, que vivían en estrecha vecindad, actuaron como precursores de la navegación y los intercambios comerciales en el mar del Norte a partir del s. V. Hasta entonces no hay referencias de que los normandos fuesen grandes navegantes o simplemente que no temieren al mar.

Lor normandos y el Reino de Asturias

Un texto del cronicón de Alfonso III presenta a Ramiro vencedor en una doble batalla. En cambio, los historiadores musulmanes nos hablan de que León cayó en poder de Abd al Rahman II en 846. Fue en tiempos de este rey enérgico y animoso cuando las naves normandas llegaron a España ( 844 ). Primeramente saquearon Gijón y desembarcaron luego junto al faro romano llamado ” Torre de Hércules “, cerca de La Coruña. El rey reaccionó, avisado por sus ¨pastores e conejeros “, rápidamente contra este nuevo peligro y envío un ejército al mando de sus condes, el cual hizo reembarcar a los hombres del Norte, quienes dejaron en las costas gallegas setenta naves incendiadas. Estos sucesos nos revelan la poderosa vitalidad de la monarquía asturiana, cuyas vicisitudes conocemos tan mal. Pero hay un testimonio aún subsistente de una vida pujante en el pequeño reino. Ramiro I fue un gran constructor. Cerca de Oviedo levantó, sobre el palacio de recreo que poseía la reina Paterna en la colina del Naranco, la bellísima iglesia de Santa María y muy cerca de ella la de San Miguel de Linio. La colina de Santa María de Naranco, con sus dos templos de arquitectura abovedada, gran avance sobre cuanto se construía entonces en Europa, y con su primorosa decoración, en la cual se adivina la mano de obra de los cautivos normandos, es uno de los lugares más sugestivos de España. En este breve reinado ha de datarse también la iglesia de Santa Cristina de Lena. El fracaso no desanimó a los ” hombres del Norte ” de su propósito de hacer España campo de explotación para sus empresas, pero los desvió hacia las costas amplísimas de la España musulmana, más rica y menos defendidas. El emir de Córdoba Abd al- Rahman II, queriendo, sin duda, conjurar el peligro, había enviado hacia el año 821 al rey normando una embajada presidida por el poeta ( recaudador de impuestos, figura habitual en el Islam de la época asiduo a la metáfora ) Yahin ibn-Hacam, llamado por su gracia y su belleza Gazal ( Gacela ), el cual supo ganarse la simpatía de la reina normanda con sus versos, como antes, en ocasión semejante, había obtenido la protección de una emperatriz de Bizancio. Los versos de Gazal debían estar ya muy olvidados entre los piratas norteños en 844, en que, después de su fracaso en Asturias, decidieron a fin de verano atacar Lisboa, cuya situación, al margen de un río, era propicia para su estrategia. Los piratas permanecieron en la ciudad trece días, de continuos combates, y al cabo de ellos navegaron hacia el Sur, buscando ríos que remontar, hasta entonces ciudadelas ribereñas lo suficientemente ricas y desprevenidas. Andalucía advertía los angustiosos mensajes del gobernador musulmán de Lisboa, se conmovió ante el nuevo peligro. Los normandos a quienes los musulmanes llaman machus o idólatras, llegaron a la desembocadura del Guadalquivir y en su mayoría subieron por el río, en tanto en cuanto otros atacaban las costas de la provincia de Sidonia, saqueando sus ciudades, entre ellas Cádiz. Los normandos que habían entrado por el Guadalquivir establecieron su estancia en la Isla Menor ( delta del río ) que forman dos brazos del río y desde allí la temible flota, compuesta ochenta naves, cayó sobre Sevilla, abandonada y desguarnecida, asesinando a cuantos vivientes encontrasen, incluso las bestias, encontraron a su paso y recogiendo inmenso botín que acumularon en su campamento de la isla Menor. En una segunda oleada, la incursión sobre Sevilla no encontraron sino algunos ancianos recluidos en la mezquita y no dejaron de ellos ninguno vivo. Convertidos en jinetes, los marinos normandos hicieron atrevidas incursiones por la comarca. El emir, en tanto, reunía en Córdoba un gran ejército que bajo el mando supremo de su favorito, el eunuco Nasr, cayó sobre los piratas en el campo de Tablada e hizo en ellos una tremenda carnicería, en la cual no hubo cuartel. Los restos de la flota alcanzaron el mar y, después de algún intento sobre las costas de Niebla, sobre el Algarve y sobre Lisboa, tomaron el rumbo del Norte. La amenaza de los normandos pesó mucho tiempo sobre ambas Españas, pero estos normandos no retornarían para vengar a sus hermanos en Sevilla, se cree que fueron miles los degollados normandos, en cambio los cristianos norteños de la península hacían de estos aventureros normandos sus prisioneros.

La gran actividad de la navegación de los vikingos ha sido motivo de debate, se ha querido observar que una demografía especialmente excesiva supuso este aspecto, otro por el abandono de tierras de escaso valor productivo y otro por movimientos de población autóctona hacia las costas. Aunque se ha calculado que alcanzaron alguna vez los dos millones de sujetos, y que llegaron a instalarse unos 80.000 en Islandia ( Foote y Wilson, pág. 53 ), otros investigadores hablan de 20. 000 en la << edad de las colonizaciones >>. Parece ser que el verdadero motivo que llevó a estas aventuras de saqueo y centrada en la piratería era simplemente en buscar una promoción de fama y logros para los jefes de las tribus vikingas, parece ser que un simple ” hersar ” ( noble de indistinta familia o bastardo ) podía conseguir tierras con sus pobladores aún desconociendo estos que ya tenían un nuevo señor al que servir, y esto hacía como una rueda interminable que aparecieren guerras y conflictos, provocando hambrunas, y esto a su vez que los campesinos optaran por la idea de conseguir sustento para imitar a los que habían agredido a su pueblo, una especie de carrera para contentar a los jefes vikingos, de ahí se puede entender mejor el abandono de tierras que no podían ser explotadas.

Se desconoce realmente hasta cuando los normandos ( vikingos ) manufacturaron su primera moneda, porque existiendo el Imperio romano no tenían, y todo parece indicar que piedras y trozos de metal sin pulir servían de intercambio entre la población, el propio botín de las expediciones servían en ocasiones para los nobles normandos para hacer pagos o intercambios, metales que solo pulían con piedras de obsidiana y entre estas para usarlas para las saetas. Es decir desconocían la fundición para otros trabajos. La fundición, como tal, aparece en estas poblaciones através de la influencia romana, se cree que hasta el s. V ó s. VI no conocían este tipo de tratamiento de los metales, que ya los germanos instalados en el S. de Europa perfeccionaban al haber recibido esta influencia directamente de las poblaciones celta-romana y que los romanos habían conseguido adoptar por influencia de la antigua Grecia y antes estos por los comerciantes de raza blanca de los feniccios, así no es nada extraño que a las poblaciones celtas del N. de España fueron designadas por los feniccios como ” íberos de las canteras ” ( cántabros ) que con el paso del tiempo aprovecharon y amoldaron al latín antiguo, aunque mal traducido ( tierra de conejos ) para bautizar a Hispanie realmente por su traducción más precisa : ” tierra de ( donde se funden ) los metales ” ( Iberia ). Como la fundición, los vikingos copian para la navegación, el uso de la vela, es entonces que se puede valorar un desplazamiento adecuado para la hipótesis de traslado de grandes cantidades de gente o simplemente constante transplante de población a Islandia en la temprana Edad Media ( J. Haywood, pág. 73 ).

Los vikingos se hacen con gran parte de las islas británicas, pero aparecen zonas, mayormente, en Irlanda, donde son permitidos exclusivamente para mantener bases comerciales, estas bases recibían habitualmente misiones de castigo de los irlandeses cuando trataban de sobrepasar los permisos concedidos por los irlandeses. También sufren los vikingos una paralización de sus expansiones en Escocia, kenneth MacAlpin, que supo unir a pictos y escoceces en el 844, resiste un gran empuje vikingo. Zonas del Irlanda del NE. se alían con los vikingos y otras de igual forma en Escocia diviendo las tierras entre celtas y vikingos, los reyes escoceces y según los intereses de estos negocian con los vikingos y con los anglos participando en numerosas batallas en contra o a favor de los vikingos con respecto a los anglos. Se puede decir que la gran parte de Irlanda no fue afectada por los vikingos durante el ciclo de campañas bélicas y que los irlandeses como los escoceces consiguen mantener su identidad tanto cristiana como racial. Y esto no es nada baladí, pues recientes estudios científicos referentes al ADN, y en concreto a determinados haplogrupos en esas zonas localizadas lo aseveran ( Ref. haplog. R1b ) ( 1 )

La reciente teoría del descubrimiento de América por los vikingos

No hay evidencia científica, alguna, que pueda acercar esta posibilidad tan remota, no solo por las aportaciones de interpretaciones de textos antiguos ( las famosas sagas islandesas hablan de que viajeros del N. llegaron a tierras lejanas ) también para restos arqueológicos, recientes, supuestamente encontrados en las costas del Este de Norteamérica, que tras aparecer con ” mucho bombo y platillo ” se difuminaron al poco, pues se efectuaron ensayos y pruebas de ADN y detectaron que estos grandes hombres que se creían vikingos eran : occidentales, de zonas como Portugal, España, Francia, Reino Unido, etcétera. ( 1 )[ R1b ] Y, las propias, que no hay referencias plasmadas de estas tierras descubiertas y el mayor motivo de que ni siquiera en 1492 sabían de la existencia de tierras más allá de ” Finisterre “, acaso las Azores y las Canarias como algo simbólico ya descubiertas por los europeos occidentales muchos años antes, más de un siglo antes los lusos descubrían y tomaban referencias de toda la costa africana por su parte occidental antes los castellanos, con ayuda de los aragoneses, dibujaban, de forma precisa, en mapas, todo el N. de África. Este desconocimiento y miedo de los vikingos por adentrarse más allá de ” Finisterre ” se comprobó con sus preferencias de navegación y asentamientos previamente en Islandia ( que ya conocían los vascos cazando ballenas ), hasta época posterior en los mayores ataques y saqueos a las costas occidentales, optando los normandos por penetrar por el Estrecho de Gibraltar y seguir preventivamente la ruta segura que los europeos del S. ya conocían hace siglos, llegando hasta Grecia y llegando a Odesa, para seguir hasta lo que sería hoy la zona septentrional de Europa del Este, estos vikingos, con cientos de naves, y cargados de botín y esclavos blancos ( europeos del sur ) se instalan y crean nuevas bases, a la mayor la llaman : << russkya >>, creando nueva descendencia con la población eslava, que pronto se extendería en demografía.

Rusia

Staraja Ladoga = desde c. 760 : incendiada en 860, pero reconstruida y fortificada.

Novgorod, Kiev, etc. = c. 860.

Bulghar ( en la confluencia del Volga y Kama ) : límite septentrional de los árabes ( c. 775 ). Muy importante ya en 921, como punto final de la ruta caravanera desde Oxus.

Desde el año 944 una flota anual desciende por el Dnieper ( Kiev, Novgorod, Smolensk ) hasta Constantinopla cada junio.

— Comercio con Bizancio roto entre c. 550-750/770 ( p. ej., aparte de las vías desde Alemania ) debido especialmente al auge del Islam c. 650 pero reabierto por los Rus hasta 960 ( o antes ), cuando Alemania empieza a dominarlo, y las incursiones en el Volga son detenidas por las tribus locales. Cabe señalar en c. 910 la llegada de monedas de plata afgana vía Bulghar ( p. ej. esquivan a los Khazars ). La expedición de Ingvar en 1041 es una última apuesta desesperada.

Se cree que los vikingos llegaron a innovar con los barcos, los dotaron de mayor capacidad de transporte y más resistentes, esto supuso que apareciera la idea de realizar travesías por cualquier mar o incluso que llegar al fin del mundo era posible. Así, en el año 1024, fcha. tardía para las exploraciones vikingas, se supone que Thorarin Nefiolfsson llegó a Islandia sólo cuatro días después de dejar Møre en Noruega, cubriendo una distancia de unas 600 millas a una velocidad de entre seis a siete nudos ( The Olaf Sagas [ Las Sagas de los Olafs ], p. 261 ). ( Sin duda los vikingos se convirtieron no solo en las mayores navegantes de toda la historia sino en batir records, pues 7 nudos son 12.964 kilómetros por hora y 600 millas son 965,6064 km ). En la Cristiandad europea, en sus reinos cristianos se propagó la idea de ” allí solo hay monstruos marinos y, finalmente un precipicio al infierno ” ( Libro de las Maravillas, Mandeville ), siendo reinos cristianos gastaban una cierta permisividad con asuntos desconocidos y misteriosos de la época, por eso y por más el que llegaría a ser almirante de Castilla, Cristóbal Colón intentó con poco fortuna que le escucharan en varias cortes europeas, en alguna expulsado o simplemente sin consideración, en otras tachado de loco, por decir que la Tierra era redonda y que había más tierras cruzando el charco, naturalmente con las limitaciones básicas al confundir las Indias, una ruta más corta, con algo más grande ; el Nuevo Mundo. Ni siquiera tuvo la oportunidad de desplazarse a otros reinos cristianos ya que corría la voz de que un loco quería suicidarse gastando dineros de los reyes. Aunque el primer periódico comercial fue creado por los españoles en América, si hubieren existido estos en la península escandinava en el s. XV habrían rechazado este descubrimiento ó al menos habrían dado poca credibilidad al gran evento mundial hasta pasado varios años.

Los vikingos, en resumen, no son más que una facción de los pueblos germanos instalados o llegados a Escandinavia, que luego consiguieron ampliar con bases piratas en zonas permanentes como fueron Países Bajos o Islandia posteriormente, de ahí : normandos. Antes en la península escandinava tuvo que aparecer un fenómeno que propicia pensar que hubo guerras civiles entre tribus o clanes. Es por eso que francos, suevos, ostrogodos, visigodos, lombardos y algo más tardío los vándalos y alanos ( estos más cercanos a los vikingos que llegarían siglos más tarde ) intentarán buscar zonas de aprovechamiento de forma fácil, el contacto de estos pueblos germanos con la población celta-romana convino una adaptación que derivó en algunas ocasiones en formalizar la herencia de los distritos o regiones romanas, aunque al comienzo sin mezcla racial, caso de los galos ( francos y ostrogodos ) caso de los hispanos ( suevos y visigodos ), caso de los italianos ( lombardos ), etcétera. De esta manera vemos como alanos y vándalos no se adaptaron y siguieron con la primitiva idea de hacer botín y rechazar la herencia romana y por tanto ya cristiana, estos vándalos junto con alanos traspasaron las fronteras de Europa instalándose en lo que sería hoy parte de Argelia y Túnez, conformando un reino de piratas germanos, desde aquí estos mismos atacaban asiduamente las costas del S. de Europa llegando hasta la propia Roma ya custodiada por los germanos cristianos. Se mantiene la sospecha de que estas prácticas de los alanos y vándalos dieron lugar a la cultura de los ” vikingos ” que antes de desaparecer los originales supieron de sus aventuras y las imitaron, y no solo los habitantes de la península escandinava también las masas del incipiente Islam que llegados a esas zonas de Vandalia en el N. de África imitaron sus costumbres creyendo que los europeos eran todos vandaluces, así llamaban a los europeos y así referían a Europa los musulmanes ( hoy sería algo parecido al térm. de ¨ Vandalucía ¨ Van- hand- lus, según refiere Jose María de Mena, para al- Andalus, en algunas de sus obras ) antes de ser convencidos por los judíos expulsados de Hispanie por el Imperio Visigodo hacía décadas, s. VII ( Hist. de España, Menéndez y Pelayo ). En ese tiempo tanto los germanos afincados en el N. de África eran de raza blanca al igual que las masas de musulmanes que iban extendiéndose hasta la todavía bizantina Ceuta, arrastradas ya sí de esclavos negros y elefantes. Los vikingos desaparecen oficialmente con la entrada del Catolicismo en Escandinavia, en concreto a los pocos años del s. XI, quien robase o hiciera actos de piratería los propios reyes escandinavos le daban muerte. No obstante quedaron algunos reductos de estos vikingos que con el paso de las décadas fueron diseminados hasta su expulsión. Es decir, los propios reyes escandinavos, ya católicos y romanos rechazaron esta pseudocultura y jamás oyeron hablar de tierras más allá de Islandia o las Azores. Panorama similar en los reinos << russkyes >> o eslavos.

{ Polít. En el s. XX, posiblemente por la desinformación propiciada por la Masonería y el mundo de la Enciclopedia*, aparecen muchos simpatizantes del NacionalSocialismo inscribiendo a este movimiento de no católico y promocionando por encima de todo la herencia ” vikinga “, haciendo ver que los alemanes llevaban la cruz gamada por distintos motivos, lo cierto y es verdad es que A. Hitler acordó respetar todas las religiones y creencias en la Alemania NS, pero él, como austríaco, se declaró un férreo y ferviente católico, y que el Movimiento NS tenía como referente a la religión cristiana, veía en Roma su ideal tanto espiritual como histórico. }

-La vida de los vikingos-

Poco o muy poco se sabe de estos pobladores, lo que sí es que adoraban a varios dioses, paganos todavía, rechazaban toda religión que no fuese la de Thor y Odín, aunque había otros más. Los hombres se iniciaban, parece ser, en el arte de la guerra a pronta edad, y se casaban antes de los catorce años de edad, aunque algunos nobles prohibían posiblemente este contacto marital hasta que el vástago no consiguiera méritos sea en la batalla, en juegos castrenses, o bien con la adquisión de regalos al noble ( o al propio rey ). Aunque ha sido objeto de difusión por la industria jolivudiense, en el cine, con abundantes películas, de la realidad a la ficción parecería que dista una gran parte de este dibujo. Los vikingos hacían :

¡ sacrificios humanos !,

tal que una o varias doncellas eran entregadas en sacrificio para las correspondientes y habituales ofrendas a los dioses. Estas eran quemadas vivas, antes adornadas y recubiertas de adornos floreados, siempre en presencia de una multitud, es decir, ante los ojos del pueblo, fuesen niños, familiares o sus propios hijos. Se desconoce el ámbito o rango que estas ceremonias adquirían, se comprende que las designaba el rey a propuesta de otras personas o bien ellas mismas, al no saber a ciencia cierta esta modalidad de sacrificio se entiende que era una designación de la autoridad local. Los varones que eran encontrados practicando la sodomía eran ajusticiados y posteriormente se les daba muerte. Careciendo de detalles que amplien esta información científica, se cree que a los sospechosos de practicar la homosexualidad ( sodomía o lesbianismo ) se les castigaba con amputación de manos o piernas. Tampoco se sabe a ciencia cierta si estos hechos llegaron a alcanzar las zonas de los musulmanes a los que sea o no por casualidad se les convocó con el nombre de : ” machus “, que hoy el marxismo cultural se ha apropiado el térm. para manipularlo haciendo referencia al supuesto supremacismo masculino especialmente y casi exclusivamente vinculándolo al mundo occidental o a la raza blanca, se dice manipular porque no se ha comprobado perfectamente si hay una correlación técnica y científica con el significado del térm. Las mujeres en edad fértil solían tener más de cinco hijos, nada fuera de lo habitual para la época fuese o no Europa, pero se cree que había una notable ausencia de higiene corporal que era suplida con aceites fácilmente disponibles en determinados lugares, así como la sales, y por consiguiente para esta época unas cifras altas de natalidad no eran sinónimo de aumento de la población, eran habituales las pestes o la ya guerra, por no hablar de las precarias y primitivas condiciones de vida. En las expediciones se cree que no viajaban las féminas, y si las hubo alguna vez fue de forma simbólica por encargo de los reyes vikingos, estas tenían prohibido entrar en combate parece ser y la vida de ellas se centraba en la familia y el cuidado de los hijos. Las poblaciones donde se cree que estaban localizadas se hallaban en zonas de valles o bien a las espaldas de las montañas, parece ser que muchas poblaciones ( ya era de expansión ) se concentran en las costas o próximas a ellas, es decir los vikingos eran pueblos que vivían preferentemente del mar y pocos dedicaban sus esfuerzos para las labores del campo o de la ganadería. La caza era el principal sustento logístico de los vikingos, consumidores habituales de carne de mamíferos alternando el producto de la pesca, esto unido a un abundante consumo de leche hacía que alcanzaran con tan excelente alimentación la media de dos metros de altura, que otros pueblos referían a los vikingos de ” gigantes “, débiles teorías que se suavizan con el consabido asunto de que no sufrían amenazas de otras culturas y mantenían una férrea defensa de sus costumbres durante siglos. La forma de administrar sus vidas se basaba en el ciclo militare, es decir, al modo de rangos o categorías de los varones, oficios y castigados. Se desconoce si los vikingos hacían esclavos con sus propia gente, pero sí se sabe que hacían esclavos al conseguir botín o atacar a otras culturas, por ello negociaban un rescate, casi siempre con los cristianos. Los judíos, cristianos y musulmanes tenían prohibida la entrada en sus dominios, solo una dispensa de un noble o un rey y temporalmente permitían la efímera estancia, imaginándonos este supuesto siempre bajo la atenta mirada de los nativos. Poseen astilleros avanzados, aunque al principio se cree que los barcos sucumbían cerca de las costas, de ahí la tardanza en llegar a Islandia donde ya había bases comerciales permanentes de vascos en el s. VI. ( Hasta hace muy poco los vascos eran vistos como un peligro para los islandeses, ya que creían, como tradición, que querían recuperar sus tierras o mantener este negocio de pesca, desconociendo la gente en Islandia que la presencia vasca es más antigua de la que se ha dicho ). Los vikingos daban por perdidos a los que eran capturados por el ” supuesto ” enemigo, no se conoce un canje de prisioneros y sí pago de rescates por los cristianos capturados, tanto en Francia como en España, estos trueques con dinero y con cautivos terminaban casi siempre con los vikingos secuestradores hechos prisioneros por los cristianos. Al poco de la Reconquista en España se observó un caso llamativo, de capturar a cientos de vikingos que mantenían presos a cristianos galos, los astures liberaron a estos cautivos y los entregaron al rey de Francia, y los secuestradores fueron hechos prisioneros. De la mismo forma, ya autóctona, en Francia, zonas invadidas temporalmente por los vikingos los galos fueron liberados por el rey y nobles de Francia convirtiendo a los vikingos secuestradores en presos. Un caso posterior se dio en Hispanie, un noble cristiano fue capturado en una incursión vikinga, con él decenas de cristianos a su cargo, este noble era importante para un rey cristiano y dispuso un ejército para liberarlos, pagando el rescate y luego haciendo prisioneros a los vikingos secuestradores. Es decir, los vikingos carecían de un mínimo de : moral, acaso ética, en comparación a los reinos cristianos en Europa en ese tiempo. Desconocían las leyes del Der. Romano, la guía del reino era el rey y lo que decía el rey había que hacerse, el propio rey ordenaba el ataque a las inofensivas iglesias y ermitas ( Irlanda, Francia, Gales, etcétera ). En el campo de batalla eran prácticos, saqueaban y mataban antes de que el enemigo pudiera defenderse, si lo hacía era sinónimo de abandonar la empresa vikinga. Utilizaban armas contundentes y pesadas, algunos llevaban espada de una forma particular y el arco no era habitual en esta gente vikinga. Aún de que no solían llevar prenda de protección de la cabeza y mucho menos : cuernos. Aunque aparecen documentos que informan de que algunas tribus sí llevaron cascos de metal, posiblemente adquiridos en botín. Dejaban a su suerte, como se ha dicho a sus partidarios, si lo indicaba el jefe de la expedición al parecer esto estaba pactado previamente, antagónico aspecto de los cristianos, aunque hay casos de fuerza mayor en Hispanie, durante la invasión musulmana, donde los reyes de Asturias dejaron a su suerte a las mujeres sospechosas de haber sido contaminadas por los invasores musulmanes ( como fue el caso de las zonas interiores de lo que sería hoy Extremadura ), en cambio los varones cristianos eran salvados, así se aseguraban los cristianos del N. de Hispanie la futura férrea defensa y avance de la Reconquista ( una mujer en una zona invadida no era bien vista que regresare a una zona segura de cristianos ya que entendían que podría haber sufrido contaminación por razas no blancas ). Se cree que los originales y principales vikingos que llegaron a asentarse en el N. de África dejaron desierto de árboles grandes extensiones, acostumbrados a trabajar con la preciada madera, era su principal materia prima. Las casas de los vikingos se distribuían en nombres muy concretos, al estilo de barrios con un jefe del clan o tribu, con casas de madera resistente para los fríos inviernos, las zonas defensivas estaban localizadas en el perímetro de las poblaciones nunca de forma interior, y, se basaban en zanjas con puntas de lanza hacia arriba, lo que propiciaba de alguna manera la caza menor. Estas zonas defensivas estarían prohibidas permanecer o ser visitadas por la población, es decir, eran poblaciones aisladas, y el poco acceso que tenían venía por la cercanía del mar, la costa, si fuere. Se desconoce el tiempo de elaboración de una nave pero hay documentación que se aproxima a la valoración de que en tres meses podían construir uno o dos barcos de indistinta o desconocida dimensión. Las naves encontradas, que se conservan, como restos de la época, depositadas en algunas universidades, documentación de ref. en los años de 1970, se cree que la mayoría o las más antiguas carecían de mastil o carajo, solían medir entre veinte a treinta metros de longitud, con una anchura aproximada de dos o tres metros, difícilmente en un día de tormenta severa hubieran podido alcanzar más allá de las Azores o ni siquiera partir, lo mismo ocurría con los barcos de los cristianos y de los musulmanes, ya con velas, estos últimos hicieron una intentona, con una flota, con agua calma y sucumbieron al tratar de alcanzar las costas gallegas en verano, sirva de referencia, según documentación de la época y diversos autores de investigación. En cambio antes del s. V los cristianos del Norte de España ya llegaban con sus barcos comerciales a las islas británicas y viceversa. ( Hist. de España, Cortázar ).

Todas las culturas han intentado elevar su identidad a puntos máximos, para ellos algunas veces han incluido todo tipo de aspectos sobredimensionados y con metáforas, a eso hay que añadir las limitaciones consabidas hoy de aquellas épocas, así los romanos elevaban sus victorias a puntos casi inmortales, lo mismo ocurría con los poetas musulmanes ( que casi siempre eran recaudadores de impuestos, inscribiendo a censados en reinos cristianos en permanente lucha ), quizá ya convertida en propaganda de guerra en el s. XX con cifras asombrosas ( había más fallecidos de una etnia o religión que gente preexistente de esta ) y, así con un sinfin de asuntos. Alguno que otro resabio apostado al ver estas conocidas características aportará su granito de arena atacando al Cristianismo con la multiplicación de los peces o andar sobre las aguas o mover montañas con la fe, ya no hablar de abrir un valle y retirar las aguas, sin distinguir ejemplos con invenciones, pero lo que sí está claro que el investigador necesitará siempre adaptar esta información, científica, con todas las fuentes posibles de información fidedigna, y, al mismo confeccionar las limitaciones objetivas propias a las que llega para finalmente propiciar la aproximación a.

Bibliografía

LOS VIKINGOS, EL TERROR DE EUROPA, ( t. orig. Viking. Art of war ), Griffith, P. – Barcelona, 2004 y 2013.

Pérez de Urbel, J., y Arco y Garay, R. del : España cristiana ( 711 – 1038 ) en Hist. de España, dirigida por Menéndez Pidal, vol. VI, Madrid, 1956

García Tolsá, J. : El mundo de los invasores, Hist. Económica y Soc. de España y América, vol. I, Barcelona, 1957,

Entre otros autores más de investigación, extractos de.

Tesla, ludópata, alcohólico, feminista, masón, eugenista, comunista y amigo del plagio

Nicolás Tesla.

Tesla decía que :

el alma no existe “.
El budismo y el Cristianismo son las religiones más auténticas del mundo “.
La radiación no daña a las personas “. (… )

Travestido de una persona ¨ solterona ¨, su repudio a las mujeres era más que evidente, las evitaba. En sus círculos, para la época, esto era sinónimo de persona homosexual.
Gay.
Pro-feminista.
Vegetariano.
En EE.UU siempre vivió en hoteles.

Tesla fue un defensor de la procreación selectiva autoimpuesta, creyendo que los que no son aptos para reproducirse deberían de ser esterilizados.

El único método compatible con nuestras nociones de civilización y la raza es para evitar la cría de los no aptos por la esterilización y la deliberación guía del instinto de apareamiento. … La tendencia de opinión entre los eugenistas es que debemos hacer el matrimonio más difícil. … Un siglo a partir de ahora no más se le ocurren a una persona normal para aparearse con una persona eugenésamente no apta que para casarse con un criminal habitual. ” ( sic, Tesla )

Intentos de plagios, se conocen al menos varios. Uno que denunció el propio Edison, su empleado aprovechó los experimentos que realizaban en la empresa para idear un sistema alternativo a la corrienta continua, que no dejaba de ser : continua. Otro con el famoso inventos Marconi, que luego por las presiones de la Masonería concedieron el reconomiento a Tesla como el inventor de la comunicación por radio, pero sin haber demostrado este procedimiento que Marconi perfeccionó y evidenció ( sus comunicaciones cruzaron el océnano Atlántico, en cambio Tesla no pasó de encender unas bombillas a unos metros de distancia con un interruptor ). Nikola Tesla, en 1893, logró producir la transmisión por radio a distancia, ” pero antes de la presentación su laboratorio, por accidente, se incendió “. Guillermo Marconi, el 02 de julio de 1897, en Inglaterra, obtiene la famosa patente 7777 que lo acredita como el inventor de la radio. En 1901 Marconi presenta la patente por la radio en EEUU, pero es rechazada por considerarse una copia de la radio de Tesla. Heinrich Hertz, en 1888, produce y detecta las ondas de radio. Alexander Popov , desde 1890 continuó los experimentos de Hertz. Construyó el primer receptor de radio en 1894 y lo presentó ante la Sociedad Rusa de Física y Química el 7 de mayo de 1895. Por último, en el caso 369 de la corte suprema de los EEUU, correspondiente al proceso seguido por la prioridad intelectual de la invención de la radio, la corte norteamericana, en el año 1943, fue enfática al concluir que no fue Guillermo Marconi sino Nikola Tesla quien inventó la comunicación por radio ( en EE.UU ). Con esta resolución se daba por terminada esta disputa de medio siglo. Einstein y Tesla eran habituales conocidos, de la misma ” escuela “, y el plagio siempre estaba muy presente, no obstante Tesla mantenía una postura distante y esperaba que sus contactos resolvieran estos pormenores de certificación. El propio Tesla llegaba a decir que ” lo que se vendía como ciencia no era tal “. Algo de razón llevaba.

La primera de las ideas falsas y muy extendidas es que Edison robó a Tesla y no le pagó los 50.000 ( en otros documentos se dice 60.000 ) dólares prometidos por los trabajos que desarrolló para él. ” Tesla estaba trabajando para Edison y era uno de los empleados mejor pagados “, nos cuenta Paul Israel, historiador y director del proyecto que custodia los papeles de Edison. ” La historia que Tesla cuenta después es que el superintendente de la compañía de Edison le ofreció el dinero por mejorar el sistema de lámparas de arco, lo que él ciertamente no estaba en condiciones de ofrecer a Tesla y nunca le habría ofrecido el propio Edison “, apunta. ” No creo que Edison robara a Tesla “, añade Carlson. ” Eso sobresimplifica una historia mucho más interesante. Es verdad que le pidió que trabajara en un nuevo sistema de iluminación y lo desarrolló. Pero aquel invento nunca se puso en marcha “.

Por otro lado, la única fuente de esa historia es la palabra de Tesla, quien explica que le dijeron que se trataba de una broma [ una ” frase hecha ” la confundió con un acuerdo verbal ]. ” Los documentos que me han llegado a mí dicen que Tesla trabajó en el laboratorio de Edison y se marchó enfadado. Después, contactó con otras gentes de negocio y les convenció para crear otra compañía << con aquellas ideas >>, así que ¿ quién estaba robando a quién ? “.

Es decir, lo que se atribuye a Tesla, negligentemente, son plagios, trabajos que iba acumulando allí por donde iba, se movía en un campo determinado de la ciencia y, que ya con grandes posibles se producían sin dificultad. Convenciones, Ferias de Muestras, y reuniones de científicos estaban en la actualidad de las noticias de aquellos años. Y Tesla nunca faltaba a estas citas tan importantes.

Hipocondríaco, tenía la manía de lavarse las manos constantemente. Despidió a una secretaria por padecer obesidad, así consta como único motivo. << Prefería los números divisibles por tres y sólo se quedó en las habitaciones de hotel divisible por tres >>. Esto tenía que ver con su pertenencia a la Masonería o con sus patrocinadores masones.

En 1874, Nikola Tesla evitó su reclutamiento por el ejército austrohúngaro huyendo a Tomingaj, cerca Gracac. En 1875, se matriculó gracias a una beca en la Escuela Politécnica de Graz, Austria. Durante su primer año nunca perdió una clase y obtuvo las calificaciones más altas posibles. Al final de su segundo año de estudios perdió su beca y se convirtió en un adicto a los juegos de azar. Durante su tercer año se jugó el dinero de la matrícula. Nunca se graduó en la universidad y en diciembre de 1878, dejó Graz y cortó relaciones con su familia tratando de ocultarles el abandono de los estudios. En enero de 1880, dos de ” sus tíos ” reúnen dinero suficiente para enviarlo a Praga donde tenía intención de estudiar en la universidad, pero por desgracia, llegó demasiado tarde para inscribirse habiendo gastado el dinero enviado ; además no estudió griego ni checo, asignaturas obligatorias. Nikola Tesla asistía a conferencias en la universidad, aunque, como auditor, no recibió nunca calificaciones de los cursos. Impartió cursos de mecánica sin poseer título.

Desarrolló ( pero no inventó ) el motor de inducción de corriente alterna, eliminando el conmutador y las escobillas de encendido de los motores de corriente continua e introdujo mejoras en el campo de la transmisión y generación de energía de corriente alterna, constatando que tanto la generación como la transmisión de la misma se podían obtener de forma bastante más eficaz con una corriente alterna que en el caso de la corriente continua, la más comúnmente utilizada en aquella época. Los derechos de ese invento, trascendental en esa época, fueron cedidos por el inventor estadounidense George Westinghouse, para el que trabaja Tesla, que mostró el sistema por primera vez en la World’s Columbian Exposition de Chicago (1893). Dos años más tarde los motores de corriente alterna de Tesla se instalaron en el diseño de energía eléctrica en embalses de EE.UU y llegando a zonas de las cataratas del Niágara.

Se cree que su progenitor perteneció a una pequeña logia con sede en Yugoslavia. Esta referencia permitió que el gran niño Tesla dejase su afición por el dibujo y se dedicara a los estudios en universidades, ya con un padre que empezaba a conseguir una economía más holgada. Con el tiempo facilitó la obligación de estudiar carreras y estudiar idiomas ( al menos seis, aunque solo hablaba dos ). Tesla padecía miedo a su padre, se podría creer que sus convulsiones y ataques epilépticos podrían tener algo que ver con esta educación estricta a la que no faltaban palizas por ” ser alguien ” ( su familia era ortodoxa ), una muerte de su hermano fue atribuida a él . Descrito como una persona alta, estaba encorvado casi todo el tiempo. Le propusieron pareja, tuvo ofrecimientos pero negaba planes de matrimonio con hijas de familias adineradas, siquiera relaciones con mujeres. Una ” mujer dentro de un hombre “, así podría entenderse la férrea defensa del Feminismo de Tesla, como otros sujetos de la época, sabían que esta era una oportunidad única para penetrar socialmente la homosexualidad en todo ámbito de poder. Y la Masonería fomentaba este tipo de aspectos ya vinculados al libertinaje.

Defender al Feminismo era la misma causa de los homosexuales varones, ya que decir en público que era gay podría causar desconfianza en sectores aún no independientes de la Masonería. Esta idea estaba muy extendida en los círculos de los ¨ rotarios ¨, en los clubes elitistas de muchas ciudades norteamericanas ya se promocionaba el nombre de Tesla como invitado. Trabajó siempre para oligarcas masones o bien para las empresas de estos supervisadas por masones, como Edison. ( Véase la guerra de las corrientes, que da algunas pistas de algo más concreto que la energía, también de ideas rivales dentro de las logias ). Recibe financiación de JP Morgan y otros delegados masones para proyectos variados. No se conoce que hubiera pagado nunca una estancia en un hotel y siempre iba ” de punta en blanco ” a todo evento, habitualmente con guantes blancos y sombrero. Esta consideración aumenta al trabajar para George Westinghouse ( famoso masón de la época ). Tesla firmó un documento donde cedía todo logro conseguido en el área de trabajo de la empresa, y al trabajar en el motor de inducción de corriente alterna, eliminando el conmutador y las escobillas de encendido de los motores de corriente continua e introdujo mejoras en el campo de la transmisión y generación de energía de corriente alterna George Westinghouse mostró el sistema por primera vez en la World’s Columbian Exposition de Chicago (1893) en logro de su equipo de científicos nunca de la exclusivad de Tesla. Al ser preguntado por los colaboradores del invento, Westinghouse refería que << entre su equipo >> había colaboradores extranjeros, estaba Tesla. A partir de ahí, Tesla consigue una fama notoria y se autopromociona, personalmente, con logros que no eran exclusivos de él. Los que escriben de su vida, dicen que llevaba un séquito consigo, tenía secretarías particulares, asistenta, ayudante y relaciones públicas. Recibía aprox. unos mil dólares al mes ( unos veinte mil euros para la época ), tramo al abandonar la compañía de Edison, donde consiguió aportar sus ideas aprovechando los materiales e instalaciones de este. No pagaba gastos de permanencia allí donde iba, una tarjeta de visita VIP, que llevaba siempre consigo, le abrían las puertas. Su aburrida vida le lleva por hacer escapadas, o como otros autores describen ya como ” locuras “, irse a sitios remotos y olvidarse de toda ciencia, para luego retornar a su antigua vida cómoda huyendo de la selva, la montaña y los mosquitos. Aunque numerosas mujeres intentaron conseguir su afecto jamás mantuvo relación con alguna de ellas. Muy pendiente de todo lo relacionado -con las corrientes- llegó a decir que recibía mensajes de radio de los extraterrestres, pero nunca de Marconi.

El Marxismo Cultural lo aupa como referente para mantener el desconcierto en Occidente, una persona gay, inventor, comunista, masón y creyente en los extraterrestres. Nada extrañaría que la Masonería hubiere presionado décadas antes a la Justicia, para concederle la exclusividad de patentes e ingenios contra los legítimos autores preexistentes, antes en la I Guerra Mundial luego con la SGM.

Tesla simpatizaba con Stalin.-

Los temores se ven agravados por las acusaciones de que más de 1000 nombres han sido eliminados del catálogo de corresponsales por razones desconocidas. Josef Stalin era uno de esos corresponsales, y una carta que escribió invitando a Tesla a la Unión Soviética, que se sabía que se conservaba en el Museo Tesla, ya no está allí.

( Biblioteca Tesla, en Belgrado, archivos y catálogos del Museo Tesla, a partir de abril de 1996. )

No es nada inusual que aparezcan obras literarias como ” Tesla against Hitler and Stalin ” / Tesla protiv Gitlera i Stalina (Russian) Hardcover – January 1, 2010.

El rayo de la muerte.-

Tesla ofrecía un método para acabar con Alemania. Contacta con Neville Chamberlain ( masón ), de Inglaterra, y con F. Delano Roosevelt ( masón de alto grado ) de los Estados Unidos, y por supuesto con Joseph Stalin ( masón de alto grado ) de la URSS. Una de las ofertas del acomodado plagiador Tesla fue ofrecerle al gobierno británico el ” rayo de la muerte ” por treina millones de dólares.

El propio FBI da cuenta de la documentación registrada donde aparece el famoso inventor Tesla, preparando armas secretas, de destrucción masiva, contra Alemania e Italia. El proyecto estaba financiado no solo por el gob. de EE.UU, también con participación inglesa, y con << dinero de manos privadas, gente vinculada a la Masonería >>. En los documentos aparece como Tesla estaba interesado en ser presidente de una nación que uniese las naciones invadidas por los soviétivos en Europa central. ( Sava Kosanovich ). Quería unir Hungría, Chequia y Croacia, entre otras naciones más, y Tesla como presidente de este gobierno comunista.

Pensó que viviría 150 años gracias al whisky. Su figura de héroe casi anónimo de la ciencia sigue fascinando en el 75 aniversario de su muerte. Falleció en Nueva York, en el invierno de 1943, cuando tenía 87 años, de manera que no cumplió su predicción de que viviría hasta los 150 gracias a su afición al whisky –en realidad, lo había dejado en 130 debido a la Ley Seca–, que decía que le daba energía.

O. I. P.

Bibliografía

Bearden, Thomas E. : Solutions to Tesla´s Secrets and The Soviet Tesla Weapon. Milbrae, CA. Tesla Book Company, 1981.

Nikola Tesla, ‎David Hatcher Childress · 2000

https://teslauniverse.com/nikola-tesla/articles/tesla-papers-affair

https://en.wikibooks.org/wiki/Nikola_Tesla/References

Clara Campoamor, la déspota masona que huyó de los rojos

Clara entra en contacto con el incipiente movimiento feminista de España, y así, desde mayo de 1922, colabora en la fundación de la Sociedad Española de Abolicionismo ( asociación que pretendía acabar con la prostitución ) pronunciando discursos en actos públicos junto a Elisa Soriano y María Martínez Sierra, feministas radicales.

  • Biografía de Clara Campoamor

Nació en Madrid, en el Barrio de Maravillas-Malasaña, el 12 de febrero de 1888. Su padre era administrativo en un periódico y su madre modista. Además de ser una familia con condiciones económicas modestas, su padre muere cuando ella tiene 10 años, lo que le impidió estudiar por mucho tiempo y con 13 años empieza a trabajar de modista ayudando a su madre, más tarde encuentra un trabajo de dependienta en un comercio. A los 21 años aprueba una oposición en correos lo que la lleva a San Sebastián por unos cuatro años.

Aprobando otra oposición del Ministerio de Instrucción Pública como Profesora de mecanografía de Escuela de Adultos regresa a Madrid en 1914, pero tuvo que estar pluriempleada por el bajo sueldo que recibía y era a la vez secretaria en el periódico La Tribuna. Retomó los estudios y con 35 años terminó la carrera de derecho y empezó en la abogacía, siendo la primera mujer en colegiarse en el Ilustre Colegio de Abogados de Alcalá de Henares. Ahí empieza una intensa actividad asociativa y de compromiso fundando varias asociaciones en pro de de los derechos civiles y, en especial de los derechos de la mujer.

Fue autora del prólogo del libro Feminismo socialista de María Cambrils, dedicado a Pablo Iglesias, aunque no llegó a afiliarse al PSOE, ni aceptó colaborar con los socialistas durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera.

Proclamada la Segunda República, Clara Campoamor resultó elegida diputada por la circunscripción de Madrid en las elecciones de 1931 (las mujeres podían ser elegidas, pero no podían votar) por el Partido Radical, al que se afilió por proclamarse “republicano, liberal, laico y democrático”.

En las elecciones de 1933, Campoamor no vio renovado su escaño, al igual que Victoria Kent. Fracasaron.

Falleció el 30 de abril de 1972 en Lausanne (Suiza) y siguiendo sus indicaciones fue incinerada y trasladadas sus cenizas al cementerio de Polloe en San Sebastián, ciudad que amó desde que se trasladó allí por motivos laborales durante cuatro años en su juventud.

  • Su pertenencia a la Masonería

Si bien es conocida su faceta política mucho menos lo es su faceta como mujer masona. A la vez que mantenía toda su actividad política, Clara Campoamor se comprometió con la masonería en el año 1932, iniciándose en la Logia de Adopción Reivindicación de Madrid que dependía de la Logia Condorcet del Grande Oriente Español.

Esta Logia fue muy activa durante la II República produciendo muchos documentos e incluso folletos informativos destinados a difundir el pensamiento de sus afiliadas, aunque se desconoce la fecha exacta de su iniciación si constan documentos testimoniales de su pertenencia a la Logia, además de tener un expediente abierto durante la dictadura franquista en el Tribunal de Represión del Comunismo y la Masonería lo que la impidió regresar de su exilio, primero en Argentina y después en Suiza donde desarrolló una actividad de supervivencia económica siendo traductora, escritora y articulista.

A pesar de su supuesto exilio forzoso, viajó tres veces a España con la amenaza de encarcelamiento y la orden de busca y captura que no se anuló hasta la desaparición de dicho Tribunal. En una de estas ocasiones, estuvo durante meses y mantuvo contactos públicos y notorios. Queda así extinguida la idea de que su exilio era obligatorio.

Cuando en 1951 quiso volver de nuevo a España, Clara se encontró otro problema: era masona, iniciada en la logia de adopción Reivindicación, dependiente de la Logia Concordet, del Gran Oriente Español, en Madrid, junto a María P. Salmerón, Mercedes Hidalgo, Isabel Martínez de Albacete, Consuelo Berges, Esmeralda Castells, Matilde Muñoz, y Rosalia Goy Busquets ( todas ellas de ascendencía judía, de familia de masones, anarquistas o comunistas, ateas ( no bautizadas ) por sus familias como la famosa Matilde Landa ). La policía patriota propuso, al igual que con otros masones elegir entre dar los nombres de los masones que conocía, o pasar 12 años en la cárcel. Dijo que ” ser masona era un delito legalísimo cuando ingresó en la masonería “. Eligió, otra vez, el ostracismo, el destierro y el olvido. [ Pero la Policía sabía de la Masonería, secta secreta y radical de supra poder financiero y que tenía declarada la guerra a Occidente desde los primeros años del s. XVIII. Véase la obra de J. Boor. ]

Es en la II República cuando se consolida su carrera política y jurídica, siendo elegida diputada por el Partido Liberal de Lerroux en las Cortes Constituyentes y formó parte de la Comisión que redactó la Constitución de la II República, donde protagonizó un debate dialéctico histórico, con la diputada Victoria Kent. El voto femenino fue aprobado el 1 de octubre de 1931 y entró en vigor el 9 de diciembre de ese mismo año con la aprobación de la Constitución de la II República, las mujeres españolas ejercieron su derecho al voto en las elecciones generales el 19 de noviembre de 1933.

Plagio de las ideas básicas de Jose Antonio Primo de Rivera. El mártir de los patriotas españoles ya llevaba en su movimiento esta causa de que la mujer española pudiese votar en comicios, de hecho fue el abogado nacionalsindicalista quien llevó primero estas instancias al que fuera su padre, de ideas contrarias al hijo, y que mantenía una agria relación, pues el padre era masón y Jose Antonio repudiaba a la Masonería como el germen de todos los males de España y la influencia más dañina sobre suelo español, Franco ya ganada la guerra quiso recordar similar condena a la Masonería ante la sección femenina de FE-JONS ( Falange Española, Juntas Ofensivas Nacional Sindicalistas ) en Canarias, precisamente inaugurando un inmueble recuperado que había pertenecido a la Masonería en las islas.

Clara saltó a la escena pública al asumir la defensa de terroristas rojos, como los capitanes Fermín Galán y Ángel García Hernández ( ambos masones ), dos de los protagonistas de la Sublevación de Jaca (en la que también participó su hermano Ignacio). El fusilamiento de los capitanes Galán y García provocó el despertar un fuerte sentimiento republicano que se extendió rápidamente por el país, los capitanes se convirtieron en un símbolo del mal Gobierno monárquico. La situación llegó a tal punto que las elecciones municipales previstas para abril de ese año acabaron por convertirse en un plebiscito sobre la Monarquía o la República. Los partidos republicanos y socialistas hicieron frente común contra los monárquicos y las derechas. Finalmente, las elecciones de abril de 1931 supusieron la proclamación de la Segunda República Española, tras el triunfo de los partidos republicanos y socialista en las principales ciudades del país, que como ocurrió en a primeros del 36 a punta de pistola y con grandes disturbios en los que participaban la provocación de los masones de todos los partidos políticos, especialmente socialistas y la que era minoría entonces : los comunistas.

Con el triunfo de la República, los capitanes Galán y García se convirtieron en héroes y su abogada, Clara Campoamor en un personaje notoriamente público. El 12 de diciembre 1930 tiene lugar el levantamiento de Jaca a favor de la causa republicana acaudillado por los capitanes de Infantería Fermín Galán y Ángel García Hernández. El fracaso de esta tentativa militar lleva a sus protagonistas a la cárcel, y Clara, junto con José María Amilibia, se encarga de la defensa de los encausados Manuel Andrés y José Bayo, para los que se pedía la pena de muerte. Entre los encausados para los que se pide penas de prisión se encuentra su único hermano, Ignacio Campoamor. En las elecciones a Cortes Constituyentes de 1931, en las que las mujeres podían ser elegidas pero no podían votar, Clara obtuvo escaño por el Partido Radical y se convirtió en una de las pocas mujeres del Parlamento, junto a Margarita Nelken y Victoria Kent, ambas de fuerte arraigo judío, y masonas.

En la sesión del 1 de octubre de 1931, Clara Campoamor, como se ha dicho, defendió el derecho al voto de las mujeres contra quienes argumentaban que no se debía aprobar el voto femenino, y apareció una fuerte oposición dentro del nuevo sistema político de la Segunda República, “ hasta que transcurran unos años y vea la mujer los frutos de la República y la educación ” (Victoria Kent) o indefinidamente, “ porque las mujeres son histéricas por naturaleza ” ( Roberto Novoa Santos ). Son las frases que se escuchaban por parte de los partidos aperturistas de izquierdas ( la Anti-España ).

Paradójicamente, las elecciones de 1933, primeras con sufragio universal en España, ya que la mujer tenía derecho a voto, significaron la victoria de la derecha política, como había pronosticado Victoria Kent, y tanto ésta como Clara Campoamor perdieron sus escaños. Es decir, la mujer española no era mayoritariamente de izquierdas ( ya que el voto era secreto y no era necesario enseñar la papeleta del candidato, la influencia patriarcal era simbólica ).

Una liberal y masona humillada por los propios socialistas masones de su partido y separatistas. Formación en la que se había refugiado para evitar la persecución del PSOE, PCE y anarquistas.

Pero cuando en 1934, pidió, con la mediación de Casares Quiroga, ingresar en Izquierda Republicana -fusión de radicalsocialistas, azañistas y galleguistas-, la sometieron a la humillación de abrirle un expediente y votar en público su admisión, que fue denegada. Dos mujeres afiliadas a este partido radical de Extrema Izquierda, llegaron a pasear en alto su bola negra, jactándose de la venganza y no pudo por tanto ser candidata en las elecciones de 1936 que dieron la victoria al Frente Popular. “

Esta mujer, como el lector sabe, se opuso al uso del catalán como lengua cooficial en Cataluña.

Antes [ se ha constatado tres meses antes, en misivas y obras de Campoamor ] del Alzamiento de Franco, Clara, que estaba en San Sebastián en ese momento, parte hacia Madrid, donde también se siente amenazada, y marcha a Alicante, para embarcar hacia Génova y llegar a Suiza. Durante la travesía algunos falangistas intentaron detener su viaje ( otros autores dicen secuestrarla ). En Ginebra se instala en casa de Antoinette Quinche, y escribe una obra fascinante en que manifiesta su repulsión por las violencias cometidas en Madrid en nombre de la Revolución : La revolución española vista por una republicana que publicó en francés. En esa obra Clara no sólo se muestra como siempre lo fue, liberal e independiente, sino que proporciona el primer análisis histórico de la Revolución española y de la Guerra Civil.

El exilio la llevó en distintas ocasiones a permanecer en Francia, Argentina y Suiza, En 1955 se instala en Laussene, donde trabaja en el bufete de Antoinette Quinche, su amiga, amante y traductora, ejerciendo la abogacía hasta que se quedó ciega, y allí murió de cáncer en abril de 1972, a la edad de 84 años. Sus restos yacen en el cementerio de Polloe, en San Sebastián, donde se encontraba cuando se proclamó la República.

  • Campoamor también impulsó la Ley del Divorcio entre otras leyes

En 1935 abandona el Partido Radical de Lerroux por considerar que su formación política no ha cumplido con el programa “ republicano, liberal, laico y demócrata ”, más tarde solicitará su ingreso en Izquierda Republicana y su afiliación le será denegada puesto que ya está condenada al ostracismo político. En 1936 no está adscrita a ningún partido político, sus contemporáneos no le perdonan “su error” y ella lo califica de “rencor vindicativo pequeño burgués”. Algunas de sus obras: – El derecho de la mujer en España (1931) – El voto femenino y yo: mi pecado mortal (1935-1939), Buenos Aires. Editado en 1939 por Talleres Gráficos Fanetti & Gasperini y reeditado en 1983 por el Instituto de publicidad Navales. [ Nota a pié de pág. Campoamor buscaba el divorcio exclusivamente de la mujer, nunca del varón, donde el varón quedaría a cargo de facilitar la manutención y bienes a la afectada, la divorciada. El matrimonio nulo ya era preexistente en España y en todo Occidente, con la figura conocida como : matrimonio nulo, hahbiendo de justificar la causa ; repudio, infidelidad, malostratos, incapacidad de mantenimiento de la familia, etcétera, por lo que todo se trataba de incluir una causa nueva : la sexualidad lésbica. Estos matrimonios nulos era hartos conocidos pues datan ya de épocas del medievo en Occidente incluidos para reyes y vasallos. Campoamor solo seguía las indicaciones de la Masonería { ya Alfonso XIII tuvo un episodio con representantes de la Masonería amenazando al monarca si no implantaba el divorcio obligatoriamente, de ahí su marcha fuera de España } para destruir la familia occidental y añadir una sexualidad nueva en Occidente, la homosexualidad ( lesbianismo ). ]

En septiembre de 1958, fecha del inicio de la correspondencia, Campoamor había cumplido 70 años. Cargaba sobre sus espaldas veintidós años de exilio. Como hemos mencionado había salido de Madrid a comienzos de septiembre de 1936 [ Ob. N. Req. : luego se ha sabido que tiempo antes, como se ha confirmado por otras investigaciones, del Alzamiento de Franco, ya temía por su vida ]. Meses después de su partida, en 1937, publica en París su ensayo, La révolution espagnole vue par une républicaine. Obra que suma a un amargo análisis de los errores políticos del gobierno republicano la autojustificación de la ex diputada Campoamor de su abandono de Madrid a LOS DOS MESES ESCASOS DE INICIARSE LA GUERRA, un dato que esclarecedor ( y que posteriormente ha sido manipulado por la pluma masónica de 1978. ) Pues se ha sabido que Campoamor achaca su huída por la situación caótica que padecía España, temía por su vida y la de su familia, creía que iba a ser asesinada por el PSOE, pues ella estaba al tanto de las noticias en prensa de políticos asesinados en esas fechas por los rojos y su Guardia de Asalto. Baste recordar que la ciudad de Madrid fue hecha prisionera rápidamente por el Frente Popular en 1936.

Dejé Madrid a comienzos de septiembre. La anarquía que reinaba en la capital ante la impotencia del gobierno, y la falta absoluta de seguridad personal, incluso para las personas liberales-sobre todo, quizá, para ellas-me impusieron esta medida de prudenciaSi la gran simpatía que se siente siempre por la situación de los que se defienden, puede llegar hasta explicar los errores populares, esta misma simpatía rechaza llegar hasta el sacrificio, oscuro e inútil, de la propia vida. Se sabe también que los autores de los excesos, o los que los han dejado cometer, encuentran siempre cómo disculparse, aunque sólo sea pretendiendo que hay que juzgar a las revoluciones en su conjunto y no en sus detalles, por muy elocuentes que sean. ¡Y yo no quería ser uno de esos detalles sacrificados inútilmente! No quise irme sin llevar conmigo a mi anciana madre de ochenta años de edad y a mi sobrinita, únicas personas que estaban a mi cargo. ” ( sic )

Clara Campoamor, observadora y designada asistente a la permanencia de la España de Franco en ONU.

Una cosa quiero advertirle: la Comisión de la Condición Jurídica de la Mujer se reunirá este año en la primavera en la ONU, en Ginebra. Dicha Comisión forma parte del Consejo Económico y Social en el cual están representados 18 países, por lo que turnan. Creo que este año—o el próximo-le toca entrar a España. Ahora bien, cada país envía entonces una mujer a dicha Comisión. Pongánse ustedes en campaña para obtener que en tal caso envíen una mujer de pensamiento indepen-diente y partidaria de los derechos femeninos, que haga buen papel. Es un nombramiento que depende exclusivamente de Relaciones Exteriores. ¿No tendría usted posibilidades de hacerse nombrar? Yo iré, como siempre, representando a la Alianza Internacional Femenina que interviene como organización no gubernamen-tal. Es cosa de importancia, sobre todo para que el país no haga el ridículo si envían a un elemento regresivo porque toda la Comisión es partidaria de los derechos de la mujer, como es natural, con las excepciones de los países de detrás de la cortina de hierro que, naturalmente, arriman siempre el ascua a la sardina de la oculta preponderancia masculina, que se agita detrás de todos los gobiernos, especialmente los totalitarios. ( … ) ” ( sic )

Campoamor agredece, a la Alianza Internacional Femenina, la designación de representar a la España de Franco en ONU ( C. Jurídica de la Mujer, década de los cincuenta ).

En fin, creo que este año no saldré de España, es posible que ni de Madrid, aunque bien me gustaría poder acercarme a Vichy cuando estuviesen V des. para charlar tranquilamente, sin tener el tiempo limitado por las sesiones de un Congreso, pero … qué se le va a hacer! ¿ Asistió Vd. En representación de la Alianza Internacional Femenina a la Comisión de la Condición Jurídica de la mujer en la ONU ? MUCHO AGRADECÍ SU DESEO DE QUE FUESE YO LA QUE REPRESENTASE A ESPAÑA EN TAL COMISIÓN, pero yo no tengo poder para conseguir un nombramiento así. La verdad es que ni aún sé si le ha correspondido este año a España o es el año que viene; espero saberlo por Vd., así como cuáles fueron los temas a tratar. ¿Podría V d. enviarme algún otro numerito de la revista Le Droit des Femmes ? Le quedaría muy agradecida, pues es formidable la información que trae; mientras tanto trataré de conseguir la autorización para suscribirme. (… ) ”

( sic )

Bibliografía

Libro escrito conjuntamente con el diputado republicano Federico Fernández de Castillejo, también exiliado. – La révolution espagnole vue par une républicaine (1937). La primera edición fue en París. Posteriormente se hicieron varias traducciones al español. – El pensamiento vivo de Concepción Arenal (1943) – Vida y obra de Quevedo (1945) – Heroísmo criollo: la Marina argentina en el drama español (1983). Fue escrito con Federico Fernández Castillejo. Publicado por el Instituto de Publicaciones Navales de Buenos Aires. Para saber más: · Fagoaga, Concha; Saavedra, Paloma (2006). Clara Campoamor: la sufragista española. Instituto de la Mujer. ISBN 9788468992129. · Lafuente, Isaías (2015-12-15). La mujer olvidada. Grupo Planeta. ISBN 9788499985312. · Tusell Gómez, Javier; Ruiz-Manjón, Octavio; García Queipo de Llano, Genoveva (1981-1982). «Apéndices: los resultados electorales». Revista de derecho político (Madrid: Universidad Nacional de Educación a Distancia) (13): 237-270. ISSN 0210-7562. · Valcárcel, Amelia (2002). El debate sobre el voto femenino en la Constitución de 1931. Madrid: Congreso de los Diputados. ISBN 9788479431822.

Cartas.

El masón, gay, pederasta, belicista, maltratador y xenófobo hijo de un polígamo burgués, Ghandi

 

Una de las figuras más representativas del Socialismo durante el s. XX fue Ghandi, en ello de los movimientos pacifistas y feministas en Occidente. Pero quién era Ghandi para que muchos activistas e intelectuales << progresistas >> lo tomaran como una referencia interminable e incluso recitaran sus palabras aún en nuestros días.

 

1. BIOGRAFÍA

Mahatma Gandhi fue un abogado, político y pensador indio del siglo XIX y XX (nació el 2 de octubre de 1869 y murió asesinado el 30 de enero de 1948) conocido principalmente por reivindicar y conducir la independencia de la India a través de métodos no violentos.
1.1. Infancia

Nació en Porbandar, una pequeña ciudad costera al oeste de la India, fruto del matrimonio de Karamchand Gandhi (primer ministro de la ciudad) y Putlibai Gandhi. Su madre fue una de sus más importantes influencias en la vida, pues de ella aprendió el respeto por los seres vivos, las virtudes del vegetarianismo y la tolerancia hacia diferentes formas de pensar, inclusive hacia otros credos y religiones.

1.2. Juventud

Con 18 años se mudó a Londres para estudiar derecho en la University College London. Cuando finalizó sus estudios regresó a Bombay para intentar ejercer como abogado, pero la sobresaturación de la profesión en aquella época unida a la falta de experiencia real de Gandhi en los tribunales le imposibilitaron cumplir tal propósito. Por suerte, ese mismo año (1893) se le presentó la oportunidad de trabajar en Sudáfrica, empleo que aceptó in situ motivado por la lucha de resistencia y desobediencia civil no violenta que estaban llevando a cabo sus compatriotas ante la presión y discriminación del país hacia los hindúes.

 

 

-Gandhi y La Masonería-

El título de “ Mahatma ” se deriva de aquellos que se inician los miembros de la Sociedad Teosófica, pero que ya están iniciados los miembros de La  Masonería. El título significa “gran alma”. Gandhi “Diario de Londres”, fue su diario de masón. Fue escrito en el Código Masónico. Sólo 20 páginas sobrevivieron en este libro. El resto del volumen de 120 páginas ha desaparecido convenientemente. Las 20 páginas que sobreviven describen su iniciación al tercer grado de La Masonería.

¿ Por qué la afiliación de Gandhi con La Masonería y de la Sociedad Teosófica ha sido suprimida ? Gandhi fue con estas tablas y estudió derecho en el Inner Temple, uno de los Inns of Court en la ciudad de Londres, todo un privilegio para una persona de color en el siglo 19, a finales de 1880, en el punto de hecho, la admisión del estudiante se reservaba normalmente para los terratenientes y aristócratas. ¿Cómo lo hizo para tener esta suerte?

¿ Por qué Gandhi estuvo en contacto con el jefe de la Liga Musulmana, una organización terrorista famosa hoy ? ¿Y por qué esta organización con sede en Londres? Es bien sabido que el MI6 británico y la Francmasonería estaban detrás de la creación de la Hermandad Musulmana, generalmente considerado como la Masonería Islámica, que contaba con conocidos terroristas y millonarios como Osama bin Laden entre sus miembros. También es bien sabido que, posteriormente, la CIA estaba detrás de la creación de al-Qaeda, Mujaheddin y los talibanes. ¿ Por qué Gandhi facilita letras de cambio con el jefe de la Liga Musulmana y luego negó haberlo hecho para el Gran Maestre de la Gran Logia de Inglaterra, Lord Ampthill ? ¿ Por qué Señor Ampthill escribió el prólogo de la primera biografía de Gandhi, escrita por el masón Rev. JJ Doke. el editor del periódico Indian Opinion de Gandhi ?

http://www.conspiracyculture.com/events_Gandhi.html
http://www.masonindia.org/MInfo_59.htm

Vínculos con : Annie Wood Besant (Clapham, Londres, 1 de octubre de 1847 – Adyar, India, 20 de septiembre de 1933) estudió Ciencias y Botánica en Inglaterra y se doctoró en Filosofía y Letras en la Universidad de Benarés, India.

1 Fue educadora, investigadora, escritora, periodista, estadista y una gran oradora; fue una militante feminista, activista a favor de la independencia de Irlanda y de la India, llegando a ocupar la presidencia del Congreso Nacional Indio. Desde 1889 colaboró como correctora de estilo en la escritura de La Doctrina Secreta, y recibiendo los dictados de Blavatsky. Tras el cisma que ella inició con la calumnia y expulsión de William Quan Judge, sucedió a Henry Olcott luego de su muerte en la presidencia de la Sociedad Teosófica desde 1903 hasta 1933 y fue iniciada en La Masonería en 1902.

2. Desde 1893 hasta su última enfermedad, presidió sus famosas Convenciones Anuales y Ciclos de Conferencias que luego se convirtieron en la mayoría de los más de 330 libros y folletos que legó como guía a quienes aman la Verdad. En 1911 se convirtió en vicepresidenta de la Comasonería mundial y alcanzó el grado de Gran Maestre del Consejo Supremo de la Orden Internacional de la Comasonería, una obediencia masónica que permite la iniciación de mujeres.

3. En 1912, junto a Marie Russak y James Wedgwood fundó la Orden del Templo de la Rosa Cruz inspirada en las enseñanzas del esoterismo occidental. Más tarde, en 1915 Marie Russak colaboraría con H. Spencer Lewis en la Antigua y Mística Orden Rosae Crucis (AMORC).

La relación de Gandhi con el sexo es otro de los enigmas del personaje. Casado apenas adolescente, su nuevo estado le provocó tal alboroto hormonal que copulaba con su joven esposa a las horas más intempestivas. Su sagrada obligación como hijo era asistir a la agonía de su padre en la cabecera del lecho, pero en un momento de debilidad se apartó de él para seguir copulando con su esposa. Un criado lo avisó, tras la puerta de la alcoba, de que su padre acababa de expirar. Toda su vida le remordió la conciencia por esta «doble culpa» como la llamaba y seguramente determinó que 20 años después, todavía treintañero, decidiera abrazar el celibato de por vida, sin consultarlo siquiera con la fiel Kasturba, su esposa, la parte afectada, a la que, por otra parte, atormentaba con sus celos y agredía físicamente ( como a sus hijos ).
Esta sexualidad autorreprimida tuvo sus consecuencias. En su vejez desarrolló una especie de fijación por dormir cada noche con una o dos jovencitas desnudas, no siempre las mismas, entre ellas su sobrina nieta Manu.

 

 

-El hindú Gandhi y el Islam-

Bueno, hay una fuerte afiliación entre la masonería y la tradición islámica. Creo firmemente que Gandhi tenía simpatías y fuertes afiliaciones con las enseñanzas y tradiciones islámicas, y creo que mostró un sesgo hacia la comunidad musulmana. Nunca se pronunció en contra de ninguna de las actividades de los líderes musulmanes, a pesar de que hombres, mujeres y niños estaban siendo masacrados en las calles de Calcuta y Bengala Occidental.

Sus ayunos eran un fraude histriónico, según Alexandra David-Neel. Según Gandhi sus experimentos de dormir desnudos con su nieta Manu en Noakhali le ayudaba a contemplar la unidad entre hindúes y musulmanes en la India antes de la partición, y liberaría las tensiones comunales. Gandhi les decía a las demás personas que él era como una madre para esas niñas, y se refería a Abha y Manu como «mis bastones». Gandhi llamaba a Sarladevi (una devota seguidora, casada y con hijos) su «esposa espiritual». Más tarde diría que había llegado a casi tener relaciones sexuales con ella”.

“Reclamaba …el cierre de las fábricas textiles y su sustitución por la rueca individual…Cada ministro ….no debía poseer automóvil.. y dedicar una hora diaria a una tarea manual como hilar…” (Esta noche la libertad, p. 203). Su falsa teoría de la no-violencia o satyagraha era suicida y un truco de los dirigentes indios para que las plebes no se rebeleran. Gandhul (Gandhi) Les decía a los hindúes que si los musulmanes les atacaban o asesinaban, que se dejaran matar.

“(Tenía)…curiosas contradicciones (era anti tecnología pero…) servía regularmente de un micrófono para denunciar los daños de la técnica durante sus oraciones públicas. Las cincuenta mil rupias anuales que mantenían a su ashram (monasterio) habían sido regaladas por un magnate de la industria india, G. D. Birla, cuyas fábricas textiles encarnaban a la perfección la sociedad de pesadilla que obsesionaba a Mahatma”, (Esta noche la libertad, p. 203)

Los musulmanes causaban matanzas brutales en los hindúes, pero Gandhi les decía:

( ¡ ¡ Gañanes ¡ ¡ ) ¡ Ofreceos voluntariamente en el altar del sacrificio.

Aceptad ser los mártires de la no violencia ! ”.

(Esta noche la libertad, p. 329).

HIZO VOTO DE CASTIDAD, PERO PRACTICABA EL SPANKING, ( LLUVIA DORADA Y ENEMAS )

La no violencia de Gandhi no tiene nada que ver con la tradición hindú. Gandhi fue de hecho, gracias a sus teorías de no violencia, el instrumento de masacres a mayor escala sin precedentes históricos ” (Les Quatre Sens de le Vie)

ME TRAGO MI ORINA Y LA DE LAS VACAS

El libro de G. Sing sobre la falsa divinidad y aberraciones sexuales de Gandhi es realmente alucinante. Resulta que al apóstol de la no violencia le gustaba el spanking o atizar en el culo a su mujer, los enemas y dormir desnudo con ninfas jovencitas :

me encanta dormir desnudo con chicas jóvenes. Realmente me encantan los enemas. Azotar a mi mujer es divertido…si no fuera porque creo en la no-violencia. Me gusta mi orina, la mía propia o la de las vacas. Apoyé la guerra de los británicos. Creo en la no violencia ”.

-Sargento Mayor M.K. Gandhi en las guerras de Sudáfrica-

Era un militar más, racista, asesino y eugenista a la orden de los imperialistas británicos y a favor de la segregación. (Velu Annamalai, 1995).

¿ Qué hace el apóstol de la no-violencia de militar matando negros en África,

al servicio del imperio británico, siendo indio además… ?

“En compañía de sus dos fieles resobrinas, ( el supuesto pacifista poseía una especie de harem ) Manu de 19 años y Abha. Gandhi emprendió en los pantanos de Bengala, la última cruzada de su vida para la reconciliación, de los hindúes y los musulmanes de su país. De pueblo en pueblo. Manu dormía cerca de él en los humildes cobertizos que la ofrecían los campesinos. Ella le daba masajes, rezaba con él, le preparaba sus cataplasmas de barro, le administraba enemas, lo cuidaba cuando tenía diarrea, y comía en su misma escudilla de mendigo” (Esta noche la libertad, p. 321)

Así, según recogen algunas investigaciones sobre la vida de Gandhi, durante los años en los que vivió en Sudáfrica, el activista indio no dudó en asegurar que los indios eran « un poco mejores que los salvajes nativos de África », que son « sucios y viven casi como animales ».

Del mismo modo, en alguna ocasión se mostró contrario a que los niños indios se mezclaran con los negros en las escuelas o a las relaciones entre personas de distintas razas. En lo que respecta a su vida privada, algunos testimonios aseguran que, lejos de mostrar el carácter pacífico por el que es universalmente conocido, maltrataba con frecuencia a su esposa y era muy violento con sus hijos.

Gandhi se casó a los 13 años con una chica de su misma edad y a los 37 tomó votos de abstinencia. A pesar de esto, tenía la necesidad de acariciar niñas pubescentes y adolescentes tempranas. Llevaba a estas chicas a la cama con él por la noche, para que, lo ayuden a sobrellevar sus “ataques nocturnos”. Sus compañeras femeninas, que provenían de su círculo de confianza -todas vírgenes o esposas jóvenes- entraban a la cama con él desnudas para calentarlo a él con sus cuerpos. Algunas le administraban enemas también. Entre las chicas jóvenes, había rivalidades entre quién dormiría con él, y una de sus discípulos mujeres contó que sus compañeras de cama tenían muchas dificultades para retener sus impulsos sexuales dado que él las tocaba en lugares eróticos. A pesar de que sus personas cercanas tenían miedo de la reacción pública de los medios si estos comportamientos “pedófilos” se conocieran, el desnutrido continuó con ellos hasta su muerte. El Mahatma no tuvo sexo con ellas, pero claramente las caricias y frotamientos fueron muy importantes para él. Si hubiese vivido en los Estados Unidos, habría sido condenado por abuso infantil (Bullough, 1981).

Durante la guerra entre Pakistán y la India que siguió a la independencia, Gandhi rápidamente se olvidó de la no-violencia y del pacifismo para apoyar a la India en una guerra que en algunos lugares fue una auténtica limpieza étnica y todo por una colónia.

Respecto a las mujeres, por si lo de captar adeptas y meterlas desnudas en su cama no era suficiente, Gandhi maltrataba físicamente a su mujer – y también a sus hijos. De hecho la dejó morir de pulmonía porque le prohibió utilizar la penicilina, que consideraba indigna, ya que creía que la medicina tradicional india era superior a la occidental.

La actitud severa e inusual de Gandhi con respecto a la sexualidad era ya conocida. En 1885 escribió un texto en el que decía que se sentía asqueado por copular toda la noche con su mujer Kasturba, de 15 años, en momentos en que su padre estaba agonizando.

Más tarde, después de haber tenido cuatro hijos, prohibió a las parejas casadas que frecuentaban su ashram tener relaciones sexuales mientras permanecieran en el lugar, explicando a los maridos que debían darse una ducha fría en caso de excitación. ( Es decir, engañaba con sus ideas pacifistas a los esposos y novios para que se mantuvieran alejado de él mientras abusaba de mujeres de todas las edades. ( Al parecer todas las noches tenía a una docena de aspirantes a cambio de unas sobras de alimentos de su servicio. )

Según el historiador, Jad Adams no hay pruebas de que hubiese roto sus votos de abstinencia, pese a que la definición que da Gandhi de ella es bastante restringida.

Él se refiere a la penetración, pero define el sexo de una manera tan restringida que deja de lado actividades muy sensuales que muchas personas calificarían de sexuales ”, recalca.

Jad Adams cree que Gandhi

“ esperaba que las mujeres lo estimularan sexualmente para poder demostrar su resistencia ”.

( Es decir, una especie de prostitución travestida de actos solidarios para el pudiente Ghandi )

Manu Nayar, la hermana de Sushila, secretaria particular del padre de la nación india, fue una de esas mujeres. Las esposas de los hombres que frecuentaban su ashram eran llamadas a veces a compartir sus noches, aun cuando no tenían derecho a dormir con sus maridos.

Para el autor del libro, estas prácticas son como una forma de strip tease , en el que se puede ver y jugar, pero no tocar.

Esos experimentos —Gandhi también tenía como costumbre retener su esperma, la que consideraba como fuente de la energía espiritual— no fueron seguidos por sus allegados políticos: su primer ministro Jawaharlal Nehru los juzgaba anormales, señala el historiador.

Hasta su asesinato en 1948, sus prácticas eran comentadas comúnmente, pero después los detalles sobre su vida privada dejaron lugar a una imagen más consensual de icono nacional.

Al menos, esa es la teoría que expone el blog «DigiZen: Un blogfesor aprendiendo», en la que asegura que, en su vida privada, el líder indio era una persona racista, violenta y maltratadora. Así, según recogen algunas investigaciones sobre la vida de Gandhi, durante los años en los que vivió en Sudáfrica, el activista indio no dudó en asegurar que los indios eran «un poco mejores que los salvajes nativos de África», que son «sucios y viven casi como animales».

El Libro “ Gandhi, la ambición desnuda ” expone la pedofilia y degeneraciones sexuales que el líder indio practicaba.

Pero Gandhi no era más que un hipócrita. Públicamente tenía una actitud severa e inusual respecto al sexo y proclamaba la abstinencia, pero en la oscuridad se acostaba con niñas y hombres.

Metía en su cama a las más jóvenes, preferiblemente vírgenes.

Se bañaba desnudo y también hacía que le dieran masajes sin nada de ropa y compartía el lecho con una o varias de sus fieles.

Era un hipócrita. Decía que no tenía relaciones sexuales pero practicaba tocamientos y se frotaba contra los cuerpos desnudos de sus víctimas menores.

También hacía que las mujeres lo estimularan sexualmente para “comprobar su fuerza de voluntad” y no eyacular, ya que consideraba que su semen era la fuente de su energía espiritual. Incluso las esposas de los hombres que lo visitaban eran llamadas a compartir sus noches, mientras que no tenían derecho a dormir con sus maridos. [ Se cree que fornicaba pero no eyaculaba ].

La primera esposa de Gandhi –Kasturba- tenía 13 años y según parece, el degenerado comportamiento sexual de Gandhi se inició cuando copulaba con ella y eso impidió que estuviera presente en el lecho de muerte de su padre.

Y cuando los medios tiran de la manta, parece que comienzan a cojear esas biografías perfectas de bolsillo donde se leen lindezas como “absoluta modestia”, “genialidad tardía”, “líder espiritual” o “ejemplo de amor desinteresado”. Esas biografías que hablan de Gandhi como un hombre pobre y humilde, y obvian que era hijo del mandamás de su ciudad; que la familia le pagó -porque podía- un costosísimo viaje a Inglaterra, y los estudios en una de las cuatro asociaciones más prestigiosas e influyentes de toda Gran Bretaña. Esconden bajo el título de ‘asceta’ la repentina falta de interés en cohabitar con su esposa (después de haber mostrado una frenética actividad sexual durante años que le impidió asistir a la muerte de su propio padre), cuando en la realidad se enamoró de un hombre, y por ello abandonó extraoficialmente a su mujer, aunque luego volviera con ella. Se le presenta como una persona capaz de llegar a la más absoluta espiritualidad y autocontrol porque compartía cama, a propósito, con preadolescentes y no consumaba con ellas. Lo terrible es que las metía en su lecho, desnudas, se frotaba con ellas y las acariciaba en sus zonas erógenas. Y aunque efectivamente no llegaba a desvirgarlas, en casi cualquier otro personaje histórico esta forma de actuar se hubiera considerado pederastia, muy lejos de ese acercamiento al conocimiento divino con el que excusaba estas acciones.

Su padre era jefe del gobierno regional de Porbandar (algo así como presidente de una Comunidad Autónoma). Su madre era la cuarta esposa de su padre.

En 1882, con 13 años, contrae nupcias con Kasturba. Estudiante mediocre, sus padres deciden enviarlo a Londres con 19 años –nacido ya su primer hijo- a estudiar cursos de abogacía en el colegio del Inner Temple. Descubre, encantado, los preceptos cristianos y a Tolstoi. Regresa tres años después a La India con sus estudios de derecho y la intención de establecerse como abogado, pero no tiene éxito como tal –pánico escénico delante de los tribunales– y se establece en Rajkot realizando tareas de pasante. Pierde su empleo cuando se enfrenta en altercado a un oficial inglés. Le queda un único recurso laboral: una compañía musulmana le ofrece un puesto en Durban (Sudáfrica). Gandhi acepta. Cuando termina allí su trabajo es cuando empieza su frenética actividad reivindicativa. Las colonias hindús son su objeto de reivindicación, pues son en ellas donde él había estado residiendo mientras trabajaba.

El problema radicaba en que, en su lucha, los defendidos eran los indios y no los negros africanos (al estilo Fray Bartolomé de las Casas, sólo que diferentes indios). “La decisión de abrir la escuela para todos los niños de color es injusto para la comunidad india (…) Debería ser reservada para niños indios solamente.” Gandhi dixit. También que “los negros están un grado por encima de los animales”, “los kaffirs –término despectivo para referirse a la raza negra, que significa ‘cafres’– son sucios y viven casi como animales. El ayuntamiento tiene que expulsarlos. La mezcla entre indios y kaffirs es muy injusta” y “los indios son un poco mejores que los salvajes nativos de África”. De la misma manera en que defendía la segregación entre indios y negros en las escuelas, también se mostró en contra de las relaciones entre personas de distinta raza.

 

-Bisexualidad-

Viajó a Johannesburgo donde abrió un bufete. Allí conoció, en 1904, a Hermann Kallenbach, judío lituano, arquitecto y amante del culturismo. Congenian de tal manera y de tantas facetas que Gandhi acaba abandonando a su esposa cuatro años después. La romántica relación entre ambos dura diez años. En 1914, a causa de la I Guerra Mundial se ven obligados a huir de Sudáfrica. Gandhi vuelve a La India, pero a Kallenbach no le permiten la entrada. Entablarán entonces una relación epistolar, pero no volverán a verse hasta 1937. En sus cartas Mahatma compartirá intimidades con su amigo como “ tomaste plenamente posesión de mi cuerpo ” y despedían sus cartas con el apelativo “ amor ”.

Pese a ello, al volver a La India, retorna a su casa con su mujer –a la que no vuelve a tocar con fines sexuales– y sus hijos. Según el historiador alemán Erik H. Erikson, en su libro La verdad de Gandhi, la relación con su esposa rozó los malos tratos y con sus hijos resultó duro, violento y cruel. ( Se cree que de una de las tantas palizas casi pierde la vida. )

Desarrolló un odio visceral por el desarrollo tecnológico y por la evolución científica, hasta el punto de negar el tratamiento con penicilina a su mujer, que acabó muriendo de pulmonía a causa de este obligado abandono médico. En evidente doble rasero, Gandhi usó para sí los tratamientos médicos necesarios para curarse de malaria. En esta tesitura tampoco permitió que sus hijos estudiaran en el extranjero, con los ‘demonios occidentales’, tal y como había hecho él había podido hacer en su juventud. Su hijo Harilal, de hecho, que querría haber seguido los pasos de su padre como abogado, tuvo que desechar tal idea pues su Gandhi le impidió cualquier acceso a un estudio superior. Harilal murió como sintecho a causa de su alcoholismo adquirido.

No limitó a la familia su rechazo a la tecnología. Reclamaba el cierre de las fábricas textiles, promulgaba la vuelta a la rueca. Se declaró en contra del uso del automóvil y se fijó como obsesión impedir el desarrollo industrial de La India. Teniendo en cuenta el subdesarrollo del país, y los altos niveles de pobreza, desnutrición y analfabetismo que sigue sufriendo a día de hoy, el afán de Gandhi tenía tintes nefastos para con su patria.

Aunque la leyenda creada alrededor de la figura de Gandhi asegura que éste desarrolló aversión al sexo -a causa de haber perdido la oportunidad de despedirse de su padre por haber estado ayuntando con su esposa-, las cartas enviadas a su amante sudafricano parecen contradecir esta versión. Se trató de un enamoramiento homosexual que le alejó de su matrimonio. Al mismo tiempo, en su pronunciamiento a favor de la abstinencia sexual y en contra del matrimonio entre niños, se disfraza de fuerza de voluntad su rutina de acostarse con niñas en el afán de no practicar el coito con ellas. Algunas de ellas eran incluso parientes suyas. El lector podría sorprenderse de por qué un hombre de 70 años tenía que hacer esfuerzos para no violar a su sobrina-nieta adolescente. El caso es que desde los 36 años hasta avanzados los 70 estuvo practicando dicha actividad. Al caer la noche se acostaba con las muchachas. Desnudo, se abrazaba a ellas, y algunas afirmaron que las acariciaba en sus zonas íntimas y se frotaba con ellas. Entre ellas, Sushila Nayar y Abha Gandhi, dos de sus sobrina-nietas. Cuesta creer que eso formara parte de las prácticas de un brahamachari (un célibe).

 

 

 

Bibliografía

Mahatma Gandhi. Autobiografía. Editorial Gaia.

Alle (2006). Retrato de Mahatma Gandhi.

Reverend J. J. Doke, the author of the 1909 work M. K. Gandhi: An Indian Patriot in South Africa was a Freemason as was Gandhi.

Hope, M. and Young,J. The Struggle for Humanity: Agents of Nonviolent Change in a Violent World, Orbis, Maryknoll, New York, 1977.

Shepard, M. Gandhi Today, Simple Productions, Arcata, California, and Seven Locks Press, Washington, D.C., 1987.

Shephard, M, Mahatma Gandhi and his myths, Shephard publications, 2002.

Sharp, G.,Gandhi as a Political Strategist, Porter Sargent, Boston, 1979.

Sharp,G. The Politics of Nonviolent Action, Porter Sargent, Boston, 1973.

Lapierre,D.-Collins, L, Esta noche la libertad, Barcelona, Plaza & Janés, 1975

Gandhi, M.K. “Some Questions Answered” Harijan 17 December 1938 (The Collected Works of Mahatma Gandhi vol. 74, p. 297-8)

Singh, G.B., Gandhi , Behind the mask of the divinity,Prometheus Books, 2004.

Art Levine “Gandhi’s girls – sex scandal“. Washington Monthly. Sept 1987. FindArticles.com. 25 Jun. 2008. http://findarticles.com/p/articles/mi_m1316/is_v19/ai_5167040

The Collected Works of Mahatma Gandhi, Mar. 7, 1908

https://www.laprensa.com.ni/2010/05/09/espectaculo/24045-la-sexualidad-de-gandhi

https://www.abc.es/tecnologia/abci-cara-oscura-gandhi-201209070000_noticia.html

La Masonería contra España, las provincias de ultramar caen

 

La Masonería contra España

( El proceso del derrumbamiento del Imperio Español en América y Oceanía )

 

Habiendo quedado reductos del Imperio Español, debido principalmente a la intervención de La Banca Judía Internacional ( La Masonería ), estos territorios parecían que no serían objetivo de la secta anti-occidental ( según sus estatutos internos en el primer cuarto del s. XVIII se autodeclaran de esta manera y al poco Bolívar recibía su mensaje de odio, de la jefatura masónica, contra España ” Guerra a Muerte “, luego lo cambió por ” Guerra total contra España ” ).

Los años que van de las postrimerías del 1885, en que muere el rey, hasta la primavera de 1902, en que se inicia el gobierno personal de Alfonso XIII, constituyen un período en que el desengaño y la fatiga proporcionan a España una relativa paz interior, cuyo resultado fue, como en otros breves períodos del siglo XIX, un evidente progreso en el designio de la sección de españoles de todos los partidos que deseaban que España se incorporase al ritmo de Europa, entonces en la plenitud de su prosperidad económica y de su progreso material, que la hacía rectora del mundo. Tiempo aprovechado por estas naciones europeas gracias a sus políticas de esclavitud y explotación sin contemplaciones dirigidas por entes supranacionales y privados vinculados a La Masonería, como la famosa ” Compañía de Aventureros “, fortunas y amasijos de dineros que luego parcialmente eran invertidos en las principales capitales de Europa y, que, España no alcanzaba a nivelar con políticas proteccionistas y de libre comercio a las Indias.

Este precario progreso, que se va obteniendo lentamente, entre las vicisitudes de una política de escasa altura, propicia a intrigas de bajo estilo, a ambiciones y a personalismos, tiene como principal obstáculo la guerra constante en Cuba y en Filipinas, últimos vestigios del Imperio Español. Esta guerra, episodio trascendental en los destinos de España, es lo más importante que hemos de narrar en este capítulo. Es precisa, sin embargo, una rápida visión de la política española en esos últimos años, de los cuales son una consecuencia fatal las glorias, las miserias y las desventuras de la España actual.

Uno de los factores más eficaces de la paz interior fue el creciente prestigio, dentro y fuera de España, de la reina regente. Maria Cristina de Habsburgo-Lorena había permanecido, en vida del rey, oscurecida por la fuerte personalidad de Alfonso XII, que tenía hacía ella respeto, pero no amor.

Carecía la archiduquesa de las cualidades de belleza física y de atractivo personal que pueden conseguir la clamorosa admiración de un pueblo. Ignorante del idioma y de las costumbres de España, a las cuales le era imposible adaptarse, permanecía aislada en los palacios reales, sin otras cualidades aparentes que las de su distinción nativa, de una virtud intachable, y las de una discreta y correcta ama de casa y madre ejemplar. Era diversa de la castiza y populachera aristocracia española, que recordaba con añoranza, en la austera corte de la regente, el fausto isabelino. La mujer de Cánovas la llamba despectivamente ” la institutriz “.

El ejercicio del poder fue descubriendo cualidades que, de haber vivido Alfonso XII, hubiesen permanecido ocultas [ era una mujer maltratada ]. Tenía la regente una clarísima inteligencia y una sólida preparación política. Identificando la suerte de España con la de su hijo, ofreció en el ejercicio de sus funciones una entrega total de su persona. Pero la cualidad más característica de su gestión fue precisamente la que había estado ausente en los reinados de Fernando VII y de Isabel II : la lealtad. Lealtad hacia la Constitución que había jurado y hacia los personajes políticos o militares que con diversa fortuna alternaban en el poder.

Otra de las cualidades de la reina era la benignidad hacia los adversarios y la inclinación a una clemencia que suavizase el duro clima español. De aquí la adhesión incondicional de los hombres del régimen -singularmente, Sagasta fue un fervoroso admirador de María Cristina- y aún de los más prestigiosos entre los republicanos, como Salmerón y Castelar. Solamente fue detestada por los carlistas, precisamente, porque la inteligencia de la reina hacía cada vez más remoto el triunfo de su causa. La extrema derecha del catolicismo español, siempre más papista que el papa, era hostil a la princesa a la cual León XIII dedicaba una singular benevolencia.

El sistema previsto por Cánovas para el gobierno se inspiraba en el de las dos grandes potencias anglosajonas, una de las cuales, Inglaterra, en la cumbre del poder y señora de un Imperio que sólo podía compararse con el de España en 1600, despertaba entre los españoles envidia y admiración. Habría dos partidos, diversos en ideología y en métodos, pero respetuosos con los principios esenciales del régimen consignados en la Constitución, que se turnarían en el poder cuando lo exigiese la opinión pública, consultada en elecciones.

Desgraciadamente para España, las particularidades del carácter español y la incultura política de un pueblo en el que el instinto predomina sobre la razón hacían muy difícil el desarrollo regular del sistema. Para que de alguna manera pudiese prevalecer fue preciso el falseamiento sistemático del sufragio, única forma de que el partido de turno contase con una mayoría que le permitiese gobernar. La obtención de esta mayoría se apoyaba en todo género de inmoralidades y de injusticias. El ” cacique ” rural, al cual su partido hacía omnipotente en una comarca, en una villa o en una aldea, se convierte en un tipo característico que hubiese tenido dignos historiadores en los novelistas de la picaresca.

Otra dificultad era la falta de disciplina entre los partidos turnantes. El partido conservador era más homogéneo en su ideario y la autoridad de Cánovas, autor e intérprete de la Constitución de 1876, era indiscutida en lo que se llamaba ” la gran familia conservadora “. No faltaban, como en todas, disensiones en esta familia, pero, según la acertada opinión de Ballesteros, los desgajes no se debían a discrepancias de orden ideológico, ” sino a incompatibilidades personales o a impaciencias de poder “. De todas maneras, estos personalismos y estas apetencias en personajes tan carentes de altos ideales pusieron muchas veces en peligro la unidad del partido conservador.

El caso del liberal era mucho más difícil y si pudo mantener una sombra de cohesión se debió a la clara inteligencia y a la habilidad de don Práxedes Mateo Sagasta. Muchos de los liberales eran partidarios de la Constitución revolucionaria de 1869 y sólo se apartaban de Salmerón o de Castelar en el acatamiento de la regencia de María Cristina. Otros eran tan conservadores como los mismos canovistas, de los que se distinguían solamente por su adhesión personal a Sagasta. En realidad, el partido liberal no era sino un conglomerado de diversos grupos : el de Posada Herrera, del de López Domínguez, el de Moret, el de Montero Ríos. Sagasta no fue sino el jefe de la fracción más numerosa y su aparente jefatura se basaba en la confianza de la corona y en la secreta colaboración de Cánovas, sólo en apariencia su contrincante.

Pero existían además los inconformes, para los cuales el gobierno era imposible, pero no el perturbar la gestión de los partidos turnantes. Los repbulicanos echaban de menos la anarquía del 1873 y, dirigidos desde París por Ruíz Zorrilla, incansable conspirador ( y masón ) organizaban innumerables intentonas, siempre fracasadas por falta de ambiente, pero de indudable eficacia perturbadora.

El 19 de septiembre de 1886 se sublevaba el general don Manuel Villacampa con los regimientos de Garellano, Baleares y Albuera. El movimiento fracasó al no ser secundado por el paisanaje, pero no sin producirse víctimas ilustres : el general don Clemente Velarde y el coronel conde de Mirasol, muertos a tiros cuando, en cumplimiento de su deber, se dirigían al cuartel. Sagasta, de acuerdo con la reina, tuvo el acierto de aconsejar un indulto que privaba a los rebeldes de la aureola del martirio.

Aún menos importante fue el intento de Vicente Bou Martorell en Alcalá de Chisvert el 25 de julio de 1889. Una generación que ha padecido la peor de las dictaduras, que es la demagogia, quedó ” vacunada ” contra el virus revolucionario, que prende fácilmente en quienes no saben lo que es la ausencia de los derechos más elementales bajo el dominio de multitudes incontroladas, movidas por oscuros poderes ( La Masonería ).

Mucha más importancia tuvieron hechos que pasaron inadvertidos para sus contemporáneos, pero que nosotros, que hemos asistido a sus consecuencias, estamos en condiciones de valorar. En los primeros años de la Regencia, un obrero tipógrafo de excepcionales condiciones de inteligencia de perseverancia y de austeridad organizaba en España el socialismo, que había tenido en el siglo XIX tímidos brotes, pero cuya fuerza en el porvenir sólo el genio profético de Donoso Cortés pudo vaticinar. Pablo Iglesias creó para la península ” Centros de Trabajo ” de acuerdo y en relación con el ideario marxista de la Internacional. El 1 de mayo de 1890 se celebró en algunas ciudades españolas la Fiesta del Trabajo.

Apenas alboreaba la gran industria en Cataluña y en Vizcaya ; no existían en España los ” infiernos industriales ” de Bélgica, de Francia y de Inglaterra, y el carácter español hacía más humanas las relaciones entre patronos y obreros. Pero los salarios eran bajos y faltaba totalmente todo conato de previsión social. Había en el proletariado fabril un anhelo de justicia que lo hacía propicio a la difusión del socialismo.

Otro sistema político, el anarquismo, más conforme con el individualismo latino, que se resiste a la férrea disciplina marxista, tuvo en las últimas décadas del siglo brotes peligrosos en Francia, en Italia y en España. Era un ideario de imposible triunfo por la reacción violenta que despertaba en la sociedad, pero que podía perturbar momentáneamente la vida de un país. A lo largo del período surgieron brotes de anarquismo andaluz, que no era, en un proletariado rural de cultura rudimentaria, sino un medio de protestar contra un régimen social intolerable. Los intentos fueron fácil y duramente reprimidos. El más importante de estos brotes se presentó, bajo un gobierno conservador, en el campo de Jerez el 5 de enero de 1892. [ Es decir liberales elaboraban leyes para promocionar los beneficios de los industriales y banqueros en detrimento de los campesinos, unos y otros de alguna manera eran invadidos por ideas de las herramientas de La Masonería, pues socialismo, comunismo, anarquismo y liberalismo son creaciones de la secta, con todo este enfrentamiento planificado se conseguía adquirir más empresas que caían en bancarrotas y al mismo tiempo controlar a los campesinos.]

Con mayor violencia y con preparación más inteligente estalló el anarquismo en Barcelona. El procedimiento que los anarquistas latinos creían más eficaz era el magnicidio. Singularmente en Italia surgían agentes que sacrificaban su vida por la popularidad mundial del que había conseguido la inútil victoria de eliminar a un jefe de estado o a un gobernante. Amadeo de Saboya y Alfonso XII sufrieron atentados anarquistas.

El 23 de septiembre de 1893, Paulino Payas arrojaba dos bombas contra un grupo de generales que presenciaban una parada militar. Resultaron heridos Martínez Campos, capitán general de Cataluña, Molins y Castellví. El 7 de noviembre se inauguraba la temporada de ópera del Liceo de Barcelona y el teatro estaba lleno, con toda la alta burguesía de la ciudad. El anarquista Santiago Salvador arrojó al patio de butacas dos bombonas, que produjeron la muerte de dieciocho personas.

El magnicidio logrado, con todas sus transcendentales consecuencias, fue el perpetrado por Miguel Angiolillo en la persona de don Antonio Cánovas en el balneario de Santa Águeda el 8 de agosto de 1897. [ En los años inmediatamente antes de finalizar el s. XX varios historiadores vincularon, directamente, a estos terroristas anti-occidentales con logias masónicas y algunos de estos mantenían perfiles de origen judío y de etnia gitana. Los militares de la época se preguntaban cómo era posible que fallasen los dispositivos de seguridad con gente de confianza y haciendo guardia días antes. El caso de Cánovas fue especialmente llamativo porque se hallaba en el balneario de Santa Águeda ( Guipúzcoa ) pasando los escasos días que se tomó de vacaciones en agosto de 1897 donde el asesino se dejó detener sin oponer resistencia alguna a la autoridad y haber confesado la autoría. ]

No fueron los únicos atentados terroristas organizados por La Masonería en estos años, pero damos cuenta simbólicamente de algunos de ellos. Solamente daremos un breve esquema de la sucesión de situaciones políticas que nos permita encuadrar los acontecimientos más trascendentales que hemos de narrar en este capítulo.

El 27 de noviembre de 1885 prestaba juramento ante la regente el ministerio presidido por do Práxedes Mateo Sagasta ( masón de alto grado ), el cual había procurado congregar representantes de todas las tendencias del liberalismo. No había en el ministerio personas de gran altura -escaseaban en la España de este tiempo- pero sí hombres entregados, lealmente a su tarea y capaces de una gestión eficaz. Sagasta, con su enorme don de gentes, procuraba limar asperezas entre colaboradores de procedencias tan diversas.

El gobierno estaba en excelentes condiciones para continuar la obra pacificadora de Alfonso XII. No tenía enfrente, en realidad, un partido poderoso, por la escisión provocada en el partido conservador por el inquieto e intrigante Romero Robledo. Los carlistas estaban prácticamente, anulados y los republicanos eran capaces solamente pronunciamientos y algaradas. Las elecciones dieron a Sagasta una mayoría abrumadora y a Cánovas una minoría importante que le permitió una oposición eficiente, que era, en realidad, una colaboración. [ Aquellos comicios no eran más que eventos simbólicos, apenas la gente participaba, se calcula que había un 25% de analfabetismo promovido por el propio sistema político, se detectaron localidades con más votos que habitantes, se contabilizaron más de cien poblaciones con estas anomalías de la época, ya en la introducción hacíamos ver estos detalles democráticos creados por la secta. El fraude electoral no era penado y se consideraba algo sin importancia ” entre políticos “, la prensa, que estaba controlada por las logias, no objetaba oposición siquiera denuncia ].

Fue muy provechosa la gestión del ministro de Hacienda don Juan Francisco Camacho, que dio un paso más en la tarea, iniciada por los ministros de Fernando VII, Garay y López Ballesteros, de poner en orden las caóticas finanzas españolas, perturbadas por la inestabilidad política y por las guerras civiles. Camacho quiso unificar la administración pública, suprimiendo las cajas especiales de que disfrutaban algunos ministerios. Técnico notable, pero sin sentido político, incurrió en el error de oponerse a la excepción de la absurda venta de dehesas boyales que solicitaban muchos pueblos de Castilla. Esto motivó un choque con los ministros castellanos Gamazo y Alonso Martínez y, al cabo, la dimisión de Camacho, a quien sustituyó don Joaquín López Puigcerver, también hacendista notable.

Todos estos laudables esfuerzos resultaron inútiles en la desventura de España por la sangría de las guerras de Ultramar, que eran, al cabo, guerras civiles también.

Fue notable la gestión de los ministros de la Guerra, el general Castillo, conde de Bilbao, que trasladó a empleos civiles a los sargentos veteranos, y el general Cassola, uno de los técnicos más insignes con que ha contado el ejército español, que intentó una organización a la alemana, con una distribución del mapa de España en regiones militares, con el establecimiento del servicio militar obligatorio y la creación de la Academia de Estado Mayor. Estas reformas prematuras sólo más tarde pudieron ser implantadas.

Ballesteros en su ” Historia de España ” da gran importancia a la gestión, que permaneció entonces secreta y es hoy poco conocida, del ministro de Estado don Segismundo Moret y Prendergast. La codicia colonialista de las grandes potencias ponía en peligro la paz en el año de 1887. Entre los dos grandes grupos de estados que se mantenían en precario equilibrio. Moret juzgó conveniente una aproximación temporal a la ” Triple Alianza “, integrada por Alemania, Austria-Hungría e Italia, bajo los auspicios del príncipe de Bismarck. Moret, hábil negociador, consiguió la aquiescencia de Inglaterra a este pacto, que se fundamentó en el deseo del gobierno español de sostener en Marruecos al sultán Muley Hasán. Inglaterra, aliada de Francia, veía con recelo las apetencias francesas de constituir, con Argelia y Marruecos, un poderoso imperio colonial en el norte de África.

En esta etapa del partido liberal ocurrió uno de los sucesos más afortunados en la España de las postrimerías del siglo XIX : la inauguración de la Exposición Internacional de Barcelona en 1888. La iniciativa del gran alcalde Rius y Taulet fue, con gran sentido político, acogida por la regente y por el gobierno, que realizó un gran esfuerzo porque el certamen revistiese el máximo esplendor que la penuria de los tiempos permitía. El esfuerzo realizado por Cataluña fue gigantesco y en él se hicieron patentes las facultades de improvisación y de enérgica reacción propias de la raza hispánica frente a las circunstancias difíciles.

El 13 de mayo salieron de Madrid la reina con el rey niño y las infantas doña María de las Mercedes y doña María Teresa. Zaragoza hizo a la real familia una acogida triunfal. En Barcelona el entusiamo popular fue delirante y Cataluña tuvo hacia la reina y sus hijos, hacia el gobierno y hacia su séquito la generosa hospitalidad que reserva a los que saben comprenderla. Muchas de las naciones europeas enviaron navíos de guerra al puerto de Barcelona. Fue una grandiosa manifestación internacional hacia la regente y hacia España, que realizaba un esfuerzo heroico para superar el pasado e incorporarse al ritmo europeo.

La exposición de Barcelona inició la carrera que convirtió la ciudad condal en una de las más bellas ciudades de Europa y de las más sensibles a toda suerte de inquietudes espirituales.

El turno de los grandes partidos era en España sumamente difícil. Contaba en su apoyo con la lealtad y el tacto de la regente y con la alta capacidad de dos caudillos excepcionales. Pero la disciplina necesaria para mantener la unidad de los dos grupos turnantes se oponían los personalismos, el morbo de la dispersión, el sentimiento anárquico latente siempre en el alma hispánica.

Desde los primeros días de la Regencia se desgajó del partido conservador una fracción que no supo comprender el gesto patriótico de Cánovas al dejar paso en aquellas difíciles circunstancias al partido liberal. Acaudillaba al grupo Romero Robledo. En el partido liberal, menos homogéneo, la disciplina era aún precaria y había sufrido la escisión de personajes tan importantes como el duque de la Torre, Camacho y Gamazo. Aún más peligroso fue el intento de coalición entre los disidentes de ambos partidos para formar un nuevo grupo : el ” Liberal Reformista “, que apetecía vívamente el poder.

En 1889, el partido de Sagasta había conseguido mantenerse en el gobierno por espacio de cuatro años y eran ya muchos los individuos que, aun dentro de su propio partido, deseaban un cambio. Así se formó lo que llamóse entonces ” la Conjura “, en la cual entraban elementos conservadores y liberales. A ella se unió don Cristino Martos, presidente del Congreso, el cual no quería finalizar su carrera política sin haber presidido un gobierno.

Sagasta logró vitalizar a su partido, en trance de rápida descomposición, con el proyecto de sufragio universal. Cánovas había declarado en las Cortes que si el partido conservador, al llegar al gobierno, encontraba establecido el sufragio lo respetaría y era urgente para los liberales de todas las tendencias el conseguir esta su aspiración máxima ante una crisis total inminente.

El 26 de junio de 1890, la reina sancionaba ( aprobaba ) la ley, cuya trascendencia había de ser inmensa y no, ciertamente, benéfica. El 5 de julio, Sagasta, que se daba cuenta del desgaste de su partido, se rindió a los violentos ataques de la oposición conservadora, ya no benévola, y don Antonio Cánovas fue encargado por la reina de formar gobierno. El 29 de diciembre fueron disueltas las Cortes. Las elecciones generales ( 1 y 15 de febrero de 1891 ) dieron al gobierno una enorme mayoría.

Ante el éxito, que prometía al partido conservador una larga permanencia en el poder, Romero Robledo intentó y consiguió incorporarse al partido que había intentado escindir. Esta reincorporación originó la primera crisis de la etapa, con la salida del ministerio de don Francisco Silvela, de Villaverde, de Fabré y de Irasa. La afluencia al partido conservador del político de Antequera y de sus seguidores incondicionales -a los que llamaban ” los húsares “- no fue afortunada.

Romero Robledo representaba la entronización del sistema de los caciques, que llevaba consigo peligrosas concesiones en el orden moral. Nadie ponía en duda la honradez personal de Romero Robledo, pero su sistema consistía en retribuir la adhesión incondicional de sus protegidos, que garantizaban la elección en cada distrito, dándoles carta blanca para todo género de abusos y tropelías. Aún de mayor trascendencia fue el recompensar servicios con cargos de pingües posibilidades en Cuba, Puerto Rico y Filipinas, enviando a las islas, último vestigio del Imperio Español, funcionarios ineptos o inmorales que daban razón a los fermentos separatistas, ya tan graves en aquel tiempo. [ Es decir, Romero Robledo, masón, solo hacía ejercer un plan previsto, enviaba a elementos indeseables con cargos y mando a lugares de toda España y de ultramar para avivar la justificación de la Anti-España, todo este plan se canalizó en las principales logias de España, tanto es así que los propios mandos que cumplían con su deber y de moral íntegra al detectarlos no eran tenidos en cuenta a la hora de denunciar estos atropellos, el objetivo era claro ; había que publicitar la malaprensa contra los españoles y sobre todo en la España peninsular a los caciques que no eran más que delegados rurales en representación del gobierno. ]

Fue la difícil permanencia de España en las islas del Caribe y en los archipiélagos de Oceanía la clave de toda la política, en que aciertos aislados y el constante heroismo de los soldados no pueden paliar gravísimos errores, que no siempre corresponden a los gobernantes, sino que tuvo en ellos parte principal el pueblo español, mal informado. Hoy, cuando podemos contemplar con visión retrospectiva los sucesos de esos años, nos damos cuenta de que la emancipación de las islas era algo fatal que ni los gobernantes de su tiempo ni cualesquiera otras personas, hubieran podido impedir. La lástima es la sangre derramada inútilmente.

La acción constante de los EE. UU ( Estados Unidos ), cuya potencia crecía en asombrosa progresión, alentando y financiando todos los movimientos separatistas ( la Anti-España ), proveyendo a los rebeldes de toda suerte de pertrechos de guerra y ofreciéndoles fácil refugio donde rehacerse en la Florida y en la Luisiana, hacía inútiles los agotadores esfuerzos de la metrópoli. La única solución habría sido ampliar concesiones autonómicas que desembocasen en una indepedencia concertada, pero si algún ministro clarividente hubiese iniciado este camino, el pueblo le hubiera arrastrado como traidor. [ Tan es así, que, en la guerra posterior con Marruecos, está documentado como los rebeldes moros fueron patrocinados y subvencionados con todo tipo de armamento y material logístico contra España, incluso periodistas con pasaporte inglés eran espías norteamericanos que daban cuenta a los rebeldes la información necesaria para atentados y ataques contra el ejército de España, cargamentos enteros de armas con cajas de güisqui fueron encontrados por los militares españoles, estos materiales estaban envueltos en cajas precintadas con sello de manufacturación de EE.UU. ]

Nunca ha estado tan justificado el concepto de que las revoluciones no las hacen los pueblos desesperados por la penuria, sino qu se incuban en ecomomías florecientes. Coincidiendo con la pérdida de las provincias [ España nunca tuvo colonias, a las tierras de ultramar se las designaban, oficialmente, como ” provincias ” y sus habitantes tenían los mismos derechos que los peninsulares ] continentales de América, Cuba llega el reinado de Fernando VII a la mayor prosperidad, pero es entre los criollos [ españoles de raza blanca nacidos en ultramar ] enriquecidos, que suelen vivir en haciendas espléndidas y a quienes el rey concede títulos nobiliarios de sabor romántico, donde se encuentran los protectores, más o menos encubiertos, del separatismo.

Perdidos los virreinatos, los capitanes generales muestran el mismo afán de los virreyes por fomentar la economía, por urbanizar las ciudades y embellecerlas con monumentos. En tiempo de Isabel II, La Habana es la más bella ciudad de América y hay en ella una brillante vida social y literaria. Puerto Rico, la provincia siempre desatendida, se llena de monumentos, en los cuales el neoclasicismo se altera con atisbos románticos : la Fortaleza, la Casa Blanca, la Intendencia, el Arsenal…

Independientemente de la eterna polémica entre criollos y comerciantes peninsulares, ferozmente españolistas, está el problema de los negros. La población de origen africano era muy densa en las Antillas españolas. El comercio ” de ébano ” fue muy frecuente y  lucrativo y al inhumano tráfico se dedicaban familias que luego alcanzaron la más alta posición social. Mejor o peor tratados, pero sometidos siempre a un trabajo duro y no retribuido, los negros eran como un estado aparte que, singularmente entre los recién venidos de África, conservaba en secreto todo el mundo mágico de las selvas africanas.

Durante todo el reinado de Isabel II, las intentonas son frecuentes, condenadas siempre al fracaso -pues en Cuba y Puerto Rico perdura el concepto provinciano y los lazos que unían las islas con la metrópoli eran aún muy fuertes-, y castigadas con excesiva dureza. No está bien claro el objeto de la conspiración de negros y mulatos de Matanzas, tristemente famosa porque costó la vida al poeta y pintor negro Gabriel de la Concepción Valdés, llamado vulgarmente ” Plácido “, uno de los más fluidos versificadores del romanticismo antillano. Tuvo en este asunto una oscura intervención el cónsul de Inglaterra, David Turnbull.

Esta intervención inglesa en los asuntos de Cuba, fundamentada en que España no cumplía los tratados que establecían la abolición del infame tráfico de los negreros, fue esporádica. En cambio, es constante la política de los Estados Unidos, olvidados ya de la parte que tuvo España en su liberación, fomentando la intranquilidad en la provincia antillana. Nueva Orleáns era el punto de reunión de los cubanos opuestos a España. Algunos de éstos -pocos todavía- pretendían la anexión de Cuba a la gran República.

ATENCIÓN

El 6 de mayo de 1857, un Mr. Levy, senador por la Florida, sugirió la idea de que su nación comprase a España la isla y esta idea encontró apoyo en el vicepresidente de la República, Mr. Dallas. Era una muestra del total desconocimiento del carácter español.

Por primerva vez aparece en la subversión cubana un caudillo de algún relieve : Narciso López, cuyos reiterados intentos fracasaron siempre. El cabecilla, emparentado con poderosas familias criollas ( de masones ), pensó que tenía prestigio suficiente para sublevar a La Habana y desembarcó en el Morrillo de Bahía Honda. Derrotado y preso, sufrió la última pena ( 1 de septiembre de 1851 ).

A finales del año de 1853 se hace cargo del mando en Cuba el teniente general don Juan de la Pezuela, luego conde de Cheste. Pezuela durante su gobierno en Puerto Rico se había declarado protector de los negros y en Cuba continuó la misma política. Ordenó el registro de los buques y dispuso la formación de compañías militares de mulatos y de negros. Esta política originó choques con los Estados Unidos, cuyo ministro en España, un Mr. Peter Saule, intervenía en los asuntos cubanos de manera intolerable.

La revolución de 1854 originó el cese de Pezuela, que fue sustituido por don José de la Concha, antaño compañero suyo de armas contra Espartero, pero que ahora había intervenido en la ” Vicalvarada “. A pesar de su reciente incorporación al liberalismo progresista, el general Concha, marqués de La Habana, no siguió la política antiesclavista de Pezuela. En el fondo, creía que la economía cubana, que él estaba decidido a impulsar, necesitaba de la mano de obra esclava. En cambio, el general, que debía su puesto a una sublevación, fue muy duro con los intentos promovidos desde Nueva Orleáns.

Le sucede don Francisco Serrano, que había tomado parte en la revolución de 1854, pero que siguió a O´Donnell en la reacción que dio paso al gobierno de la Unión Liberal, en que España gozó de algunos años de paz interior, y reforzó en la guerra de África su prestigio militar. La gestión de Serrano en la capitanía general de Cuba hubo de referirse casi exclusivamente a la cuestión de Santo Domingo, una de las empresas con las cuales España, apenas pacificada, intentaba renovar sus antiguas glorias.

La porción perteneciente a España de la isla que se llamó, por excelencia, Española y cuya capital, la ciudad ” incunable ” de América, fue metrópoli del Nuevo Mundo, era entregada a Francia en la paz de Basilea en 1795. La República Dominicana había establecido su independencia contra Francia y no contra España y no permanecieron en ella los rencores que hacían todavía tan difíciles las relaciones entre la patria vieja y sus antiguas provincias. La República, de intensa tradición española, vivía bajo la perpetua amenaza de la nación que compartía con ella el dominio de la isla.

Los franceses no habían sabido crear en Haití una minoría capaz de gobernar, como España había hecho en Santo Domingo. Era un país de negros, antiguos esclavos o hijos de esclavos de las plantaciones criollas, analfabetos en su casi totalidad y conservando todavía su mentalidad africana, que se constituían en reino o en imperio cuyos monarcas intentaban con varia fortuna la conquista de la parte española de la isla.

En el año de 1858, el peligro de una invasión de los negros de haitianos era gravísimo. El presidente de la República, don Pedro Santana, muy afecto a España por tradición familiar, no veía otro modo de resolver la situación sino incorporando la porción de habla española de la isla de Santo Domingo a la monarquía de Isabel II, con lo cual se obtendría el apoyo inmediato de las tropas de la capitanía general de Cuba.

El general Serrano se mostró partidario del proyecto. Era un momento en el cual la reina y la nación española vivían en la euforia de la guerra de África y todo parecía fácil ante el valor de los soldados españoles. El 24 de abril de 1861, el ministerio de Estado enviaba a Serrano una real orden donde se exponían las bases de la incorporación. Desde marzo ondeaba en las fortificaciones y en los edificios oficiales de Santo Domingo la vieja bandera de España. La anexión quedaba confirmada por decreto de Isabel II fechado el 19 de mayo de 1861.

El retorno a la tradición fue recibida con entusiasmo no solamente en Santo Domingo, sino en la isla hermana de Cuba. Contribuía a esta satisfacción la política de Serrano y de don Domingo Dulce, que le sucedió en la capitanía general en 14 de diciembre de 1862, que se mostraron tolerantes con los cubanos que mantenían opiniones autonomistas. Por otra parte, los Estados Unidos estaban excesivamente comprometidos en su terrible guerra de Secesión para ocuparse en fomentar subversiones en las Antillas.

Pero la anexión de Santo Domingo había sido un funesto error de la Unión Liberal. España debería haber tenido en cuenta la tendencia incontenible de las provincias lejanas a recabar su independencia de la metrópoli, y la anexión no fue otra cosa que añadir un nuevo problema al gravísimo de Cuba y Puerto Rico.

Era imposible que un país que había sido nación independiente se aviniese a convertirse en provincia, gobernada desde Madrid. Pasado el inmediato peligro tahitiano, cundió en la isla el espíritu revolucionario, fomentado por los desaciertos de los gobiernos españoles -incapaces de recordar la lección de la Historia- en el nombramiento de las autoridades militares y civiles. Fue preciso que los soldados españoles luchasen en Santo Domingo como en Cuba.

El 1 de mayo de 1864 murió el general Santana, cuyo prestigio era la última esperanza de que perdurase la anexión. El 7 de enero de 1865, Narváez tuvo el acierto de abandonar la isla Española a sus propios destinos. La guerra había sido breve y no dejó una huella de rencor demasiado profunda.

Hubo a lo largo del siglo XIX diversos movimientos separatistas. No fueron sino algaradas, fácilmente vencidas y, a veces reprimidas con excesiva dureza. La guerra que habría que desangrar a España durante el último tercio de la centuria no comenzó sino en 1868, en extraña coincidencia, casi exacta, con la revolución que dio fin al reinado de Isabel II. En ambas revoluciones tuvo importantísimo papel La Masonería, y el historiador se siente inclinado a intuir una conexión entre los ” hermanos ” en ambos levantamientos.

No me parece, sin embargo, probable una convivencia entre masones españoles y masones cubanos para aprovechar, unidos, el momento propicio. Este acuerdo existió en ocasiones en la independencia de la América continental, pero en 1868 el patriotismo evidente de los conjurados contra la dinastía borbónica no les permitió cooperar a la disgregación de las provincias antillanas. Es prueba de ello el esfuerzo que pusieorn en la represión los gobiernos de la República y la dureza del trato que se dio a los sublevados.

La acción de las sociedades secretas se inició en Puerto Rico, donde organizaron la reunión con los comprometidos en un cafetal de Mayagüez el 22 de septiembre  de 1868, coincidiendo exactamente con el pronunciamiento de la escuadra en la bahía de Cádiz. En Lares, cuya población se unió a los sublevados, se dio el ” grito de Lares ” ( ” Muerte o libertad ; ¡ viva Puerto Rico libre ! ” ), que suele considerarse como la iniciación de una guerra que había de durar diez años. Sin embargo, los sucesos de Puerto Rico no fueron sino uno de tantos ” pronunciamientos ” y el general Pavía, que usó de excepcional benignidad con los vencidos, había pacificado totalmente la isla en los primeros días de octubre.

Fue en Cuba donde el movimiento de inspiración masónica llegó a tener excepcional importancia y una continuidad que hasta entonces había sido imposible. Esto se debió a dos causas, aparte que la situación interior de España hacía muy difícil una represión eficaz : la calidad de los jefes separatistas y la ayuda constante y descarada de los Estados Unidos. El 10 de octubre, Carlos Manuel de Céspedes repetía el grito de Lares en el ingenio de la Demajagua. Al anochecer entraba en el pueblo de Yara y algunos días más tarde el movimiento triunfaba en una ciudad importante : Bayamo.

Como en la América continental, el movimiento ( masónico ) había sido promovido por criollos ricos y de una cultura que se alzaba sobre el nivel medio del país. En la revolución separatista de 1868, el organizador fue Carlos Manuel Céspedes, de familia noble y acaudalada como Bolívar ( masón de alto grado y de origen judío ) y que, como el ” Libertador ” ( asesinó a cerca de mil españoles desarmados incluidos mujeres y niños en tan solo un día ), había viajado por toda Europa. Poeta, aficionado a la música, Céspedes, que se había licenciado en leyes en la universidad de Barcelona, no era un intelectual sedentario. Gran jinete, duro sufridor de trabajos, joven aún ( había nacido en Bayamo en 1819 ), fue el organizador del movimiento ( masónico ) de la revolución.

En una obra de esta clase es imposible un resumen de la guerra de diez años : guerra de emboscadas y de pequeños combates, a la cual se prerstó maravillosamente el terreno. Acaso la página más triste, la que antes se quisiera borrar de la Historia, es el fusilamiento, en noviembre de 1781, de ocho estudiantes de medicina que en el cementerio de La Habana habían profanado la tumba del periodista, exaltado defensor de la causa española, Gonzalo Castañar, asesinado poco antes.

Es curioso notar que durante el gobierno provisional, la monarquía saboyana y la República, en tiempos de en que la masonería era inspiradora de los gobiernos, en que una gran parte de la opinión republicana era federal y llegaba al extremo de repartir la península en cantones autónomos, se llegó a la máxima intransigencia y a la mayor dureza represiva hacia un movimiento nacido también bajo el signo masónico.

Los principales cabecillas cubanos reunidos en la loma de Sevilla resolvieron negociar. El 8 de febrero de 1878 era disuelta la Asamblea y se nombraba una comisión para negociar la paz, que se firmó en Zanjón el 12 de febrero. El convenio no estipulaba la autonomía, pero sí amplias concesiones políticas y administrativas y la supresión de la esclavitud. Este período de diez años costó a España 140.000 hombres y 700 millones de pesos fuertes.

En las islas Filipinas el sentimiento separatista fue más tardío. No había repercutido en el archipiélago la independencia de los lejanos virreinatos de América. La constitución social en Filipinas era muy diferente. No había una clase social de criollos ricos y cultos, de pura sangre española, sino que la minoría de los peninsulares, frailes, militares, comerciantes y funcionarios, presidía el conjunto de razas indígenas que habían aceptado el cristianismo, pero que conservaban sus diversos dialectos y su genuino tenor de vida.

Fracasó en Manila una conjura dirigida por don Joaquín Pardo de Tavera y apoyada por algunos elementos del clero indígena, pero en Cavite se organizó un degüello general de españoles y muchos fueron asesinados ( 20 de enero de 1872 ). La durísima represión contribuyó a que un abismo de odio se abriese entre peninsulares y filipinos.

La masonería, que a partir de la revolución del 68 se extendió por las principales ciudades del archipiélago, fomentó en Filipinas el separatismo. Como en Cuba, la restauración monárquica y la acertada gestión del nuevo Capital General don Joaquín Jovellar ( 1883-1885 ) consiguieron una precaria paz. España perdía en aquella tregua la última coyuntura de conceder a la isla una autonomía que fuese un camino para que la emancipación, que era una contingencia inevitable, se hiciese en las mejores condiciones posibles.

Llegado 1895 estalló la nueva guerra en Cuba, que había de superar en violencia a las anteriores. Se concentraban en la isla los importantes cabecillas del separatismo, conocedores del terreno y enriquecidos con al experiencia de los anteriores intentos : Antonio y José Maceo, Máximo Gómez, José Martí, hijo de español. El 25 de marzo publican un manifiesto que era una declaración de guerra. Martí, superior en inteligencia y en cultura, se encargaba de la suprema jefatura. Cánovas desde España envia al pacificador Martínez Campos pero ya en horas bajas. 120.000 soldados españoles y 60.000 voluntarios contra el diminuto y agilísimo ejército de ” mambises ” que ya tenían experiencia en atentados y guerra de guerrillas contra España. Los españoles en cambio parecían cadetes sin instrucción alguna, esta fue la causa principal además de la ayuda y protección que prestaba los agentes masones desde EE.UU de que España sufriera otra vez más. Apesar de las innumerables víctimas los españoles se acoplan rápidamente a las zonas de combate y consiguen derrotar a los masones locales ( separatistas ).  Batido Antonio Maceo en el Rubí ( 11 de noviembre de 1896 ), fue cercado y muerto por la columna del comandante Cirujeda.

Estos sucesos afortunados tuvieron una terrible contrapartida, en EE.UU se difundió una imparable malaprensa contra España. Los fusilamientos y sobre todo los ” campos de concentración ” en que se acumulaba la población rural ( que en realidad eran separatistas ) y en otros casos se protegía simplemente a la población de los separatistas supuso un aumento de esta malaprensa contra España, llegando a fomentar el escándalo en Norteamérica, donde la opinión, como en todos los países sajones, era propicia a arrojar sobre España el estigma de la crueldad, olvidando la vergüenza de su propia historia.

Una vez más salieron a relucir en prensa y oratoria la Insquisición, los moriscos y el duque de Alba. Se fue apoderando una fuerte opinión anti-española, al mismo tiempo que los separatistas buscaban el ” victimismo ” ( tan famoso durante y despúes de la Segunda Guerra Mundial ). Cleveland, el presidente, cuya actitud había sido la más correcta, se creyó obligado a intervenir y dispuso que Mr. Onley, secretario de Asuntos Exteriores, hiciese al gobierno español una propuesta de mediación.

La propuesta de Onley fue rechazada, porque se había formado en España una corriente de odio a los Estados Unidos que se imponía a los gobiernos. Causa indignación y pena leer la prensa española de los años 1897-1898. No cabe mayor insensatez ni mayor ignorancia. Se escribía que ” el pueblo de Norteamérica, de comerciantes y de fabricantes de embutidos, sería fácilmente derrotado por el heroismo español “. Es evidente, otra vez más, que los masones dueños de los periódicos en España en consonancia con sus colegas de EE.UU buscaban que España entrase en guerra con EE.UU, sabían que su ejército estaba diezmado y las reservas de la Administración Pública estaban casi en la ruina. En cambio, EE.UU había estado aumentando la cifra de barcos e invirtiendo en armamento de última generación, diez veces más que España en los últimos años, La Masonería buscaba apoderarse del comercio de Cuba y el reino de España era un obstáculo conocido, para ello necesitaban una guerra.

En Filipinas por estos años, va creciendo el mensaje separatista contra España, raramente aparecía sentimientos de odio de los nativos filipinos o de los aborígenes americanos contra los españoles. Lo único que en  cierta manera relaciona la independencia americana con el separatismo filipino es la acción de la masonería, si bien la secta en Filipinas tomó un carácter diverso, motivado en el odio de los tagalos a los europeos.

En 1888 se funda una sociedad secreta llamada Katijunán, masonería adaptada a los ritos y fórmulas tagalos, pero que en establece relación con el Gran Oriente de España. Unía a tagalos y peninsulares el odio a los frailes, que, sucesores de los grandes misioneros del XVI, se habían dejado influir en demasía por las ventajas de su posición privilegiada en las islas. Por otra parte había ya en Filipinas en las últimas décadas del siglo una minoría de tagalos o mestizos cultos, educados en las universidades españolas, viajeros por Europa, que miraban con desprecio la política de la Restauración y que se sentían ofendidos de la situación ” colonial ” en que se tenía a las lejanas posesiones en el Extremo Oriente.

Por aquel entonces los jesuitas y los que fuesen la orden de La Compañía de Jesús, ya estaban penetrados por agentes de La Masonería, aunque aún no la jefatura de Roma estaba intacta. La Masonería contrata y capta a José Rizal y Mercado, un discipulo excepcional de los jesuitas, había cursado en Madrid las carreras de medicina y de filosofía y letras, entabló amistad con destacados intelectuales de su tiempo. Su obra ” Noli me tángere “, que es una diatriba contra la administración española, y su obra ” El Filibusterismo “, escrita en Hong-Kong en 1888, revelan un conocimiento perfecto de los recursos del idioma. También entre los patrocinadores del movimiento ( La Masonería ) hubo familias de mestizos ricos, como los Rojas y Ayala, a cuyo jefe, el banquero más poderoso del archipiélago, cubierto de honores por los gobiernos españoles, se acusaba de querer proclamarse emperador. Rizal tardó mucho tiempo en situarse contra España, donde tenía buenos amigos y donde había pasado los años más felices de su vida.

La ceguera ( o una planificación ) de los gobiernos de Madrid hizo que el contacto de Rizal con las sociedades secretas que preparaban el…

¡ exterminio !

o la expulsión de los españoles fuera cada vez más intenso.

El 21 de agosto de 1896, bajo el gobierno del general Blanco, se inició la insurrección. Comenzaba otra guerra contra España promovida por La Masonería. La secta adoptó a un insurgente que destacaba sobre los demás, Emilio Aguinaldo, un terrorista de la selva. Rizal fue fusilado el 30 de diciembre de 1896, el cual no había tomado parte en la rebelión en esos días, pero que fue el principal planificador e insurrecto que fomentaba malaprensa contra España de manera infundada, porque esas eran las órdenes que recibía de las logias. Las protestas de estas logias llegaron a los masones en el parlamento español y a los pocos días cambiaron el gobierno. El 25 de diciembre de 1897 se firmaba el pacto en virtud del cual los insurgentes entregaban las armas y el capitán general, en nombre del gobierno, se comprometieron a efectuar las reformas políticas que eran la aspiración del pueblo filipino.

 

 

 

Año crucial : 1898

( Guerra hispano-norteamericana, una guerra planificada por La Masonería )

 

 

Años hacía que los diarios de noticias se habían transformado en propagandistas exacerbados de lo más bajo de la clase social. Era evidente que detrás de estas maniobras había un plan para provocar una guerra contra España y de esta manera retirar al último obstáculo defensivo de Occidente, aunque ya por entonces la propia España estaba contaminada de agentes de La Masonería dentro del gobierno de turno.

Ninguna nación de Europa u occidental movió un dedo para evitar este conflicto bélico, porque también había masones infiltrados en estas naciones europeas. Es desde esta época donde se insiste más en la ocultación de la ayuda prestada a EE.UU para su nacimiento. El general norteamericano G. W. y padre fundador de la nación estadounidense rehusó entrar en guerra contra Inglaterra para la Guerra de Sucesión si no estaba como aliado indispensable : ESPAÑA. ( Hasta hace muy pocos años el portal, de linea sionista, de wikipedia expresaba que el Ejercito Continental estaba formado exclusivamente de EE.UU y de Francia, lo cierto y es verdad es que esto es verdadero hasta cierto punto, pues en un principio no entró en la guerra de manera oficial pero al cabo de unos meses : sí. El acuerdo subscrito con los rebeldes norteamericanos apareció no hace mucho, y él se asegura la entrada en la guerra de España oficiosamente y más aún en meses posteriores : oficialmente. [ Acuerdo de soporte y ayuda entre Francia y España, tratados reales ].

Como vaticinó un alto representante de España en EE.UU y de palacio ( que luego sucumbió por la seducción de la secta masónica ) en aquellos días de gloria para el nuevo país, suponía que este gigante algún día podría convertirse en una amenaza si no era administrado debidamente, el propio G. W. lo adelantaba y Benjamín Franklin ” el hombre del momento ” ( ovacionado en París por sus exposiciones científicas ) lo aseveraba en los discursos. El principal motivo para la independencia de EE.UU estaba en un desacuerdo comercial y de abuso con los colones europeos asentados en las colonias británicas en Norteamérica, estos colonos no eran reconocidos como : ciudadanos ingleses, sino como gente de segunda categoría ( algo parecido a los ” sirvientes ” irlandeses pero con un trato algo más delicado ), que podían caer en la esclavitud si incumplían la ley inglesa de la época.

Y llegó ese día.

En efecto, las primeras impresiones de los parlamentarios y de los diplomáticos españoles que pudieron hablar con el nuevo presidente eran optimistas. Bien pronto se pudo advertir que Mac Kinley estaba dispuesto a seguir, con mayor dureza, la política preconizada por Bryan. Acaso, por la presión de los ” trusts ” y de la prensa y por la actitud del pueblo, no podía hacer otra cosa. Era, según escribía nuestro embajador Dupuy de Lome, ” débil y populachero “.

Con el pretexto de proteger a los súbditos norteamericanos residentes en Cuba, que no corrían ningún peligro, envió al puerto de La Habana al acorazado ” Maine “. El 19 de febrero de 1898, el gobierno español recibía una nota simple del general Woodford, embajador de los Estados Unidos, en la cual se situaba a España ante el dilema de enajenar Cuba o sufrir en la isla la intervención armada de su país. Con perfecto desconocimiento del espíritu español, Mac Kinley ofrecía a la Hacienda española…

¡ 300 !

millones de dólares,

aparte una fuerte suma para los negociadores.

 

El gobierno hizo lo único que dignamente podía hacer : no darse por entendido, confiar en los efectos de la autonomía recientemente concedida a las islas y contener los desmanes de los rebeldes, más agresivos cuanto se sentían mejor respaldados. En la noche del 15 de febrero, un accidente absolutamente casual : una explosión espontánea en el interior del ” Maine “, que se hundió a la vista de La Habana, con pérdida de dos oficiales y de 260 marineros, dio al presidente lo que necesitaba : un violento clamor de la prensa y del pueblo en favor de la guerra. El ” Maine ” fue oficialmente la operación más clara de ” falsa bandera ” ( ó bandera negra ) perpetrada por La Masonería desde su fecha fundacional. [1]

El Papa León XIII gestionó cerca del gobierno español la concesión de un armisticio con los insurrectos y, en efecto, el 11 de abril el general Blanco proclamó la suspensión de las hostilidades en Cuba. La Alemania imperial y de Austria-Hungría y el reino de Italia ; la República Francesa, el Imperio ruso y el reino de Gran Bretaña iniciaron, sin demasiado interés, gestiones para que ambos gobiernos continuasen negociando, tan inútiles como las que después se han venido efectuando en ocasiones análogas, con tanta buena voluntad como ineficacia.

La prensa había excitado de tal manera a la opinión pública nacional, que, en el caso de que el gobierno acusase alguna debilidad, la plebe quemaría la embajada de los Estados Unidos y asaltaría los establecimientos de norteamericanos en las principales ciudades españolas, cuyas calles recorrían manifestaciones tumultuosas que pedían el rompimiento inmediato de hostilidades.

La cercanía al teatro de la guerra era para el ejército y la armada de Norteamérica una ventaja inicial. Apenas declarada la guerra el 22 de abril de 1898, la escuadra norteamericana iniciaba el bloqueo de la isla de Cuba.

Las cosas seguían en Filipinas el mismo rumbo. No es posible mantener un imperio sin marina, y la marina española ( Armada ) no existía, en realidad, desde Trafalgar. El elemento indígena, dirigido por Aguinaldo, que pocos meses antes vitoreaba a España, era, como en Cuba, elemento inapreciable para la expansión de los invasores. En los primeros días de julio, yanquis y tagalos, dueños de la isla de Luzón, bloquearon Manila, que rindió el general Jaudenes el 12 de agosto de 1898.

No solamente se perdió Cuba, como indemnización Puerto Rico, la de Guam en las Marianas y el archipiélago de Filipinas. Aun compensaciones sin importancia para los Estados Unidos, como la liberación de la Deuda cubana, abrumadora para la arruinada hacienda pública española y la puramente espiritual del reconocimiento de que las autoridades españolas no fueron causantes de la voladura del ” Maine “, fueron denegadas.

Pronto los insurrectos entre vitores al ejército salvador de EE.UU se dieron cuenta que habían firmado su sentencia de muerte. La represión perpetrada por los políticos masones de EE.UU en Cuba y en Filipinas fue brutal, tanto que se documentaron la destrucción de ciudades completas y asesinatos en masa, fusilamientos de centenas de personas en un solo día, principalmente aquellos que tenían la piel más blanca, fueron arrancadas las cruces de las iglesias y en algunas ciudades todo templo cristiano incendiado.

[1] En 1998, en el centenario del ” Maine ” España recibió disculpas públicas y oficiales de EE.UU por el asunto de su hundimiento por autosabotaje.

 

 

 

 

 

Bibliografía

Alarcón Benito, J. : María Cristina de Borbón ( La mujer que fue tres veces reina ), Avila ( 1957 )

Carr. R. : España. 1808-1939, Barcelona ( 1969 )

Clarke, J. A. Spanish Socialist and the Spanish-American War, en ” Mind-America “, vol. XL ( 1955 )

Jackson, G. : Costa et sa revolution par le haut, en ” Estudios de Historia Moderna “, vol. III, Barcelona ( 1953 )

Vilar, P. : Histoire de l´Espagne, París ( 1951 )

Rama, C. M. : La crisis española del siglo XX, México ( 1960 )

( Entre una decena de autores más. )

 

 

La invención de La Masonería sobre ” las conversaciones privadas de Hitler ” y su adaptación

 

-Introducción-

 

A menudo el mundo liberal se deja seducir por el mito de la Leyenda Negra -casi siempre- contra figuras como Adolf Hitler, pero en cambio rechazan esta Leyenda Negra contra el Imperio Español, de forma general. Aparecen, como gotas de lluvia que rebosan un vaso de agua contaminada, contaminación conocida como : La Famosa Propaganda ( de guerra ), esta fue destruida completamente gracias a la incansable labor de revisionistas del s. XX, algunos perseguidos revisionistas, como hemos comprobado en este humilde espacio interactivo para otros capítulos, eran o son de origen judío.

Nuevas ediciones, quizá reediciones de obras de propaganda han aparecido en las últimas décadas sobreabundando en los aspectos de criminalizar la figura de Hitler, obras incluso que se inscriben como trabajos científicos pero que son rechazados por la propia ciencia al descubrirse que son : invenciones para mantener un fin político y/o financiero.

Como diría aquel policía sabueso ” en el momento que escarbas un poquito, solo un poco…, aparecen los indicios o las propias pruebas “.

Trabajos como el de H. R. Trevor-Roper, ” Las conversaciones privadas de Hitler ” dan fe de ello.

Este es un extracto de una carta de Trevor-Roper a Max Perutz, 23 de diciembre de 1989. Perutz fue un científico británico-austríaco que escapó de los nazis.

Me parece que Israel está impulsado, por la “razón de Estado”, a comportarse en Oriente Medio, políticamente, como Prusia se comportó en Europa. Fui el último en Israel poco después de la guerra de 1967, cuando el Sinaí, la franja de Gaza y Cisjordania fueron asegurados. Me llevó a todas las zonas conquistadas y me sorprendió profundamente el agresivo chovinismo de los funcionarios israelíes a los que conocí: se jactaban, desinhibidamente, de sus brutales métodos para mantener a la población árabe con temor. Recordé mis experiencias en la Alemania nazi en 1935, después de lo cual no revisé Alemania hasta 1945; y no he querido volver a visitar Israel desde entonces. También me llamó mucho la atención el desafiante militarismo de las celebraciones del día nacional en Jerusalén; un país del tamaño de Gales anunciando su fuerza armada en tanques, coches blindados, aviones de guerra suficientes para una gran potencia: una gran potencia militarista. “

Nota, la carta real dice 1968 para 1967, y los editores Richard Davenport-Hines y Adam Sisman lo corrigieron en una nota al pie. ( Y, gracias a un amigo anónimo. Dependemos de amigos anónimos. )

[ La información proviene de Oxford Press que publicó un nuevo volumen de 100 cartas de Hugh Trevor-Roper (1914-2003), un historiador e intelectual público (que se resbaló en la cáscara de plátano de los falsos Diarios Hitlericulos).]

 

 

 

Bibliografía

 

Oxford Press has just published a new volume of 100 letters by Hugh Trevor-Roper (1914-2003)

I stayed away from Israel just as I stayed away from Nazi Germany — Hugh Trevor-Roper

 

 

 

– Las Falsas “Conversaciones con Hitler” de Rauschning –

 

Ningún historiador actual da crédito a sus libros. De hecho todas las afirmaciones de Rauschning son inventadas.

Una de las más extensamente citadas fuentes de información sobre la personalidad de Hitler y sus intenciones secretas es la supuesta memoria de Hermann Rauschning, presidente nacionalsocialista del Senado en Danzig en 1933-1934, quien fue expulsado del movimiento de Hitler poco tiempo después y que luego hizo una nueva vida como un : anti-¨ nazi ¨ profesional.

En el libro, conocido en alemán como Conversaciones con Hitler ( Gespraeche mit Hitler ) y publicado la primera vez en Estados Unidos en 1940 como La Voz de la Destrucción, Rauschning presenta página tras página lo que se pretende que son las opiniones y planes más íntimos de Hitler y sus proyectos para el futuro, supuestamente basados en docenas de conversaciones privadas entre 1932 y 1934. Después de la guerra dicho relato fue presentado como el documento de prueba de la fiscalía AliadaUSSR-378 en el proceso principal por “crímenes de guerra” en Nuremberg.

Entre las citas condenatorias atribuídas a Hitler por Rauschning están estas declaraciones memorables :

« Debemos ser brutales. Debemos recuperar una conciencia tranquila acerca de la brutalidad. Sólo entonces podremos nosotros expulsar la ternura desde nuestro pueblo… ¿Propongo yo exterminar a nacionalidades enteras? Sí, se agregará a aquello… Naturalmente tengo el derecho de destruír a millones de hombres de razas inferiores que aumentan como bichos… Sí, somos bárbaros. Queremos ser bárbaros. Es un título honorable ».

También se supone que Hitler confidenció a Rauschning, un oficial provinciano casi desconocido, unos planes oficiales, fantásticos, para un Imperio mundial alemán que incluiría : África, Sudamérica, México y, finalmente, Estados Unidos.

 

Muchos historiadores prestigiosos, incluyendo a Leon Poliakov, Gerhard Weinberg, Alan Bullock, Joachim Fest, Nora Levin y Robert Payne, usaron citas selectas del trabajo de Rauschning en sus obras de Historia. Poliakov, uno de los escritores más destacados del “Holocausto”, expresamente elogió a Rauschning por su “exactitud excepcional”, mientras Levin, otro historiador del “Holocausto” ampliamente leído, lo llamó “uno de los más penetrantes analistas del período nacionalsocialista”.

Pero no todo el mundo ha sido tan crédulo. El historiador suizo Wolfgang Haenel pasó cinco años investigando diligentemente dicha “memoria” antes de anunciar sus conclusiones en 1983 en una conferencia de historia revisionista en Alemania Occidental. Las famosas Conversaciones con Hitler, él declaró que son un fraude total. El libro no tiene ningún valor “excepto como un documento de propaganda Aliada de guerra“.

Haenel fue capaz de establecer concluyentemente que la afirmación de Rausching de haberse reunido con Hitler “más de cien veces” es una mentira. Los dos realmente se encontraron sólo cuatro veces, y nunca solos. Las palabras atribuídas a Hitler, mostró Haenel, fueron simplemente inventadas o sacadas de muchas fuentes diferentes, incluyendo escritos de Jünger y Friedrich Nietzsche. Un relato acerca de Hitler escuchando voces, despertando por la noche con chillidos convulsivos y señalando con terror hacia una esquina vacía gritando “¡Allí, allí, en la esquina!” fue tomado de un cuento del escritor francés Guy de Maupassant.

La fraudulenta memoria fue diseñada para incitar a la opinión pública en países democráticos, sobre todo en Estados Unidos, a favor de la guerra contra Alemania. El proyecto fue la creación del periodista nacido húngaro Emery Reves, que dirigía una influyente agencia de propaganda y prensa anti-alemana en París durante los años ’30. Haenel también ha encontrado pruebas de que un destacado periodista británico llamado Henry Wickham-Steele ayudó a producir dicha “memoria”. Wickham-Steele era un hombre de confianza de Sir Robert Vansittart, quizás la figura más vehementemente anti-alemana en Gran Bretaña.

Un informe sobre las sensacionales conclusiones de Haenel apareció en la edición de Otoño de 1983 del The Journal of Historical Review. Más recientemente, las revistas semanales más influyentes de Alemania Occidental, Die Zeit y Der Spiegel (7 de Septiembre de 1985), han publicado artículos larguísimos sobre este engaño histórico. Der Spiegel concluyó que las Conversaciones con Hitler “son una falsificación, una distorsión histórica desde el principio hasta la última página… Haenel no sólo demuestra la falsificación sino que él también muestra cómo la impresionante impostura fue rápidamente compilada y qué ingredientes fueron mezclados“.

Hay algunas lecciones valiosas para ser aprendidas de la historia de este sórdido engaño, que tomó más de 40 años para ser desenmascarado finalmente: Esto muestra que hasta el fraude histórico más descarado puede tener un impacto enorme si sirve a intereses importantes; que es más fácil inventar una gran mentira histórica que denunciar una, y, finalmente, que cada uno debería ser sumamente cuidadoso incluso con las representaciones “autoritativas” emocionalmente cargadas de la época de Hitler.

Una nota al pie de página: Los lectores interesados en un registro auténtico de la personalidad de Hitler y sus opiniones privadas deberían examinar la memoria fascinante y amplia de Otto Wagener, publicada en Agosto de 1985 por Yale University Press bajo el título de “Hitler: Memorias de un Confidente” (Hitler: Memoirs of a Confidant). Wagener fue el primer Jefe de Estado Mayor de las SA (“stormtroopers”) y director del Departamento Económico-Político del Partido Nacionalsocialista. Él pasó cientos de horas con Hitler entre 1929 y 1932, muchas de ellas solos.

En cambio, si hubo conversaciones sobre la guerra y la paz.

 

 

Bibliografía

https://latrincheradeoder.blogspot.com/2016/06/las-falsas-conversaciones-con-hitler-de.html

” Conversaciones sobre la guerra y la paz “

https://www.libreria-argentina.com.ar/libros/adolf-hitler-conversaciones-sobre-la-guerra-y-la-paz.html

Se presentan aquí las conversaciones privadas de Hitler en su círculo íntimo, recogidas de forma taquigráfica a petición del propio Führer, siendo Martin Bormann el encargado de guardarlas. Al final de la guerra el financiero suizo Genoud se hizo con las trascripciones de estas conversaciones comprándoselas a la esposa de Bormann. Este financiero suizo las tradujo al francés y de éste fueron traducidas al inglés. En alemán existieron dos versiones, las recogidas por los dos taquígrafos, Heinrich Heim y Pickert.
Bajo el título “Conversaciones Libres sobre la Guerra y la Paz” Genoud reúne las conversaciones sostenidas por Adolf Hitler, del 5 de julio de 1941 al 30 de noviembre de 1944, transcritas por los colaboradores de Martin Bormann nombrados, y releídas, anotadas y clasificadas por éste. Estas notas son abundantes hasta el 7 de septiembre de 1942, hasta ir conviertiéndose luego en poco numerosas y espaciadas.
Como siempre pasa con los libros importantes de la época, existe mucha controversia sobre el origen, sobre las diversas ediciones y sobre distintas traducciónes de ciertos pasajes que se prestan a equívocos, que pareciera algunos editores han tergiversado a sabiendas. Sin embargo, lo que no puede negarse, es que la lectura de estas notas resultan siempre ricas en reflexiones y visiones de la época más controvertida de nuestra historia y del actor principal de ella, el mismo Adolf Hitler.

Son estas reflexiones que poseen una sinceridad indiscutible, porque no estaban destinadas a la publicidad, las que constituyen el objeto de esta obra. El volumen que publicamos alcanza el periodo que se extiende desde el 5 de julio de 1941 hasta marzo de 1942. El período que va del 21 de marzo de 1942 hasta el 30 de noviembre de 1944 dará origen a la publicación de un segundo volumen.

Es este documento de mil cuarenta y cinco páginas mecanografiadas el que ofrecemos al público. Se trata del ejemplar original de primera impresión, con anotaciones manuales de Borman y tal como existía en sus archivos. La primera nota está fechada el 5 de julio de 1941, la última el 30 de noviembre de 1944. Con raras excepciones, el lugar de acción es siempre el Gran Cuartel General del Führer. Es conveniente advertir que al aparecer la edición francesa antes que ninguna otra, incluso antes que la alemana, constituye la edición original de la obra.

Algunos fragmentos de este texto quedaron «por una feliz casualidad» en manos de uno de los tres transcriptores y han dado origen a la publicación en Alemania de una obra incompleta, llena de errores y deformaciones voluntarias, en la que hasta el orden cronológico ha sido alterado con el pretexto de sistematizar ideas que precisamente alcanzan todo su valor en cuanto brotaron espontáneamente.

Bormann velaba celosamente sobre la fidelidad de las transcripciones que encomendaba a sus colaboradores, y los que sienten respeto por los documentos le agradecerán sus escrúpulos. Estaba convencido de la importancia de los textos. Al comienzo de todo el documento aparece escrito de su puño y letra: «Se suplica conservar con el mayor cuidado estas notas de un interés capital para el porvenir»(«Bitte diese— später äusserst wertvollen — Aufzeichnungen sehr gut aufheben».)

 

 

 

 

Ahora, después de más de cuarenta años, un historiador suizo ha expuesto a fondo este supuesto documento de Hitler como completamente fraudulento. Wolfgang Haenel presentó los resultados de su investigación ante la conferencia anual en Mayo de 1983 del Centro de Investigación de Historia Contemporánea de Ingolstadt en Alemania Occidental, que merece crédito por su papel en la exposición de este gran fraude. Su director, el doctor Alfred Schickel, ha escrito numerosos y sustanciales ensayos históricos revisionistas, el estafador se llama Herman Rauschning, presidente del Senado en Danzig en 1933-1934, quien fue expulsado del movimiento NS y que luego hizo una nueva vida como un anti-nazi profesional.

 

– Hitler sobre España y los españoles –

 

La Leyenda Negra contra España se mantuvo ya caído el Imperio Español, los grupos sionistas, mayormente patrocinados, en tiempos coetáneos, por los rotarios ( La Masonería ) difundieron todo tipo de pasajes irreales y ficticios para desmerecer a todo lo que sonare a español. Utilizaron en tiempos de guerra malaprensa contra la tropa voluntaria de ” La División Azul “, ninguna frase negativa que se atribuye a A. Hitler contra los españoles se ha podido demostrar como real o verdadera, en cambio han quedado constatadas numerosos elogios a la fuerza, nobleza, y combate de los españoles, además de condecoraciones oficiales por el mismo Hitler. Numerosos investigadores han constatado que los supuestos comentarios despectivos en Hendaya por Hitler y otros jefes políticos y militares fueron totalmente : propaganda sionista, es decir : una invención. ( Nunca existieron tales comentarios despectivos hacia los españoles o España )

Si en el frente os encontráis a un soldado mal afeitado, sucio, con las botas rotas y el uniforme desabrochado, cuadraos ante él, es un héroe, es un español…
(General de artillería Jügens, Werhrmacht)

[ Haciendo referencia a que los españoles iban con más fuerza pero no disponían de los medios materiales habituales para la tropa alemana, algunas veces ni siquiera tenían transporte de animales, lo que hacía que sus camaradas de otras naciones vieran en ellos un espejo del pundonor y entrega al sacrificio y lealtad para derrotar a la herramienta más mortífera entonces de La Masonería : el Comunismo. Tal vez algunas ametralladoras más y varios morteros hubieran facilitado la entrada en Moscú. ]

 

“Había leído en la historia que el soldado español era el mejor del mundo, y ahora, viéndolos en el frente ruso, lo he comprobado. La División Española lucha en primera línea sin interrupción, en uno de los sectores más difíciles y de decisiva importancia para los combates defensivos. De este modo la División Azul ha hecho el más alto honor a su Patria en la gran lucha anticomunista. Cuando la División Azul regrese a España tendremos que expresar tanto a ella como a su bravo General el reconocimiento debido a una lealtad y una valentía llevadas hasta la muerte.”

( Adolf Hitler )

 

Tan es así, que, muchos españoles voluntarios en el Ejército de Hitler y sus divisiones o Fuerzas se volvían a alistar en otras indistintas para evitar retornar a España porque estos voluntarios creían que no habían combatido lo suficiente contra el Comunismo. Es así como que cientos de españoles recalan en los últimos reductos de la defensa de Berlín, defendiendo el Cuartel General, donde Hitler se suicidaría con otros miembros más de la Alemania Nacional Socialista para evitar ser capturados por los soldados de La Masonería ( Los Aliados ), temía Hitler que su derrota fuese promocionada como la destrucción total de Occidente y lo evitó. En cambio el caudillo Musolini no tuvo la misma suerte y fue capturado por terroristas partizanos mientras se trasladaba con una reducida escolta a otra zona de Italia, Musolini fue torturado de todas las formas posibles por las turbas comunistas. Hitler, en su bunker, optó por usar su arma de fuego y dispuso el protocolo para ser incinerado junto a la que era su pareja sentimental, de esta manera nunca podrían mancillar la figura inmortal del patriotismo occidental del s. XX. Quedaron testigos presenciales de estos hechos y así lo declararon bajo juramento. Se puede decir que en Berlín a pocas horas de caer todavía había españoles formando trincheras y sacrificándose por defender la que era la última esperanza de Occidente contra Los Protocolos de los Sabios de Sión ( manual este y proyecto de La Masonería descubierto por la policía zarista, como es sabido ). También fueron capturados miles de divisionaros españoles por los rusos, la mayoría pereció debido a las condiciones de las instalaciones invernales -condiciones que eran las mejores en comparación a otras donde estaban prisioneros los militares del Ejército de Hitler ya capturados, unos dos millones- ( véase el térm. de ” gulag ” ), casi ninguno por no decir ningún español capturado renunció a su lealtad a Hitler y a Franco en la lucha contra el Comunismo y esto sorprendió a los jefes judíos en Rusia ( comunistas ) que no esperaban tales declaraciones escritas y verbales. Los rusos pensaban como otros colegas masones que si unos pocos de miles de españoles habían frenado el avance comunista y acorralado a sus ejércitos en determinadas zonas cercanas a Moscú dos o tres millones de españoles podrían apoderarse de toda Rusia. El divisionista e historiador sevillano Jose María de Mena estima que en varias tandas y relevos llegaron a conformar entre cincuenta y sesenta mil voluntarios divisionarios en el Ejército de Hitler. Hubo casos más que llamativos en estos divisionarios, más aún en los últimos días en Berlín, pues algunos soldados españoles salieron de las trincheras y viéndose acorralados e invadidos por los comunistas solicitaban a sus camaradas de trinchera que disparasen contra ellos, es decir contra los mismos españoles que estaban rodeados o que lanzaran granadas de mano, sin importarles perder la vida en aquel remoto lugar ya asediado. Es muy difícil representar ese cuadro irrepetible con las nuevas generaciones de españoles o de occidentales hoy o de hace décadas, gente de estas nuevas generaciones  intoxicada de masiva propaganda masónica. Pero los rusos sabían que en la España de Franco había muchos comunistas capturados ( se contaban por decenas de miles de criminales rojos ) y matar a los capturados divisionarios suponía que por cada un patriota español asesinado cientos de comunistas irían al paredón en España, es natural apuntarlo.

 

 

– La conexión entre Hugh Trevor-Roper con A. J. P. Taylor –

( Advertencia de revisión extendida )

Nota agregada agosto 2018 : Taylor’s English History 1914-1945 no se menciona a continuación. Sin siquiera mirarlo, supongo que toda la información sobre los judíos, la “Reserva Federal” estadounidense, los Rothschilds, los escritores sobre la infiltración judía en Inglaterra, incluidas las universidades inglesas, se omitirá por completo. Su libro será un ejercicio de evasión, posiblemente adherido a las directrices talmúdicas: cambiar el tema, malusar palabras preexistentes e inventar nuevas acuñaciones amigables con los judíos, acusar a otros de ser bélicos, malvados, obsesionados con el sexo. Sin duda apoyando a Lenin y Stalin. Ese tipo de cosas, por el estilo. Es un tema serio, que cualquiera que estudie a Taylor debe investigar seriamente. El trabajo de Kevin MacDonald ha forzado la idea de que el ” judío Boas “ estableció toda una escuela de antropología en los EE.UU. Los judíos británicos que se infiltran en la historia han sido más astutos; no hay un nombre colectivo obvio para ellos. Pero claramente Taylor (o cualquiera que fuera su verdadero nombre) era uno de esos.

Taylor nació en 1906, en extrañas circunstancias, en Lancashire, aparentemente en Southport, donde había/hay una “comunidad judía”. Las biografías en línea afirman que “sus padres ricos tenían puntos de vista fuertemente de izquierda, que heredó. Sus padres eran pacifistas que verbalmente se oponían a la Primera Guerra Mundial, y enviaron a su hijo a las escuelas cuáqueros ( nota: véase Miles Mathis sobre los cuáqueros, describiéndolos : como judíos ), como una forma de protestar contra la guerra. Su madre tenía al menos un amante, Henry Sara, un miembro fundador del Partido Comunista de Gran Bretaña”. No se dice mucho sobre el padre de Taylor (¿ putative ?). Todo esto es consistente con sus padres, o padres reales, siendo judío – tenga en cuenta por ejemplo las palabras clave ‘pacifist‘, ‘izquierda‘, ‘comunista‘, y la escuela no cristiana; y su acento no era ( de ) Lancashire o Yorkshire. El dinero de la familia parece haber permitido a Taylor andar por Oxford sin un puesto. Más tarde, Pribram y Namier, ambos historiadores judíos, lo ‘asesoraron’. Incluso su biografía es de un judío (Sisman; hay otro individuo con este nombre de K Burk [ que puede o no ser ]). Sin poner gran énfasis en todo esto, es totalmente consistente con el feroz antigermanismo de Taylor, y el apoyo a ‘Rusia’, la URSS controlada por los judíos. Al final de la vida publicó una introducción bastante ” omisiva ” a una traducción al inglés del Manifiesto Comunista – su introducción no dice nada sobre divisiones dentro de estados como los judíos ejemplifican; sólo se considera la ” clase “. Nunca estuvo tan lejos como puedo decirle a un marxista técnico – nadie inteligente puede creer en la teoría del valor laboral o que toda la historia es guerra de clases. Taylor era un ” compañero de viaje ” – la ” moda ” del siglo XX era para callar esas cosas.

Parte de la clave de Taylor es simplemente su experiencia personal en noticias. Revisemos los eventos:–

El golpe de Estado en Rusia (‘Revolución’) ocurrió cuando Taylor tenía 9 años. A los 16 años, Taylor había vivido el período del mayor crecimiento de los votos laboristas. Cuando tenía 17 años, se concedió el monopolio radiofónico de la BBC. Cuando 18 (1924), se formó el primer Gobierno Laborista, aunque minoritario. Taylor debe haber sido consciente de la conexión judío/comunista, y bien puede haber sabido que el laborismo se vio comprometido desde el principio. (Taylor nunca aclaró la confusión entre el “socialismo” y el “comunismo”, siendo este último la versión falsa judía. Esto se adaptaba a los conservadores -Thatcher, por ejemplo- que podían pretender que el socialismo era idéntico al gobierno de un pequeño culto racista. Obviamente también Taylor ignoró el componente socialista del NSDAP).

Taylor fue ‘arriba’ a Oxford en 1924 para estudiar Historia. Un año más tarde visitó la Unión Soviética, presumiblemente como colgador de CPGB. Se graduó a los 21 años, pero no tenía un puesto académico. A los 23 años, los laboristas formaron una mayoría en las elecciones generales. Al mismo tiempo tuvo lugar el “gran accidente” ( Crisis o depresión Financiera ), hasta que se dice 1933. Taylor debe haber quedado impresionado por Keynes, ya que la idea de “gastar fuera de la depresión” ocurre a menudo en sus libros. La BBC comenzó su “servicio imperio” sobre esta época. Un evento típico ( Taylor ahora con 28 años de edad ) fue el Daily Mail, sin dirigir el enunciado o titular de prensa : ‘Los judíos amenazan a la prensa’. Cuando Taylor tenía 30 años, se creó el ‘Scott Trust‘, en relación con el Manchester Guardian.

El punto aquí es que, se puede decir así,  la información general de Taylor sobre los asuntos mundiales vino a través de presentaciones de radio y periódicos de la época, pero complementado por conexiones judías. Claramente, estos grupos de presión estatales, de culto o comerciales desconocían u omitían mucho material. Posiblemente Taylor o su familia guardaban recortes de periódicos; hay una calidad del Manchester Guardian en todos los escritos de Taylor sobre los eventos que había vivido. Taylor comenta la “creencia universal” de que los alemanes comenzaron el bombardeo. Pero, ¿por qué era universal? Obviamente, porque los periódicos, la radio, los noticieros de cine, las revistas y los libros lo decían. ¿Cómo sabía Taylor que Pearl Harbour (su ortografía) había sido bombardeada? – porque estaba en las noticias cuando tenía unos 35 años – lo suficientemente viejo para seguir, tal vez demasiado joven para ser escéptico. ¿ Cómo sabía que Hitler y Mussolini estaban más o menos locos, pero Trotsky debería ser elogiado mucho, como lo hizo Taylor ? Por los medios de comunicación, pero en parte de sus contactos. ¿Por qué creyó que Hacha fue convocado por Hitler? ¿Cómo sabía que la opinión en la URSS podía moldearse a un guión ( o esquema )? ¿ Cómo pudo creer que los Estados Unidos y la URSS “sólo pidieron que dejaran meter a la izquierda “? (Naivete era común – Keynes se desconmitó por el antigermanismo gritando en la prensa estadounidense después de 1916, imaginando que era natural para todos los estadounidenses).

Taylor tenía 33 años cuando (sin duda) oyó a Chamberlain en la radio por la mañana: ( septiembre de 1939 ) ‘.. no se ha recibido tal compromiso.». De 1939 a 1945 : Taylor fue una especie de escritor/propagandista. Siempre fue muy anti alemán – ( decía Taylor que ) eran malvados, arrogantes; Alemania era “demasiado grande“, etc, etc…; había escrito que en la Primera Guerra Mundial valió la pena expulsar a los alemanes del territorio conquistado, aunque como muchos otros garabatos feroces prefería dejar morir a otros, por ejemplo en el alambre de púas.

No está claro cuán fluido era Taylor en alemán; algunas de sus traducciones son extrañas; y prácticamente no hay citas de Hitler, o cualquier otro alemán, en sus obras – sin embargo, seguramente si hubiera sido fluido, podría haber observado detalles de apoyo de discursos y periódicos alemanes. Su ‘Monarquía de los Habsburgo‘ fue publicada en 1948; parece difícilmente creíble que Taylor podría haber investigado húngaro y otros archivos. Asumo que este libro está simplemente tomado de otras fuentes, sin duda principalmente historiadores. Hasta la edad de 50 años Taylor enseñó estudiantes desafortunados, y finalizó con reseñas de libros sobre temas relacionados con Alemania. Dijo (en ‘Segundos Pensamientos‘) que fue en esta etapa de su vida en la que desarrolló dudas sobre si Hitler había sido un genio diabólico planeando la guerra. (Taylor no dice si su genio diabólico incluyó la derrota final). Curiosamente, Taylor tenía la creencia de que un “historiador entrenado” podía ver debajo de la corteza cotidiana de la vida. Parecía pensar que era una habilidad técnica – como un ingeniero estructural, o analista químico. Es tentador pensar que se imaginó a sí mismo un Sherlock Holmes, o simplemente un Trotsky, al menos cuando ‘Trotsky’ estaba en modo de escritura. Taylor afirmó que los historiadores ‘quieren un alto nivel de prueba’ – comprensiblemente, no da ninguna evidencia. De hecho, la beca de Taylor era débil: dice, por ejemplo, que ‘Mein Kampf‘ se trataba principalmente del “antisemitismo”, cuando en realidad se analizan en gran medida las innumerables disputas fronterizas alrededor de Alemania – la orilla del mar era casi la única zona no impugnada. (Añadido Nov 1 2013: ver mi nueva reseña de Mein Kampf). Taylor, como era la moda, no menciona el papel judío en la derrota de Alemania en 1919, ni el bloqueo y el hambre – suficiente para hacer que los antijudíos se sientan totalmente razonables. Muchas páginas de Taylor pasan sin notas al pie para indicar la fuente. Dice de los historiadores ‘ninguno escapó de su influencia’ de Die Grosse Politik [documentos sobre el origen de la Primera Guerra Mundial]. Su ensayo sobre el ascenso y la caída de la historia diplomática (1950) comenta sobre la ausencia de registros del servicio militar; y parece casi consciente de la ausencia de material militar-industrial y financiero. La mayoría de sus fuentes que son seleccionadas de ediciones de papel, presumiblemente mecanografiadas – dando mucho alcance para eliminar material embarazoso. Dijo de Núremberg, ” por supuesto, los documentos son genuinos “, lo que dice algo sobre sus estándares de beca.

De todos modos, con unos 50 años, en 1957 Taylor se hizo famoso. La Cátedra Regius de ” Historia Moderna “, en Oxford, quedó vacante, cuando alguien llamado Vivian Galbraith se retiró. Varias personas fueron sugeridas como candidatos – incluyendo a alguien llamado Lucy Sutherland, y Hugh Trevor-Roper que había escrito un trabajo corto sobre la muerte de Hitler, y Taylor. En ese momento los profesores eran pocos en número; en aquellos días eran el ” 10% “. Taylor parece haberse considerado un candidato digno. Por alguna razón, probablemente una conexión judía, esto se convirtió en un tema de titular del periódico. Posiblemente los elegidos querían un durmiente. Tenga en cuenta que los profesores Regius son prácticamente de interés público – su lista completa de nombres tiene un efecto que recuerda a la lista de nombres de, por ejemplo, los arzobispos de Canterbury.

( Trevor-Roper fue elegido y pasó su vida escribiendo sobre figuras de la iglesia post-medieval, noble inglés, Philby – su libro no dice nada sobre los secretos reales involucrados – y así sucesivamente hasta que, al igual que Bullock, fue añadido a la Cámara de los Lores como Lord Dacre. Dacre creía que el griego y el latín eran el entrenamiento ideal para los constructores del imperio de escuelas públicas del siglo XIX de Gran Bretaña. El punto más bajo de su carrera fue su fracaso en detectar las falsificaciones elementales de los ‘Diarios de Hitler’. Dacre creía en el fraude de lo que se llamó “el Holocausto” durante toda su vida ).

 

 

[ O. I. P. C. ]

 

 

La invención del DERECHO DE PERNADA ó el ius-primae-noctis

No existió tal cosa como derecho de pernada ( ius-primae-noctis ó ” jus “-primae-noctis ) , excepto para el asunto de que al contraer nupcias una pareja el varón debía de abonar una cierta cantidad -de impuestos o parte de la cosecha ( V. el DIEZMO ) si fuere- al noble del que dependía su protección. A cambio el noble le entregaba tierras.

El mundillo de La Enciclopedia* sobreabundó en este aspecto, siempre tratando de buscar la malaprensa a todo lo que sonare al medievo o la importante protección de los nobles. Tanto se extendió que muchos siglos después apareció en la Francia liberal una versión sobreaumentada de este mito.

No hay ni un sólo documento que hable de quejas o desgracias a los siervos por sus señores en tierras cristianas u occidentales con estos nombres de ius-primae-noctis ó ” jus “-primae-noctis ( o derecho de pernada ), ni siquiera para períodos posteriores de los converxos* musulmanes en España que tenían licitud para laborar las áridas tierras cedidas en el ámbito exclusivamente rural para cosechas y apartadas en todo lugar de urbe cristiana y que finalmente fueron expulsados masivamente en el primer cuarto del s. XVII. ( Hist. de España )

La tesis que esgrimían los liberales, ya asentados y acomodados en sus lujosas poltronas de la ambivalencia, principalmente del último siglo, parece ser que se centró en unos textos antiguos –no podía ser de otra manera– donde se malinterpretaba la lectura de los sustantivos y el verbo para el vasallo ( siervo ) y su rey. { Por p. un ej. El CID era un siervo del rey aún con procedencia de notables y nobles. Es decir, para un rey todos los sujetos que conformaban sus dominios eran : siervos, en otros documentos : vasallos, manque poseyera título de caballero. }

Desde tiempos antes de la adopción de Cristianismo por el Imperio Romano, la lex castigaba a todo sujeto mancillar y/o aprovecharse de los súbditos o ciudadanos romanos. Esta norma perduró hasta hoy. El que ficiere tal crimen sería desposeido de título, bienes y le darían muerte. ( Véase Der. Romano y lex romana )

Posiblemente el ius-primae-noctis se ha vinculado al término ficticio de ” derecho de pernada “, que como hemos comprobado hace referencia a pernoctar, es decir, vivir y dormir en un lugar habitual sabido, aún vinculando con una parte del cuerpo erróneamente con la pierna. ( Véase morada ). Con estas claves tenemos los elementos del castellano viejo ( ó latín ) la perfecta solución al problema suscitado ya leyenda negra con el término jurídico de ius primae noctis.

noctis : gen. de nox.
nox : noctis f. ( noche o relacionado con la noche, al anochecer, etc. )
Pero toda palabra que derive de esta significa : daño, ofensa, perjuicio, perjudicial, nocivo, etc.
primaevus : juvenil, que se halla en la flor de la edad.
iüris : gen. de ius.
ius : iüris n. el derecho, la justicia. Autoridad sobre los ( además de jugo, salsa o caldo. )

En resumen Derecho, ” acuerdo o contrato con los jóvenes ( que duermen ) en un lugar “. ( 1 )

Antiguamente y generalmente, bajo las leyes romanas o del medievo, quien dormía en un lugar daba a entender que era dueño de la tierra o propiedad. Entonces la traducción sería aproximádamente así : ” Acuerdo con los jóvenes propietarios. ” ( 1 ) [ Diccionario oficial del latín medieval y antiguo, Volumenes I y II. Consulta de. ] Podría deducirse, que, el matrimonio de jóvenes conseguía este regalo del señor o del noble ( en nombre del rey si fuere ) al alcanzar los primeros rayos de sol ( al alba ) desde que contraían matrimonio, oficiosamente al haber compartido lecho. Era manera de constatar a sus allegados que eran propietarios de tierras que se habían cedido por el señor o caballero encargado de su prestación y/o protección.

Esto era, que, los jóvenes de únicas nupcias debían de contribuir al heraldo del señor, noble o rey con un tanto por ciento de impuestos, bienes o en especies el regalo de su monarca ( a través del señor o noble de la región ) de tierras de labranza. Aún más, era una especie de contrato natural donde al casarse el varón ( siervo ) recibía por su rey o noble un derecho en propiedad de tierras a cambio el siervo se comprometía a entregar un tanto por ciento de la cosecha al señor o noble o simplemente al rey de estos. Impuesto por encima y de única vez al convencional de los campesinos con más de un año de nupcias. Si el siervo repudiaba a la novia o viceversa, el contrato quedaba anulado y en compensación ambos recibían lo valorado en la entrega, si eran segundas nupcias por motivos de fallecimiento quedaban exentos de pago al rey ampliando los dominios del primer regalo o un nuevo lugar. Se da entender que era un impuesto compensado para la gente joven, donde se desconoce si a gente de edad más avanzada recibían igual o parecidas prestaciones de protección del señor, noble o rey.

Pero si vamos más allá ( la RAE no sabe de dónde viene el término coloq. de pernada, para el Der. de ) sería que en el latín medieval no existe tal término para pernada, más aún, menos después. Lo único que existe es uno posterior que hace referencia a ” perna ” : –œ, f. pata de un animal, jamón. Este segundo derecho ( der. de pernada ) se producía tras la matanza de un animal, cuando el señor feudal tenía la prerrogativa de quedarse la mejor pieza del animal sacrificado, que generalmente era la mejor pata, el mejor jamón, pero no estaba consignado como tal derecho, acaso un acto simbólico si fuere. ( Cuándo podría llamarse un señor, noble o rey a uno de sus miembros inferiores ( partes de su cuerpo ) de : ” pata “, es decir ; era un insulto autodescribirse como un animal, más en un día tan señalado. ) Pero aún hay más, de hecho, el investigador francés Alain Boureau demuestra [ El derecho de pernada. La fabricación de un mito. Siglos XIII-XX ] que esta práctica, supuestamente generalizada en la Edad Media, no se menciona expresamente en ningún texto medieval, no existe tal cosa como ” Derecho de pernada.

Sólo nos queda el ius-primae-noctis ( que ya hemos visto que se ha traducido erróneamente y malintencionadamente para el latín, para socavar la Hist. de Occidente, en ello, el Medievo, principalmente desde que La Masonería penetró en la difusión de la información hace varios siglos ).

La historiadora francesa Régine Pernoud explica que estos «siervos de la gleba» obtenían en concesión de su señor, propietario del feudo, un lote de tierra suficiente para mantenerse a sí mismos y a sus familias. A cambio, el campesino entregaba al señor una cuota de la cosecha y realizaba ciertos servicios en otras tierras del señor. El cristianismo regaló a la humanidad el concepto de persona, por eso, estos «siervos de la gleba» no tenían nada que ver con los esclavos de las sociedades antiguas. Una vez que el «siervo de la gleba» paga lo que debe a su señor, no tiene más obligaciones con él, salvo que no puede abandonar la tierra que cultiva. Es la única restricción a su libertad que sufre, pero es una limitación relativa, porque si es cierto que no puede abandonar la tierra que cultiva, tampoco puede ser despojado de ella. Esto daba al siervo una estabilidad económica muy grande, porque además el señor feudal estaba obligado a proveer a las necesidades de sus siervos en épocas de carestía, a defenderles con su ejército de las incursiones de los enemigos… Realmente, eran más las ventajas que las desventajas. Ojalá las grandes empresas de hoy cuidaran de sus empleados como el sistema feudal cuidaba a los «siervos de la gleba». «Perder siervos podía ser un grave deterioro en la economía del feudo. Por eso, durante mucho tiempo, el campesino tuvo prohibido contraer matrimonio fuera del feudo. La Iglesia protestó contra lo que consideraba una «violación de los derechos familiares».

Vittorio Messori, prestigioso historiador de la Iglesia, precisa que en la Europa occidental y católica no existió el ” derecho de pernada “, aunque por desgracia sí que se encuentra esta costumbre en algunas tribus africanas, en la América precolombina y en castas sacerdotales de algunas religiones no cristianas como la budista. Ni siquiera en la cultura ” vikinga ” ( heredera de los bárbaros como sus homólogos del S. de Europa que se mezclaron con las tribus celtas e indígenas de Occidente ) se encuentra costumbre similar.

Lo que más se le acerca es un extravagante poema de 1247, en el que unos monjes del Mont Saint-Michel hablan pestes de cómo se comportaban en el pasado lejano los señores de los contornos, pero el relato no pretendía ser tomado en serio. Todas las demás descripciones datan de épocas posteriores, cuando los autores querían demostrar precisamente hasta qué punto el sistema feudal era degradante. Un autor del Renacimiento llamado Boece describió con gran detalle cómo un rey de Escocia, Evenus III, tenía por costumbre seducir a las vírgenes de los contornos, pero una vez hechas las averiguaciones pertinentes resulta que en la Escocia medieval no hubo ningún rey que se llamara Evenus; el relato es pura invención. El escrito para el ficticio rey fue realizado por un judío.

En realidad, la mayoría de las referencias al ” droit ” ( –droit de seigneur- cuissagederecho de pernada ” ) datan de los años inmediatamente previos a La Revolución Francesa, cuando la indignación, ( del populacho engañado por burgueses de origen judío ), con los privilegios feudales estaba al rojo vivo: esta práctica fue denunciada por Voltaire y se utiliza como recurso en la trama de Las bodas de Fígaro (que fue una obra teatral satírica de gran éxito escrita por Pierre de Beaumarchais antes de convertirse en una ópera de Mozart). Aún en este empeño el Liberalismo rebuscó en obras de la Antigua Grecia, también en poemas interpretados como incestos o abusos de poder que estaban prohibidos, como es sabido, aunque estos poseían esclavos pero no tenían la nacionalidad griega ni podían votar en el ” lotus “, es decir no eran siervos o vasallos además de tener prohibida la participación en guerras o conflictos, las labores de estos esclavos parece ser que se centraban en tareas domésticas o caseras de la época nunca de labrar la tierra o actividades artesanales.

La Iglesia se preocupó por que el matrimonio cristiano no fuera una concesión de un rey o de un señor feudal, sino una comunidad de la vida y del amor entre dos personas regida por las leyes de Dios. Así, luchó por que el derecho canónico se situara por encima de cualquier uso o fuero ancestral, incluido el derecho de pernada. El matrimonio era tan sagrado que ni los señores feudales podían mancillarlo, ni siquiera de forma simbólica o con pantomimas de cama.

Los nobles eran en todo momento embajadores del rey, ya en tiempos de ” El Victorial ” se puede presuponer el tacto que dispensaban los caballeros de Castilla en todo evento bélico con la población liberada ( Véase la fig. de Pero Niño ). Por si quedaba alguna duda el monarca lo recordaba en pergamino. Es tanto así, que, el propio rey de Castilla mandaba dar muerte, si se diere el caso, por un hecho de tan gravedad fuere noble o infanzon, acaso escudero, plebe o bandido. El que supiera de esto daría muerte allí mismo al anti-occidental o hereje aún siendo caballero de Castilla inmerso en toda batalla y allí mismo. Decimos esto, porque al conseguir victoria y desposeer al enemigo de sus tierras, el vasalle era entregado al libertador rey o sus caballeros, por tanto siervos temporales del nuevo señor.

En La Corona de Aragón no era menos. Pues no hay documento alguno que pruebe de su existencia. Jamás. Da fe de ello :

El proyecto de La Concordia en 1462 todos declaran desconocer ese derecho, tanto nobles como campesinos. ”

Por si fuera poco, en tierras aragonesas estaba ya vigente La Diputación del General, el gran baluarte que Castilla copió luego después de llevar funcionando un siglo en la tierra de La Corona de Aragón. Cerca de 500 reuniones entre campesinos y nobles aragoneses un año antes de 1449. Ni siquiera el sabio rey castellano Alfonso X sabe de él, siglos antes.

Desde antes del s. I hasta el s. V toda cultura conocida en el mundo por entonces tenía derecho a hacer esclavos, conocidos son los textos romanos con servidumbre esclava, pero esta se basaba en compra a un antiguo señor, pasados unos años, incapacidad o libre elección del señor conseguían su libertad además por haber salvado la vida a su amo. Podían aparecer esclavos que habían perdido la ciudadanía romana, eran casos contados, donde se optaba por el destierro de los dominios de Roma. Con el paso de los años y la aceptación del espíritu cristiano, sin duda hay una influencia en el Imperio Romano aún subsidiaria para eliminar la esclavitud y mantener el principio de la libertad del sujeto aún delinquiendo o incumpliendo la lex. Los pueblos godos adoptaron de alguna manera esta herencia y rectificaron sus preferencias con el Cristianismo, abandonando el arrianismo, como es sabido. El Imperio visigodo expulsó a los judíos precisamente por las prácticas de hacer esclavos y la usuara en Hispanie, lo que contravenía las leyes godas y/o cristianas del s. VII. El otro término que aparece para esclavos es : cautivos ; sea por guerrear contra una nación o imperio y estos eran considerado botín de guerra y subastados o usados como trueque de prisioneros occidentales en manos no occidentales.

La población cristiana o hispanorromanogoda que pervivió subyugada en los territorios conquistados por los musulmanes de Hispanie a partir del s. VIII no eran siervos y sí esclavos, si huían sin permiso del califa acabarían muertos ( además del abonar el azaque o impuesto de entonces ). En cambio en las tierras del N. de la península ibérica estaba prohibido poseer esclavos, generalmente el trueque aparecía para compensar el botín de las campañas ( véase las campañas del Reino de Asturias en Al-andalus en el s. VIII, salvando a guerreros en incursiones galas capturados por los moros y luego liberados por el rey de Asturias enviándolos con presentes a Carlomagno, Hist. de España ), los siervos eran el pueblo llano que se dedicaba a mantener el reino de Asturias, luego el de León y más tarde el de Castilla, de similar forma con el de Navarra y el de La Corona de Aragón, parecido en el resto de Occidente. Los musulmanes si podían disponer en todo momento de la población a su cargo, y no podían reclamar derecho alguno, porque no se seguía el Der. romano y sólo y exclusivamente el Islam, la palabra del califa en cualquier taifa era la palabra de Mahoma. Es decir, había una diferencia consustancial en la manera de entender el uso y las costumbres y en distintas culturas que estaban enfrentadas por lógica natural.

En el medievo.

La situación del siervo es, como se ve, radicalmente diferente y sin medida común con la del esclavo, que no tenía el derecho de casarse, ni de fundar una familia, ni de prevalecerse en nada de la dignidad de la persona humana: es un objeto que se puede comprar o vender y sobre el cual el poder de otro hombre, su amo, no tiene límites. En la memoria de las personas de mi generación, el siervo medieval evoca, por asociación de ideas, un largo concierto de ranas. En efecto, según nuestros manuales escolares, el siervo pasaba la mayor parte de su tiempo batiendo los estanques para hacer callar a las ranas que no dejaban dormir a su amo. El que una fábula de esta dimensión en lo absurdo haya podido encontrar audiencia —y se ha mencionado en los textos desde principios del siglo XVII— demuestra cierta revancha de lo imaginario sobre lo racional: no se intentaba siquiera saber qué hubiese hecho más ruido, la rana —admitiendo que se la hubiese podido hacer callar— o el hombre ocupado en batir el estanque. Se ha hecho también mucha literatura sobre este hombre de la tierra, este ser sin relieve, anónimo, del que los textos no hablan. Lo cual sólo es cierto en parte, pues un examen átenlo de nuestros documentos de archivo permitiría, en muchos casos, reconstruir la historia misma de los siervos, y esto es lo que lia podido hacer, con exactitud y talento, un historiador como Jacques Boussard (2). El estudio del cartulario de la abadía de Ronceray le ha permitido reconstruir la historia de un siervo, Constant le Roux : un hombre muy de nuestra tierra, del linaje innumerable de los Le Grand, Le Fort, Le Roux (… ), cuya vida y actividad, por humildes que sean, se deducen del estudio de documentos de apariencia muy insignificante, estas confesiones, censos, contratos, documentos de donaciones, do intercambios, etc., cuyas riquezas potenciales están lejos de haber se agotado.

Este Constant le Roux, siervo del señor de Chantoceaux en Anjou, vive en los últimos años del siglo XI. Es un trabaja dor obstinado, dotado además de una astucia instintiva que le permite no desaprovechar ninguna ocasión de redondear su parcela: las religiosas del monasterio de Ronceray le confían la custodia de una bodega próxima a la iglesia de Saint-Évroull y de unas viñas en el lugar llamado la Doutre. Después es la condesa de Anjou quien le hace don de otra bodega, cerca de las murallas de Angers. Las monjas de Ronceray, a quienes han legado una casa, un horno y unas viñas situadas muy cerca de la bodega de Constant, hacia la puerta de Chanzé, encuentran práctico confiarle el cuidado de todo el conjunto, a título vitalicio; poco después redondean el lote añadiéndole la tierra de l’Espau, que consta de prados y pastos. Pronto Constant, que se ha casado, se cansa de trabajar obteniendo sólo la mitad de los beneficios; a fuerza de insistir ante las religiosas, consigue hacerse conceder las tierras en arrendamiento, lo que para él es mucho más ventajoso. Redondea todavía su explotación con una viña en Beaumont y dos fanegas de prados en la Roche-de Chanzé.

2 I. Boussard en «La vie en Anjou du IXe au XIIIe siècle», Le Moy Age, t. LVI, 1950, p. 29-68.

80 PARA ACABAR CON LA EDAD MEDIA

Después, al no haber tenido hijos, obtiene de las monjas que sus tierras sean reservadas para su sobrino Gautier, mientras que su sobrina Yseut se casará con el bodeguero de la abadía, Rohot. Por último —y su historia es hasta el fin típica de la época—, entrará de monje en la abadía de Saint-Aubin, en el ocaso de su vida, mientras que su mujer, por su parte, será admitida como monja en Ronceray. Añadamos que, para quien aceptara estudiar los documentos, aparecerían muchos Constant le Roux, hombres dotados de la misma tenacidad y que lograron el mismo humilde éxito. Pensamos, por ejemplo, en el documento que se expuso en el Museo de Historia de Francia en el que se veían dos siervas, llamadas Auberede y Romelde, que, a finales del siglo XI (entre 1089 y 1095), compraban su liberación a cambio de una casa que poseían en Beauvais en la plaza del mercado; lo que basta para demostrar que los siervos (en este caso unas siervas) tenían entonces la posibilidad de poseer bienes propios. Una vez sentado esto, es evidente que la condición de siervo no debía de ser muy envidiable y que liberar a los siervos era una obra pía. Los más antiguos cartularios contienen múltiples documentos de liberación, que a veces afectan a cien, doscientos o quinientos siervos, y otras veces a una sola familia o incluso a un solo hombre. Con la servidumbre pasaba lo mismo que con toda restricción a la libertad del hombre: considerada soportable mientras es una contrapartida impuesta por las necesidades vitales, se vuelve intolerable a partir del momento en que el hombre puede asegurarse la subsistencia por sí mismo. El campesino podía considerar positivo el hecho de vivir en una hacienda de la que no se le podía expulsar; pero cuando pudo ganarse la vida en otra parte, si se sentía más dotado para recorrer los caminos y comerciar, prefería la libertad. Es lo que pasó sobre todo cuando se produjo la expansión urbana, a partir de finales del siglo X y durante el XI; los que se encontraban reunidos en el territorio de una ciudad nueva perteneciente a un señor pedían, en primer lugar, poder ir y venir libremente, facultad negada a los siervos e indispensable para los comerciantes.

Esta idea particular de las relaciones del hombre con la tierra, en las que la noción de propiedad plena y completa no interviene, es el rasgo específico de la época. Característica del derecho romano, la propiedad, el derecho de «usar y abusar», no existe en nuestras costumbres medievales, que sólo conocen el uso. Y el uso, además, la mayoría de las veces está gravado con múltiples servidumbres: derecho del campesino del lugar a apacentar sus animales en el bosque de la hacienda, derecho de coger madera para la construcción o para su hogar, etc. La costumbre todopoderosa regula así un juego de interdependencias que hace de la sociedad medieval un tejido extremadamente tupido. Complejo para los historiadores, no lo era menos para los contemporáneos; era necesario recurrir a los ancianos de la región para zanjar disputas y conocer de qué manera la costumbre de tal o cual localidad regulaba tal o cual problema. Hay en ello otra oposición radical entre la sociedad antigua y la sociedad medieval, pero también hay para nosotros, que estamos formados por el derecho romano, una extrema dificultad para comprender cómo se establecían las relaciones de hombre a hombre y entre el hombre y la tierra en los tiempos medievales. De los restos de dex-echos de uso que, en ciertas regiones, persistieron hasta bien entrado el siglo XIX e incluso hasta principios del XX sólo queda un recuerdo en el lenguaje (así, pasto comunal, bosque vedado, etc.). El ejemplo de Counozouls (Aude), que hemos citado en nuestra Histoire de la bourgoisie [3], ilustra perfectamente la diferencia de naturaleza entre uso feudal y propiedad «a la romana». En este pueblo, a pesar del Código civil en general, y más particularmente del Código forestal, que, desde 1827, regula las condiciones de explotación de los bosques, los habitantes habían podido conservar, todavía a principios del siglo XX, los derechos de uso que poseían desde tiempo inmemorial sobre los bosques que rodean el municipio. Por esto, cuando el nuevo propietario de esos bosques, un industrial llamado Jodot que los había comprado a los La Rochefoucauld(4), quiso hacer respetar lo que él podía legítimamente tratar según la ley como su propiedad particular, chocó con la oposición feroz de los habitantes del pueblo. Hoy todavía se puede decir de los habitantes de Counozouls que viven en plena Edad Media —¡esta vez sin abusar del término!—. Pero para ello han necesitado dar prueba de un espíritu de unión y de una cohesión poco comunes, llegando hasta el punto de declararse «república libre» y de enviar a uno de los suyos a estudiar derecho en Tolosa, para poder defenderse y conservar sobre aquellos bosques los derechos de uso que aseguran su prosperidad. En resumidas cuentas, en nuestros países occidentales, la vinculación de la servidumbre jugó en favor del campesino. En los países de la Europa central y oriental, el campesino libre estaba expuesto a todos los azares, a toda la inseguridad que es todavía la de una gran parte de los campesinos de África o de Asia (empezando por el terrible factor de expropiación que constituye el endeudamiento del hombre de la tierra con respecto al

3 Histoire de la bourgeoisie en France, París, Éd. du Seuil, 1962, t. II, p. 588-589. 1 Éstos, como algunos otros antiguos señores, habían dejado subsistir los derechos de uso sobre sus tierras de los que los campesinos habían disfrutado siempre hasta la Revolución.
RANAS Y HOMBRES 82

prestamista, al usurero que le obliga a vender su cosecha antes de recogerla; pero éste es otro tema); sólo mucho más tarde, en la época clásica y en los tiempos modernos, nació, por ejemplo en los países eslavos, una forma de servidumbre infinitamente más dura que la de los campesinos de Occidente en la Edad Media.

En definitiva, acabamos como iniciamos el artículo de aproximación a la Historia científica, nunca existió tal cosa llamada ” derecho de pernada ” y, lo hemos comprobado.

 

 

 

 

Bibliografía [ y O. I. P. ] :

Alain Boureau : Le Droit de cuissage, 1995. ( Versión original en francés )

Pernoud Régine. Para acabar con la Edad Media, 1977. ( pág. 77, 82 ) ( Versión en castellano )

The Lord´s First Night: The Myth of the Droit de Cuissage. Alain Boureau. ( Versión en inglés )

Historia de España. ( Historia de Castilla – Historia de La Corona de Aragón )
Compilación extensa del sistema financiero y administrativo en Castilla y Aragón en el Medievo. ( doce autores )

Otros enlaces de interés online :

https://www.big-lies.org/rationalism/joseph-mccabe-jus-primae-noctis.html

https://leyendasnegrasdelaiglesia.wordpress.com/2011/02/22/52-jus-primae-noctis/

Jus Primae Noctis: Fact or Fiction?

https://cruzamante.blogspot.com/2008/05/jus-primae-noctis-por-vittorio-messori.html

https://www.religionenlibertad.com/opinion/51952179/El-Aderecho-de-pernadaA-y-el-sentido-comun.html

Los sujetos de raza negra son más proclives a conductas agresivas o violentas

 

-El coeficiente intelectual-

 

Así se ha determinado por unos estudios científicos elaborados en Estados Unidos de América que confirmaban otros preexistentes en Europa. No solo eso, todo indica que es la raza negra la que posee una exposición habitual y natural a la violencia. Se ha descartado el habitat o ámbito donde se eduque el sujeto de raza negra, ya que esta particularidad podría quedar reducida a porcentajes ínfimos, lo cual no descarta que aparezcan en determinados momentos incluso por gente con una supuesta educación o que controla generalmente una situación específica ; estrés, presión psicológica, amenaza, adaptación al medio, etcétera.

Fue precisamente en EE.UU donde se iniciaron otras propuestas de estudio más avanzadas para lo que se conocía entonces con el coeficiente intelectual, donde algunos científicos, de alguna manera, quedaron anulados a la hora intentar exponer los desarrollos y test en personas de indistinta raza, dejando claro en el baremo que los sujetos asiáticos ( orientales ) poseían un tanto por ciento de nivel superior al occidental, pero que el asiático no tenía una capacidad desarrollada en su ADN para una superior observación y curiosidad por todo tipo de aspectos de la vida, no obstante para casos excepcionales parece que el rango más alto lo posee un occidental en comparación a la media entre orientales y occidentales. Es decir en estos estudios de coeficiente intelectual ( hay varios formatos y medidas como es sabido para este asunto científico de medición o estimación de capacidad intelectual ) no dista apenas el coeficiente intelectual del sujeto oriental ( p. ej. un nativo japonés de origen ) al sujeto de raza blanca occidental ( p. ej. un nativo español de origen ).

Habiendo abierto camino para estos estudios interrelacionados no queda duda que hay una superioridad general de los sujetos de la raza oriental a los occidentales ( para la media porcentual ), no así en determinados casos individuales que excepcionalmente pueden estar por encima de estos descritos como hemos reseñado. Así solo uno de cada cien sujetos de raza no oriental ni occidental sobrepasaría el nivel de coeficiente intelectual de todas las razas humanas para su índice superior. Si hay o ha habido mezcla racial es difícil de asegurar un porcentaje donde la estimación se elevaría siempre y cuando estuvieren emparentados con razas orientales u occidentales ( raza blanca, al menos entre un 5 a un 10 % ) habría que designar subdivisiones o subgrupos. ( Véase estudios sobre coeficiente intelectual en EE.UU en distintos estados del país con sujetos de varias razas en programa de valoración científica en los años ochenta y noventa del s. XX y trabajos científicos en Europa desde primeros del mismo ). Es decir, hay una especie de guía científica donde determinadas habilidades intelectuales están asociadas a sujetos en general de una determinada raza como lo son otras de cualidades innatas -según la genética- en cualquier raza humana para el organismo físico. Pero parece ser que con determinados aspectos del ser humano un sujeto de raza negra se cree que posee el monopolio de la violencia, entendiéndose esta para una exhibición permanente en actos o comportamientos naturales donde abusa de la agresividad ( sea física o verbal ).

 

 

 

Ancestry_USA_2000

Imagen de referencia de las etnias con ancestros documentados en EE.UU alrededor del año 2000.

 

 

 

Otros aspectos interrelacionados vinculados a las capacides cognitivas ( o para su reacción y comportamiento con otros sujetos ) se conocieron, allá por el año 2016 [ por personal vinculado al Ejército de los Estados Unidos de Norteamérica ), en referencia a sujetos de una determinada cultura o religión. Así un tanto por ciento elevado de gente vinculada históricamente al Islam sufría una significativa reducción de sus capacidades intelectuales debido principalmente a la tradición mantenida durante siglos de casamientos o bodas entre parientes o familiares, por generaciones y dentro de estas, aún de mezcla racial con razas no árabes, daban lugar a estimaciones de una reducción de comprensión en determinados asuntos o incluso a la hora de concentrarse un sujeto de estas características en un específico asunto.

 

 

-Los africanos poseen el gen de la violencia-

 

Estudios recientes han suscitado una controversia al sugerir que un número inusualmente grande de afroamericanos poseen un gen que está relacionado con el comportamiento violento. El gen contribuye a la regulación de las cantidades de monoamino oxidasa[ 1 ] en el cerebro del individuo. Esta enzima afecta a los niveles de neurotransmisores que se sabe que juegan un papel importante en la modulación de la emoción y el comportamiento, como la dopamina, serotonina y norepinefrina

[ 1 ] Las Monoamino oxidasas (abreviatura MAO) son enzimas que catalizan la oxidación de monoaminas y la degradación de neurotransmisores -aminas (serotonina, noradrenalina).

Hay diferentes versiones de este gen, y cada versión contribuye a las diferencias en la cantidad de monoamino oxidasa que es probable que el cerebro del individuo tenga. Esto se debe a que la diferencia en estas versiones tiene que ver con las diferencias en el número de veces que aparece una sección específica para su región promotora. Los tres alelos repetidos conducen a niveles inusualmente bajos de la enzima, y los dos alelos repetidos conducen a niveles más bajos todavía.

A principios de la década de 1990 se experimentó una explosión en la investigación del papel que desempeña la monoaminooxidasa en el cerebro después de que el estudio de una familia con una mutación rara tuviera un número extremadamente alto de criminales violentos. La mutación que esta familia había llevado a niveles muy bajos de monoamino oxidasa y coeficiente en saltos bajos. Llegó a ser conocido como ” Síndrome de Brunner ” después de H.G. Brunner, el investigador que descubrió el gen. Junto con su equipo de investigadores, fueron autor es el artículo ” Retraso mental límite ligado al X con perturbación prominente del comportamiento: fenotipo, localización genética y evidencia para el metabolismo de la monoamina estaba perturbada “.

 

Resumiendo sus conclusiones de la siguiente manera :

 

Hemos identificado un gran pariente holandés con una nueva forma de retraso mental leve no dismórfico no dismórfico ligado al X. Todos los varones afectados en esta familia muestran un comportamiento anormal muy característico, en particular agresivo y a veces violento. Otros tipos de comportamiento impulsivo incluyen incendio, intento de violación y exhibicionismo. Se ha reportado intento de suicidio en un solo caso. El locus para este trastorno podría asignarse al intervalo Xpll-21 entre DXS7 y DXS77 mediante el análisis de enlace utilizando marcadores que abarcan el cromosoma X. Se obtuvo una puntuación máxima de lod multipunto de 3,69 en el locus de monoamino oxidasa tipo A (MAOA) en Xpll.23-11.4. Los resultados de análisis de orina de 24 horas en 3 machos afectados indicaron una marcada alteración del metabolismo de la monoamina. Estos datos son compatibles con un defecto primario en el gen estructural de MAOA y/o monoamino oxidasa tipo B (MAOB). La actividad normal del MAOB plaquetario sugiere que el patrón de comportamiento inusual en esta familia puede ser causado por deficiencia aislada de MAOA.

 

Los investigadores fueron más tarde capaces de diseñar genéticamente ratones con una versión artificial de este gen, y estas ratas también fueron más agresivas que otras ratas. En 1995, Cases y colegas :

 

Deficiencia en monoamino oxidasa A (MAOA), una enzima que degrada la serotonina y la noradrenalina, ha demostrado recientemente estar asociada con un comportamiento agresivo en los hombres de una familia holandesa. Se aisló una línea de ratones transgénicos en la que la integración transgénica causó una deleción en el gen que codificaba MAOA, proporcionando un modelo animal de deficiencia de MAOA. En los cerebros de cachorros, las concentraciones de serotonina se incrementaron hasta nueve veces, y la inmunorreactividad similar a la serotonina estaba presente en las neuronas catecolaminérgicas. En el cachorro y en los cerebros adultos, las concentraciones de noradrenalina se incrementaron hasta 2 veces, y se observaron cambios citoarquitectónicos en la corteza somatosensorial. Alteraciones del comportamiento del cachorro, incluyendo temblores, dificultad para ponerse en pié, y el miedo fueron invertidos por el inhibidor de la síntesis de serotonina paraclorofenilalanina. Los adultos manifestaron un síndrome conductual distinto, incluyendo una mayor agresión en los varones “.

 

Numerosos otros investigadores replicaron estos hallazgos en ratas en 2002, 2007, 2008. Un avance surgió en 2002 cuando Caspi y sus colegas encontraron que los individuos con una versión 2R o 3R del gen mostraron agresión, pero sólo cuando tuvieron una educación difícil. Descubrieron que, por lo tanto, es muy importante examinar la compleja forma en que el estatus socioeconómico y los genes interactúan entre sí. Claramente, no es un problema de ” naturaleza vs. nutrición, pero como es a menudo el caso, una cuestión de una interacción muy complicada entre los dos. Bryd y Manuch encontraron esto en 2013 también en un metanálisis, en el que 27 estudios sobre el tema fueron recopilados en ” MAOA, Maltreatment infantil, y comportamiento antisocial : Meta-análisis de una interacción gene-ambiente “; Se encontró que 20 de estas cohortes ( o trazas ) replicaban los efectos.

Desarrollo

En un estudio seminal de la interacción gen-ambiente, el maltrato infantil predijo un comportamiento antisocial más fuertemente en sujetos masculinos que llevaban una variante promotora de MAOA de menor eficiencia transcripcional, en comparación con una mayor eficiencia transcripcional. Se han notificado muchas investigaciones adicionales, incluidos estudios de otras exposiciones ambientales tempranas y sujetos femeninos. Aquí, informamos de un meta-análisis de estudios que prueban la interacción del genotipo MAOA y adversidades infantiles sobre los resultados antisociales en muestras predominantemente no clínicas.

Métodos

Se incluyeron 27 estudios revisados por pares en inglés publicados hasta agosto de 2012, que contenían indicadores de maltrato u otras dificultades familiares (por ejemplo, crianza, dificultades sociodemográficas); Genotipo MAOA; los índices de comportamiento agresivo y antisocial; y prueba estadística de interacción genotipo-medio ambiente. Se excluyeron los estudios de muestras forenses y exclusivamente clínicas, las cohortes clínicas que carecían de sujetos de control proporcionalmente coincidentes o resultados no específicos para el comportamiento antisocial. La prueba Z ponderada Liptak-Stouffer para metanálisis se implementó para maximizar la inclusión del estudio y se calculó por separado para cohortes masculinas y femeninas.

Resultados

A lo largo de 20 cohortes masculinas, la adversidad temprana presagiaba con mayor fuerza los resultados antisociales para la baja actividad, en relación con la alta actividad, el genotipo MAOA (p .0044). Los análisis estratificados mostraron la interacción específica para el maltrato (p .00000082) y robusta a varios análisis de sensibilidad. A lo largo de 11 cohortes femeninas, MAOA no interactuó con adversidades combinadas de la vida temprana, mientras que el maltrato por sí solo predijo comportamientos antisociales preferentemente, pero débilmente, en sujetos femeninos de genotipo MAOA de alta actividad (p .02).

Conclusiones

Encontramos variación regulatoria común en la MAOA a efectos moderados del maltrato infantil en comportamientos antisociales masculinos, confirmando un hallazgo centinela en la investigación sobre la interacción gen-ambiente. Una constatación análoga, pero menos coherente, en los sujetos femeninos merece una investigación más profunda.”

Por lo tanto, este efecto es consistente en sujetos masculinos, y algo frecuente en sujetos femeninos maltratados, aunque este último hallazgo es menos consistente. Algunos estudios han relacionado la MAOA de baja actividad con la obesidad y un supuesto uso abusivo de comprar o consumir o endeudarse con tarjetas de crédito. 2009 , Beaver et al. 2009 , y Beaver et al. 2013 han encontrado que la posesión de genes MAOA de baja actividad aumenta el riesgo de que el individuo termine en prisión. [ actividad no es porcentaje ]Escribe en ” Explorando la asociación entre el alelo de 2 repeticiones del polimorfismo promotor de genes MAOA y rasgos de personalidad psicópata, arrestos, encarcelamiento y comportamiento antisocial de por vida ” :

 

“Una línea de investigación ha revelado que un polimorfismo en la región promotora del gen MAOA está relacionado con fenotipos antisociales. La mayoría de estos estudios examinan los efectos de los alelos bajos de la actividad MAOA (alelos de 2 repeticiones y 3 repeticiones) contra los efectos de los alelos de alta actividad de la MAOA (3,5-repetir, 4-repetir, y a veces 5-repetir alelos), con investigaciones que indican que la baja actividad de maOA los alelos confieren un mayor riesgo para los fenotipos antisociales. El estudio actual examinó si el alelo de 2 repeticiones, que se ha demostrado que es funcionalmente diferente del alelo de 3 repeticiones, se asoció con una gama de fenotipos antisociales en una muestra de varones extraídos del Estudio Longitudinal Nacional de la Adolescencia Salud. Los análisis revelaron que los varones afroamericanos que llevaban el alelo de 2 repeticiones eran, en comparación con otros genotipos masculinos afroamericanos, significativamente más propensos a ser arrestados y encarcelados. Otros análisis revelaron que los portadores machoafroamericanos del alelo de 2 repeticiones obtuvieron una puntuación significativamente mayor en un índice de fenotipos antisociales y sobre medidas que evalúan la participación en comportamientos violentos a lo largo de la vida. No hubo ninguna asociación entre el alelo de 2 repeticiones y una escala de rasgos de personalidad psicopática continuamente medida. Los efectos del alelo de 2 repeticiones no pudieron ser examinados en varones caucásicos porque sólo el 0,1% lo llevaba.

 

Polémicamente, hay una gran cantidad de raza-diferencial en la distribución de estos genes. En un estudio de 2.574 blancos y 164 negros, Beaver et al. (2013) encontraron que 5.2 de los sujetos negros poseían el mayor riesgo de alelo 2R, mientras que sólo el 0.1 por ciento de los blancos lo tenían. Widom y Brzustowicz (2006) en un estudio de 180 blancos y 98 no blancos encontraron que el 6,2 por ciento de los no blancos lo tenían y el 0,6 por ciento de los blancos lo tenían. En un estudio de pacientes psiquiátricos, Reti et al. (2011) encontraron que el 4,7 por ciento de 232 negros tenían el gen, mientras que sólo el 0,5 por ciento de los 232 blancos lo tenían. (2014) encontraron que el 6 por ciento de 86 negros lo tenían, mientras que el 0 por ciento de 106 blancos lo tenían.

Lo mismo se ha encontrado para la versión 3R del gen. Este gen todavía está asociado con el aumento de la violencia, pero no tan severamente como el gen 2R, que causa niveles más bajos de monoamino oxidasa. Sabo, Hu y Hamer (1998) encontraron entre 539 blancos y 52 negros que el 59,1 por ciento de los negros lo tenían y el 33,1 por ciento de los blancos lo tenían. (2013) encontraron que el 52,3 por ciento de los negros lo tenían y el 37 por ciento de los blancos lo tenían entre 2.574 blancos y 164 negros. Widom y Brzustowicz (2006) encontraron 74.1 por ciento entre los negros y 62.8 por ciento entre los blancos entre 196 blancos y 143 no blancos. (2006) encontraron el 54,1 por ciento de los negros y el 36,1 por ciento de los blancos entre 37 negros y 274 blancos. Encontró el 48,7 por ciento de los negros y 34,1 de los blancos entre 365 blancos y 232 negros. Choe et al. encontraron 42.2 por ciento negros y 30 blancos entre 106 blancos y 83 negros.

 

 

 

Bibliografía

https://www.tremr.com/Duck-Rabbit/african-americans-possess-violence-gene-researchers-find

[ Algunos enlaces internos del artículo científico ]

Haz clic para acceder a ajhg00064-0013.pdf

Haz clic para acceder a Beaver.pdf

o también enlaces alternativos :

Beaver

nihms215357

nihms-400240

Otros enlaces interrelacionados con la temática científica :

Walter White – ¨Qui‚n Trajo los Esclavos a Norteam‚rica)

murderbymedia3-wordpress-com

EUROPEAN_BACKGROUND OF AMERICAN HISTORY 1300-1600_

Jews&amp;Blacks

color-of-crime

 

 

 

*Capturas de pantalla del artículo con la información científica compartida sobre estas líneas :

 

 

Screenshot_2019-06-22 African Americans possess violence gene, researchers find2

Nombre456

Nombre457

Nombre458

Nombre459

Nombre460

Nombre461

 

Screenshot_2019-06-22 MAOA, Childhood Maltreatment, and Antisocial Behavior Meta-analysis of a Gene-Environment Interaction

 

Más de 150.000 judíos en el Ejército de Hitler, la pesadilla de La Masonería

-Más de 150.000 judíos en el Ejército de Hitler-

 

A la hora de confeccionar este artículo, nos atrajo la idea de buscar un enunciado sugestivo y apropiado a la Historia científica, no sin dificultad, pero optamos por precisar lo que es más aproximado con el adverbio de cantidad : más.

Algunos usuarios en lo que hoy se conoce como redes sociales pudieron sufrir un ” shock ”  temporal al ubicar este enunciado ; pronto aparecieron todo tipo de suposiciones rápidas y fáciles ; acaso de que este fue el motivo de la derrota de A. Hitler o que sufriera atentados por sus propios mandos alemanes, no menos el que La Masonería ( Aliados por entonces nombre para los ejércitos goyim o ~akum [ argot coloq. Talmud para referir a los esclavos o gentiles ] de las potencias vencedoras ) censurara y ocultare de mil maneras estas cifras siquiera que hubiera judíos o gentes de origen judío en las filas alemanas, por de pronto porque se caería el ” chiringuito ” [ véase otros apartados de gentes de origen judío famosos intelectuales de la época que negaron no solo el Holocausto judío del s. XX sino además el hecho de que se promocionara aún como propaganda de guerra : La Famosa Propaganda ].

Es indudable, que, los datos que aquí aparecen no serán aceptados de forma general por gente excesivamente penetrada principalmente por las ideas sionistas y extensivas al mundo del cine jolivudiense, cargo que tenemos presente siempre para todo tipo de asuntos sensibles y ajustando la propiedad de las palabras a su justa medida del significado de las cosas. Solicitud de gente inquieta que desea saber más de lo que han podido encontrar hasta hoy. Hay no obstante la licitud -no podía ser de otra manera- de que el lector dude o rechace legítimamente la información aportada aunque esto supondrá alejarse de la ciencia o su aproximación a tal virtud natural concedida por y para la Humanidad.

Pocas obras hablan de que Hitler poseía un ministro de origen judío antes de estallar la Gran Guerra ( como refiere el gran periodista y escritor mejicano Salvador Borrego Escalante ) y que este mismo ministro se encargó de rechazar la dañina y masiva propaganda anti-occidental contra los alemanes.

No todas las víctimas fueron judías, pero cada judío era una víctima. “-Elie Wiesel hablando de la segunda guerra mundial.

Obras científicas que han sido escritas en idioma inglés y que deseamos ubicarlas con tal formato para que el lector estime su traducción de la manera más precisa.

 

150 000 Jews in Hitler’s Army

 

This bit of history was hidden from us until researcher Bryan Mark Rigg (a Jew!) recently uncovered

Hitler’s Jewish Army

Not every victim was a Jew but every Jew was a victim.

Elie Wiesel speaking of World War II.

If there were Jews in (Hitler’s) armed forces…who served knowing what was going on and made no attempt to save (lives), well then that is unacceptable and dishonorable.

Rabbi Marvin Hier, director of the Simon Wiesenthal Institute.

Thousands of men of Jewish descent and hundreds of what the Nazis called ‘full Jews’ served in the German military with Adolf Hitler’s knowledge and approval.

Cambridge University researcher Bryan Rigg has traced the Jewish ancestry of more than 1,200 of Hitler’s soldiers, including :

 

· Two field marshals, (God knows how many Jews they killed)

· Fifteen generals, (God knows how many Jews they killed)

· Two full generals, (God knows how many Jews they killed)

· Eight lieutenant generals, (God knows how many Jews they killed)

· Five major generals, ” commanding up to 100,000 troops. ( God only knows how many Jews they killed ) “

In approximately 20 cases, Jewish soldiers in the Nazi army were awarded Germany’s highest military honor, the Knight’s Cross.

One of these Jewish veterans is today an 82 year old resident of northern Germany, an observant Jew who served as a captain and practiced his religion within the Wehrmacht throughout the war.

One of the Jewish field marshals was Erhard Milch, deputy to Luftwaffe Chief Hermann Goering. Rumors of Milch’s Jewish identity circulated widely in Germany in the 1930s.

In one of the famous anecdotes of the time, Goering falsified Milch’s birth record and when met with protests about having a Jew in the Nazi high command, Goering replied, “I decide who is a Jew and who is an Aryan.”

DID THE JEWS IN HITLER’S ARMY CAUSE THE ‘HOLOCAUST’ ?

Rigg’s research also shed light on stories surrounding the rescue by German soldiers of the Lubavitcher grand rabbi of that time, who was in Warsaw when the war broke out in 1939.

Joseph Isaac Schneerson was spirited to safety after an appeal to Germany from the United States. Schneerson was assisted by a German officer Rigg has identified as the highly decorated Maj. Ernst Bloch, whose father was a Jew.

Jews also served in the Nazi police and security forces as ghetto police (Ordnungdienst) and concentration camp guards (kapos).

So what happens to the claim that Hitler sought to exterminate all Jews, when he allowed some of them to join in his struggle against Bolshevism and International finance capitalism?

” If the Jews were permitted to serve in Hitler’s armed forces then there could not have been a Holocaust. “

During World War II thousands of Jews served in the Wehrmacht, many awarded the Cross for Bravery. Jews serving in the SS. Were they also in the Gestapo? As ‘Gestapo’ is an abbreviation of “Geheime Stadt Polizei”, meaning State Secret Police,

 

Sources :

William D. Montalbano, “The Jews in Hitler’s Military,” Los Angeles Times, Dec. 24, 1996.

Tom Tugend, “Grad student uncovers Jews who fought for Adolf Hitler,” Jewish Telegraph Agency, Dec. 26, 1996.

Lenni Brenner, Zionism in the Age of the Dictators.

 

EXwnTQTX0AALe-H

 

 

 

 

 

 

-Hitler’s Jewish Soldiers-

The Untold Story of Nazi Racial Laws and Men of Jewish Descent in the German Military Bryan Mark Rigg, and other one jew person archives :

 

Image of Military Service Book,
Military service book of “half-Jew” Hermann Aub

Picture of a line of soldiers,
Soldiers taking the oath of allegiance to Hitler
Horst Geitner, “Half-Jew” Horst Geitner was awarded both the Iron Cross Second Class and the Silver Wound Badge.
Werner Goldberg, “half-Jew”, who was blond and blue-eyed, was used by a Nazi propaganda newspaper for its title page. Its caption for : ” The Ideal German Soldier. ”

Commander Paul Ascher, “Half-Jew” Commander Paul Ascher, Admiral Lütjens’s first staff officer on the battleship Bismarck; Ascher received Hitler’s Deutschblütigkeitserklärung. ( Military awards: EKI, EKII, and War Service Cross Second Class. )

Admiral Bernhard Rogge

“Quarter-Jew” Admiral Bernhard Rogge wearing the Ritterkreuz; he received Hitler’s Deutschblütigkeitserklärung. (Military awards: oak leaves to Ritterkreuz, Ritterkreuz, samurai sword from the emperor of Japan, EKI, and EKII.)
Picture of Johannes Zukertort

“Half-Jew” Johannes Zukertort (last rank general) received Hitler’s Deutschblütigkeitserklärung.

Colonel Walter H. Hallaender

“Half-Jew” Colonel Walter H. Hollaender, decorated with the Ritterkreuz and German-Cross in Gold; he received Hitler’s Deutschblütigkeitserklärung. (Military awards: Ritterkreuz, German-Cross in Gold, EKI, EKII, and Close Combat Badge.)

Luftwaffe General Helmut Wilberg
“Half-Jew” and later Luftwaffe General Helmut Wilberg; Hitler declared him Aryan in 1935. (Military awards: Hohenzollern’s Knight’s Cross with Swords, EKI, EKII.)

Fielf-Marshal Erhard Milch
“Half-Jew” and field-marshal Erhard Milch (left) with General Wolfram von Richthofen. Hitler declared Milch Aryan. He was awarded the Ritterkreuz for his performance during the campaign in Norway in 1940.

General Gotthard Heinrici.
General Gotthard Heinrici, who was married to a “half-Jew,” meeting Hitler in 1937.

 

Contrary to conventional views, Rigg reveals that a startlingly large number of German military men were classified by the Nazis as Jews or “partial-Jews” (Mischlinge), in the wake of racial laws first enacted in the mid-1930s. Rigg demonstrates that the actual number was much higher than previously thought–perhaps as many as 150,000 men, including decorated veterans and high-ranking officers, even generals and admirals.

As Rigg fully documents for the first time, a great many of these men did not even consider themselves Jewish and had embraced the military as a way of life and as devoted patriots eager to serve a revived German nation. In turn, they had been embraced by the Wehrmacht, which prior to Hitler had given little thought to the “race” of these men but which was now forced to look deeply into the ancestry of its soldiers.

The process of investigation and removal, however, was marred by a highly inconsistent application of Nazi law. Numerous “exemptions” were made in order to allow a soldier to stay within the ranks or to spare a soldier’s parent, spouse, or other relative from incarceration or far worse. ( Hitler’s own signature can be found on many of these “exemption” orders. ) But as the war dragged on, Nazi politics came to trump military logic, even in the face of the Wehrmacht’s growing manpower needs, closing legal loopholes and making it virtually impossible for these soldiers to escape the fate of millions of other victims of the Third Reich.

Based on a deep and wide-ranging research in archival and secondary sources, as well as extensive interviews with more than four hundred Mischlinge and their relatives, Rigg’s study breaks truly new ground in a crowded field and shows from yet another angle the extremely flawed, dishonest, demeaning, and tragic essence of Hitler’s rule.
Mugshot Style Pictures of Anton Mayer
Side and front photographs of “half-Jew” Anton Mayer, similar to those that often accompanied a Mischling’s application for exemption.

Hitler’s Jewish Soldiers

Clip of one-hour documentary and Israel TV interview with the director Larry Price. Full video available at Amazon.com

 

University Press of Kansas-
As featured on NBC-TV’s Dateline
(first aired Sunday, June 9, 2002)
WINNER OF THE 2003 COLBY AWARD
William E. Colby Military Writers Symposium

http://www.kansaspress.ku.edu/righit.html

 

 

 

 

 

As Many As 150,000 Jews
Served In Hitler’s Military

(Reuters) — As many as 150,000 men of Jewish descent served in the German military under Adolf Hitler, some with the Nazi leader’s explicit consent, according to a U.S. historian who has interviewed hundreds of former soldiers.

Bryan Mark Rigg, history professor at the American Military University in Virginia, told Reuters on Thursday that the issue of soldiers of partial Jewish descent was long a somewhat taboo subject, overlooked by most academics as it threw up thorny questions.

“Not everybody who wore a uniform was a Nazi and not every person of Jewish descent was persecuted,” he said. “Where do they belong? They served in the military but lost mum at Auschwitz.”

According to the Nuremberg Laws of 1935, Jews or those of partial Jewish descent were unfit for military service, but Rigg tracked down and interviewed more than 400 former soldiers of partial Jewish descent — labelled “Mischlinge” (“half-caste”) by the Nazis.

He estimates there were about 60,000 soldiers with one Jewish parent and 90,000 with a Jewish grandparent in the Wehrmacht, the regular army as distinct from the Nazi SS.

“They thought ‘if I serve well they’re not going to hurt me and not going to hurt my family’,” he said.

However, on returning home from the campaign in Poland at the start of the war to find persecution of their families worsening, many soldiers classified as half-Jewish started to complain, prompting Hitler to order their dismissal in 1940.

But many of these so-called half-Jewish soldiers continued to serve, sometimes due to delays in the discharge order reaching the front, because they concealed their background or because they applied and won clemency for good service.

Many senior officers with Jewish ancestry won special permission to serve from Hitler himself.

“History is not so black and white. History about Mischlinge shows how bankrupt the Nazi racial laws were,” said Rigg.

 

SENSITIVE SUBJECT

While Germany has long been aware of men serving as soldiers who Nazi race laws should have classified as Jewish, most notably former Chancellor Helmut Schmidt and Luftwaffe Field Marshal Erhard Milch, Rigg’s large estimate has surprised many.

Die Welt daily called Rigg’s book “Hitler’s Jewish Soldiers” “one of the most important Holocaust studies of recent years”. The author was in Berlin to launch the German language version.

“The Mischlinge suffered the same fate in academic life as they did in real life. There was nobody to speak for them,” Rigg said. “People thought it could be misinterpreted, it would be like saying: ‘look they did it to themselves’.”

Rigg, who has served in the U.S. Marines and as a volunteer in the Israeli army, was moved to research the subject after he discovered his own Jewish ancestry while probing his family tree and after a chance meeting with a Jewish Wehrmacht veteran.

Many of his subjects were telling their story for the first time and in some cases their families knew nothing of their Jewish heritage. “They would talk their hearts out, telling me all about this schizophrenic story they went through,” he said.

He is convinced that most of the soldiers of Jewish decent were not aware of the Nazis’ systematic murder of Jews, noting that most half-Jews reported to deportation stations in 1944.

“Most say they do not feel guilty about serving in the military, they feel guilty about what they didn’t do to save their relatives,” he said.

 

PETER EPHROSS
Jewish Telegraphic Agency

Erhard Milch with Gen. Wolfam von Richthofen
“Half-Jew” and field-marshal Erhard Milch, left, stands with Gen. Wolfam von Richthofen. Hitler declared Milch an Aryan.
( By Photo courtesy of University of Kansas )

In the summer of 1992, Bryan Mark Rigg, then a student at Yale, was in Germany researching his family history when he attended a screening of “Europa, Europa.”

Since his German wasn’t so good, he asked an elderly man sitting next to him to translate the film, which tells the story of Shlomo Perel, a Jew who survived the Holocaust by falsifying his identity – and who served in the German army for part of World War II.

After the movie, the man told Rigg that his story was similar to Perel’s. Over a drink, the man told Rigg about his experiences as a “quarter-Jew” who had served for Germany on the Russian front.

The conversation fascinated Rigg and spurred him to investigate whether there were more soldiers of Jewish descent in the Nazi army.

He began checking – and sure enough, there were.

What’s more, little scholarly work had been done on these mischlinge, as the Nazis called Germans with Jewish roots.

“They suffered the same fate in academic life that they did in the Third Reich. Nobody wanted them. Nobody claimed them. So nobody knows about them,” Rigg, 31, told JTA recently.

The encounter launched a 10-year odyssey for Rigg that culminated in “Hitler’s Jewish Soldiers,” which is making waves in both the media and academia.

The Chronicle of Higher Education printed a lengthy article on Rigg and his book, and he appeared on a segment on NBC’s “Dateline” last month, titled “Hiding in Plain Sight.”

In the book, Rigg tells the strange-but-true story of these wartime German soldiers with Jewish roots.

Based on interviews with more than 400 of these former soldiers, along with some statistical extrapolation, Rigg concluded that more than 100,000 such soldiers – who were considered Jewish, according to Nazi racial laws – served in the German military.

Many researchers consider this number an exaggeration and dismiss Rigg, who teaches at the online American Military University, as publicity-hungry.

“This is not a bombshell,” Raul Hilberg, one of the deans of Holocaust scholarship, recently told The Chronicle of Higher Education. ” We have known that there were thousands” of men with Jewish roots “in the German army. “

Some also have taken aim at the book’s title. After all, Rigg himself says that only 60 percent of the “half-Jews” and only 30 percent of the “quarter-Jews” who served as soldiers were Jewish according to Jewish law.

Many didn’t even know they were Jewish because their families had assimilated.

But many scholars support Rigg in his contention that his book, based on his doctoral dissertation at Cambridge University in England, casts new light on Nazi policy and the Holocaust.

Rigg’s “diligent” and “sustained” research calls into question some previous assumptions about Nazi policy during the Holocaust, Holocaust scholar Michael Berenbaum told JTA. Rigg’s book “shows that there was a greater degree of flexibility in the anti-Jewish policy than previously realized,” says Berenbaum, author of “The World Must Know: The History of the Holocaust.”

Berenbaum highlights the importance of Rigg’s evidence showing that, as late as 1943, Hitler was spending his time pondering the fate of individual soldiers with Jewish roots.

While the German war machine was focused on battling allied forces, Hitler was “deciding whether this guy’s face is Jewish. It’s unbelievable,” Berenbaum says.

Rigg admits that it’s a bit unbelievable that he became a Holocaust scholar.

“Ten years ago, if you had asked me that this was going to happen, that we’d be sitting here talking about this, I’d be like, ‘No way.’ “

Tall, fit and square-jawed – and prone to use the words “honored” and “gentlemanly” in conversation – Rigg looks more like a former football player and Marine from Texas – which, in fact, he is.

As a teen-ager, Rigg attended the Fort Worth Christian Academy and spent time on Protestant missions.

While researching his family history that summer in 1992, Rigg found some records indicating that many of his mother’s ancestors were Jewish.

“I have some ancestors who were running around in skirts in Northern Scotland hacking up each other. That’s part of my tradition as well. I also have some tradition going to the Temple Mount,” he says.

But it wasn’t just his Christian upbringing that made him an unlikely candidate for research into the Holocaust. Throughout his research, he spoke to many scholars who dissuaded him from his work.

He was told that the subject matter was either too tangential or would cause problems for Jews, Rigg recalls, but he turned the criticism into a challenge.

It wasn’t his first academic obstacle: As a young child, he failed first grade twice. Only when he was placed into a university-affiliated school did he begin to flourish.

After high school, he was rejected from the Ivy League schools he had dreamed of attending. So he spent a fifth year of high school studying and playing football at an East Coast private school, and then was accepted at Yale.

Even today, Rigg appears to be motivated by the discouragement he says he received from some scholars.

At a lecture last month at the Leo Baeck Institute in New York, Rigg says some scholars “exuded an air of academic arrogance that irritated me.” In an interview with JTA, he discussed his time spent in “the bowels of the academic establishment.”

Armed with this motivation, as well as some encouragement from his family and from scholars such as Jonathan Steinberg, his doctoral adviser at Cambridge, Rigg persevered.

After spending time with some of the soldiers, Rigg felt he owed something to them – and to what he calls truth, which he uses without an ounce of irony.

Rigg himself contributed to “personal truth” – “outing” some of these soldiers’ Jewish roots to their own families.

Some of the soldiers Rigg learned about became interested in their Judaism after the war, but others died without telling anyone – and Rigg was the one to inform their families.

Even if many of his subjects didn’t consider themselves Jewish, their experiences during the war highlight a gray spot in the world of the Holocaust, Rigg says.

Are they perpetrators or are they victims ? Do they share the guilt or do they share the victimhood ? ” he asks. ” They’re between two stools all the time. “

So is Rigg, in many ways. Raised a fundamentalist Protestant, he studied at the Ohr Sameach Yeshiva in Jerusalem while conducting his research, and says he now professes that he believes in no specific religion beyond general “tolerance.”

His time at a yeshiva was just one of the turns Rigg’s life has taken during the last decade. He also spent time in a program the Israeli Army runs for volunteers from abroad, and even did a stint in the U.S. Marine Corps from 1999 to 2001.

But, he says, he made a commitment to his subjects to tell their story. He has done that both through his book and through an archive in the German city of Freiburg that he has filled with the fruits of his research.

Now I’ve honored that commitment and I can walk away after all this is done, and be happy,” he says.
http://www.jewishaz.com/jewishnews/020705/army.shtml

 

 

 

Hitler’s Jewish Soldiers – Perhaps 150,000 Jews Fought Valiantly

The Untold Story of Nazi Racial Laws and Men of Jewish Descent in the German Military

By Bryan Mark Rigg

 

 

 

 

 

 

To be featured on NBC-TV’s Dateline in June 2002

On the murderous road to “racial purity” Hitler encountered unexpected detours, largely due to his own crazed views and inconsistent policies regarding Jewish identity. After centuries of Jewish assimilation and intermarriage in German society, he discovered that eliminating Jews from the rest of the population was more difficult than he’d anticipated. As Bryan Mark Rigg shows in this provocative new study, nowhere was that heinous process more fraught with contradiction and confusion than in the German military. Contrary to conventional views, Rigg reveals that a startlingly large number of German military men were classified by the Nazis as Jews or “partial-Jews” (Mischlinge), in the wake of racial laws first enacted in the mid-1930s. Rigg demonstrates that the actual number was much higher than previously thought–perhaps as many as 150,000 men, including decorated veterans and high-ranking officers, even generals and admirals.

As Rigg fully documents for the first time, a great many of these men did not even consider themselves Jewish and had embraced the military as a way of life and as devoted patriots eager to serve a revived German nation. In turn, they had been embraced by the Wehrmacht, which prior to Hitler had given little thought to the “race” of these men but which was now forced to look deeply into the ancestry of its soldiers. The process of investigation and removal, however, was marred by a highly inconsistent application of Nazi law. Numerous “exemptions” were made in order to allow a soldier to stay within the ranks or to spare a soldier’s parent, spouse, or other relative from incarceration or far worse. (Hitler’s own signature can be found on many of these “exemption” orders.) But as the war dragged on, Nazi politics came to trump military logic, even in the face of the Wehrmacht’s growing manpower needs, closing legal loopholes and making it virtually impossible for these soldiers to escape the fate of millions of other victims of the Third Reich. Based on a deep and wide-ranging research in archival and secondary sources, as well as extensive interviews with more than four hundred Mischlinge and their relatives, Rigg’s study breaks truly new ground in a crowded field and shows from yet another angle the extremely flawed, dishonest, demeaning, and tragic essence of Hitler’s rule.

Side and front photographs of “half-Jew” Anton Mayer, similar to those that often accompanied a Mischling’s application for exemption. To see more photographs from the book, click here “Through videotaped interviews, painstaking attention to personnel files, and banal documents not normally consulted by historians, and spurred by a keen sense of personal mission, Rigg has turned up an unexplored and confounding chapter in the history of the Holocaust.

The extent of his findings has surprised scholars.”–Warren Hoge, New York Times “The revelation that Germans of Jewish blood, knowing the Nazi regime for what it was, served Hitler as uniformed members of his armed forces must come as a profound shock. It will surprise even professional historians of the Nazi years.” –John Keegan, author of The Face of Battle and The Second World War “Startling and unexpected, Rigg’s study conclusively demonstrates the degree of flexibility in German policy toward the Mischlinge, the extent of Hitler’s involvement, and, most importantly, that not all who served in the armed forces were anti-Semitic, even as their service aided the killing process.”–Michael Berenbaum, author of The World Must Know: The History of the Holocaust “Rigg’s extensive knowledge and the preliminary conclusions drawn from his research impressed me greatly. I firmly believe that his in-depth treatment of the subject of German soldiers of Jewish descent in the Wehrmacht will lead to new perspectives on this portion of 20th century German military history.”–Helmut Schmidt, Former Chancellor of Germany “An impressively researched work with important implications for hotly debated questions. Rigg tells some exquisitely poignant stories of individual human experiences that complicate our picture of state and society in the Third Reich.”–Nathan A. Stoltzfus, Florida State University, author of Resistance of the Heart: Intermarriage and the Rosenstrasse Protest in Nazi Germany “An impressive work filled with interesting stories. . . .

By helping us better understand Nazi racial policy at the margins–i.e., its impact on certain members of the German military–Rigg’s study clarifies the central problems of Nazi Jewish policies overall.”–Norman Naimark, Stanford University, author of Fires of Hatred: Ethnic Cleansing in Twentieth-Century Europe “An illuminating and provocative study that merits a wide readership and is sure to be much discussed.”–Dennis E. Showalter, Colorado College, author of Tannenberg: Clash of Empires “An outstanding job of research and analysis. Rigg’s book will add a great deal to our understanding of the German military, of the place of Jews and people of Jewish descent in the Nazi state, and of the Holocaust. It forces us to deal with the full, complex range of possible actions and reactions by individuals caught up in the Nazi system.”–Geoffrey P. Megargee, author of Inside Hitler’s High Command “With the skill of a master detective, Bryan Rigg reveals the surprising and largely unknown story of Germans of Jewish origins in the Nazi military. His work contributes to our understanding of the complexity of faith and identity in the Third Reich.”–Paula E. Hyman, Yale University, author of Gender and Assimilation in Modern Jewish History and The Jews of Modern France “A major piece of scholarship which traces the peculiar twists and turns of Nazi racial policy toward men in the Wehrmacht, often in the highest ranks, who had partly Jewish backgrounds. Rigg has uncovered personal stories and private archives which literally nobody knew existed.

His book will be an important contribution to German history.”–Jonathan Steinberg, University of Pennsylvania, author of All or Nothing: The Axis and the Holocaust 1941-1943 “An original, groundbreaking, and significant contribution to the history of the Wehrmacht and Nazi Germany.”–James S. Corum, School of Advanced Air Power Studies, author of The Roots of Blitzkrieg and The Luftwaffe “Rigg’s work has discovered new academic territory.”–Manfred Messerschmidt, Freiburg University, author of Die Wehrmacht im NS-Staat (The Wehrmacht in the Nazi State) BRYAN MARK RIGG received his B.A. with honors in history from Yale University in 1996. Yale awarded him the Henry Fellowship for graduate study at Cambridge University, where he received his M.A. in 1997 and Ph.D. in 2002. Currently Professor of History at American Military University, he has served as a volunteer in the Israeli Army and as an officer in the U.S. Marine Corps. His research for this book has been featured in the New York Times, Los Angeles Times, and London Daily Telegraph. The thousands of pages of documents and oral testimonies (8mm and VHS video) the author collected for this study have been purchased by the National Military Archive of Germany. The Bryan Mark Rigg Collection is housed in the Bundesarchiv-Militrarchiv in Freiburg, Germany. Click here to learn more about the author and his research experiences.

 

 

 

 

Sources :

http://www.kansaspress.ku.edu/righit.html

From Haaretz: http://www.haaretz.co.il/hasite/pages/ShArtPE.jhtml?itemNo=608260&contrassID=2&subContrassID=5&sbSubContrassID=0

http://just-another-inside-job.blogspot.com.es/2004/03/adolph-hitler-jew.html

http://just-another-inside-job.blogspot.com.es/2007/04/150-000-jews-in-hitlers-army.html

http://just-another-inside-job.blogspot.com.es/2004/03/jews-and-cannibalism.html

 

 

 

Memorandum

Como hablabamos al principio del tema a tratar, hemos comprobado -a ciencia cierta- que Hitler no poseía odio ni rechazo a los judíos como pueblo, como identidad o como raza, no escatimó en intentos de que sus discursos llegaran traducidos de la mejor forma posible [ En Nuremberg, ya terminada la guerra, no había traductores de verdad y, los propios acusados hacían de traductores ], aunque como sabemos las pésimas traducciones dieron como resultado más propaganda negativa contra los alemanes. PERO sí luchó contra el peor enemigo y real que amenazaba a Occidente : La Masonería.

Otras obras científicas, de autores galos, del s. XX, nos hacen ver que efectivamente Hitler no odiaba a los judíos, tanto es así, que, nos recuerdan con documentos de la época que el niño Adolf salvó la vida a un amigo suyo cuando cayó a un lago que se formaba cerca donde vivían. El amigo no sabía nadar, y su amigo Hitler apenas dominaba estar en el agua, el niño Hitler se lanzó de golpe a salvar a su amigo con éxito donde estuvo a punto de perder la vida. El hecho pasó desaparecibido debido a La Famosa Propaganda ( de guerra ) al finalizar la II Guerra Mundial. Y decimos que pasó desapercibido porque el niño salvado por Hitler era el hijo de un famoso judío local de la villa donde vivían y dueño de un periódico de ámbito regional, por este motivo el niño Hitler fue noticia en portada recibiendo una medalla al : valor.

Terminamos y al hilo de lo que se ha dicho, como empezamos dejando entrever que el usuario debe de indagar ( acaso consultar ) por su cuenta para encontrar la información o datos científicos de la temática, por ello no aportamos la obra que hace referencia a tal suceso magnífico y totalmente documentado en la época del niño Hitler, porque Adolf Hitler era ya un líder dentro de su grupo de amigos donde todos lo respetaban.